Porfiriato

Tras la caída del emperador Maximiliano de Habsburgo y los gobiernos de Benito Juárez y Sebastián Lerdo de Tejada, daría inicio uno de los regímenes políticos personalistas más icónicos de toda la historia de México: el porfiriato. A continuación, os contamos su historia.

¿Qué fue el porfiriato?

Se define como porfiriato o porfirismo al periodo histórico de México durante el cual el poder político estuvo controlado, directa o indirectamente, por José de la Cruz Porfirio Díaz Morí, más conocido como Porfirio Díaz (quien fuese, quizás, el militar oaxaqueño más destacado de la historia de México debido a las hazañas militares que consiguió durante la segunda intervención francesa en dicho país).

¿Cuántas décadas duró el porfiriato?

El porfiriato, como periodo histórico, comprende desde el 28 de noviembre de 1876, con la asunción de Porfirio Díaz como presidente interino de México, hasta el 25 de mayo de 1911, fecha en la que este presentó su renuncia al Congreso.

Cabe destacar que, dentro del porfiriato, existió un periodo donde el poder ejecutivo no fue ostentado por Porfirio Díaz, sino por otro presidente. Este era Manuel González Flores, quien gobernó desde el 1 de diciembre de 1880 hasta el 30 de noviembre de 1884.

Dada la cercanía y la amistad existente entre González Flores y Díaz, quienes habían sido, años atrás, compañeros de armas, múltiples historiadores aseveran que, en realidad, era Díaz quien gobernaba durante los años de presidencia del primero.

Por tal motivo, suele incluirse el mandato presidencial de González Flores dentro del porfiriato.

Causas del porfiriato

Porfirio Díaz: el protagonista del porfiriato

El porfiriato recibe su nombre de su principal protagonista: Porfirio Díaz (el hombre que hizo realidad el sueño de la mayoría de autócratas potenciales de la historia a finales del siglo XIX).

Porfirio Díaz, expresidente de México
Porfirio Díaz, expresidente de México, pintura al óleo de Joaquín Sorolla (año 1911).

Antes de ocupar la presidencia, Porfirio Díaz fue conocido como el héroe del 2 de abril debido a su destacada participación durante la segunda intervención francesa en México (conflicto bélico en el que logró repeler la ocupación de las tropas del Segundo Imperio Francés de Napoleón III).

Elecciones extraordinarias de México de 1867

La caída del emperador Maximiliano de Habsburgo, el 19 de mayo de 1867, devolvió a los mexicanos su autodeterminación y soberanía.

Benito Juárez sería el primer presidente mexicano en resultar electo, consiguiendo derrotar por una amplia mayoría a Porfirio Díaz, quien, a pesar de sus 37 victorias militares, no fue capaz de hacer frente, en términos políticos, al mencionado Juárez.

Esta derrota asestó un duro golpe al ego de Díaz, quien decidió retirarse temporalmente de la política mexicana.

Plan de la Noria (8 de noviembre de 1871 – 18 de julio de 1872)

En 1871, cuando el periodo presidencial de Benito Juárez llegó a su fin, Porfirio Díaz decidió presentarse de nuevo a las elecciones presidenciales de mediados de julio de 1871.

Ilustración de Porfirio Díaz
Ilustración de Porfirio Díaz.

En esta oportunidad, un tercer contrincante se uniría a los comicios electorales: Sebastián Lerdo de Tejada. A pesar de haber obtenido 3.555 votos, en esta segunda oportunidad Díaz sería derrotado nuevamente por Benito Juárez, quien resultó electo presidente con 5.837 votos a favor.

La respuesta de Diaz no se hizo esperar, pues consideró que la reelección de Benito Juárez era indefinida y forzosa. Asimismo, Díaz se convirtió en un abanderado del no reeleccionismo, considerando que tal acto representaba una tracción a la democracia.

Así pues, el 8 de noviembre de 1871 Díaz proclamó el inicio del Plan de la Noria, una revuelta armada que tenía como finalidad instar a los militares mexicanos a derrocar al presidente Juárez.

Dada la naturaleza sorpresiva del Plan de la Noria, el avance de los rebeldes fue considerable. Sin embargo, poco tiempo después, las derrotas de las tropas rebeldes comenzaron a ser más frecuentes.

Elecciones extraordinarias de México de 1872

A mediados de 1872, el fracaso de la Revolución de la Noria era inminente. Aunado a ello, la inesperada muerte de Benito Juárez el 18 de julio de 1872, a causa de una angina de pecho, despojó a la Revolución de la Noria de su causa.

Tras el fallecimiento de Benito Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada asumió la presidencia de México provisionalmente. Un año después, Lerdo y Díaz se enfrentaron en las elecciones federales extraordinarias de México de 1872.

En esta tercera oportunidad, Porfirio Díaz volvería a ser derrotado, lo cual causaría una profunda decepción en el oaxaqueño, quien decidiría retirarse de la vida política por varios años.

La revolución de Tuxtepec (10 de enero de 1876 – 28 de noviembre de 1876)

Cuando el mandato presidencial de Lerdo de Tejada llegó a su fin y este anunció su candidatura a la reelección, Porfirio Díaz y sus partidarios volvieron a alzarse en armas contra el no reeleccionismo mediante la proclamación del Plan de Tuxtepec (de la misma manera que lo hicieron, en 1872, durante la Revolución de la Noria contra el expresidente Juárez).

Retrato ecuestre de Porfirio Díaz
Retrato ecuestre de Porfirio Díaz, obra de José Cusachs.

Esta nueva revolución, conocida como la Revolución de Tuxtepec, recibió el apoyo de muchos militares e incluso de la Iglesia católica.

Tras once meses de guerra civil, en noviembre de 1876 Porfirio Díaz y sus tropas lograron entrar en la capital de México; el día 21 de dicho mes, Díaz asumió la presidencia de México de forma interina y, seis meses después, el 5 de mayo de 1877, lo hizo como presidente constitucional, al conseguir ganar, finalmente, las elecciones federales de México.

Etapas del porfiriato

Primer mandato presidencial (18771880)

La primera etapa del porfiriato comprende desde el inicio hasta el final del primer periodo presidencial constitucional de Porfirio Díaz, es decir, desde el 5 de mayo de 1877 hasta el 30 de noviembre de 1880.

Durante esta primera fase del porfiriato, Díaz se propuso como objetivo principal la pacificación del país y la restauración del orden. Para lograr tal proeza, solicitó al Congreso facultades extraordinarias; los parlamentarios, conscientes de la inestabilidad de la nación, decidieron otorgárselas.

En tan solo un año, Porfirio Díaz había logrado pacificar casi por completo el país. Todo ello, gracias al empleo de su vasta experiencia militar en el control del ejército y al inmenso poder político que el Congreso le había otorgado.

Fotografía de Porfirio Díaz
Fotografía de Porfirio Díaz.

Quizás, una de las acciones más destacadas en la construcción de la paz porfiriana fue la eliminación de las bandas de ladrones, las cuales habían estado asaltando sistemáticamente, desde finales de la guerra de Independencia de México, a las cargas de los ferrocarriles.

Presidencia de Manuel González Flores (18801884)

Manuel González Flores, quien había luchado junto a Porfirio Díaz en contra de los franceses durante los acontecimientos de la segunda invasión francesa, asumió la presidencia de México desde el 1 de diciembre de 1880 hasta el 30 de noviembre de 1884.

A pesar de que Porfirio Díaz no ostentó el poder ejecutivo durante esta segunda fase del porfiriato, múltiples historiadores aseveran que, dada la naturaleza del régimen del porfiriato y el estrecho lazo que unía a González Flores y a Porfirio Díaz, lo más probable es que fuera este último quien controlase el poder desde el anonimato, o bien que, de alguna manera, influyera en gran parte de las decisiones políticas del presidente.

Asimismo, durante la presidencia de González Flores se invirtió una considerable suma de dinero en infraestructuras con la finalidad de modernizar al país (de hecho, se promovió la implantación del ferrocarril y el telégrafo).

Por otro lado, es importante resaltar la creación del Banco Mercantil Mexicano, en 1881, y del Banco Nacional Mexicano, en 1882 (los cuales, posteriormente, se fusionaron para dar vida al Banco Nacional de México, actual Banamex, en 1984).

Porfiriato ininterrumpido (18841911)

La última etapa del porfiriato comprende desde el retorno de Porfirio Díaz a la presidencia, el 1 de diciembre de 1884, hasta la formalización de su renuncia ante el Congreso, el 25 de mayo de 1911.

Fotografía de Porfirio Díaz
Fotografía de Porfirio Díaz.

Durante esta última fase se promovieron una serie de reformas económicas que permitieron el desarrollo del sector agropecuario y minero de México.

El arreglo de las finanzas públicas estuvo a cargo del ministro de Hacienda Matías Romero y, posteriormente, de José Yves Livantour. Dichas reformas permitieron que, en 1895, se lograse el primer superávit fiscal en la historia de México.

A pesar de los hitos económicos inéditos que se alcanzaron durante el porfiriato, por entonces gran parte de la población mexicana se encontraba en una situación deplorable.

El nivel de analfabetismo alcanzaba un 80% y el 50% de los niños morían antes de cumplir el año de edad. Todo ello ocurría, principalmente, en las zonas rurales, donde el auge económico de las ciudades industriales parecía no favorecer en nada a los jornaleros.

Así pues, a inicios del siglo XX tendrían lugar las primeras manifestaciones y huelgas en contra del régimen de Porfirio Díaz. De todas estas, las más destacadas fueron las huelgas obreras de Cananea, en 1906, y de Río Blanco, en 1907.

Si bien estas huelgas no representaron ningún peligro real para el régimen de Porfirio Díaz, se convirtieron en el principal catalizador de la Revolución mexicana de 1910.

Porfirio Díaz saliendo de su coche oficial
Fotografía de Porfirio Díaz saliendo de su coche oficial (año 1910).

Finalmente, el 25 de mayo de 1911, y ante el avance imparable de las tropas maderistas, orozquistas, villistas y zapatistas  y el pasar de los años, Porfirio Díaz decidió presentar su renuncia ante la Cámara de Diputados para, después, partir a bordo del barco de vapor Ypiranga rumbo a Europa. Esto último marcó el final del porfiriato.

Características del porfiriato

A continuación os mencionamos las características políticas, económicas, sociales y culturales de esta época de la historia de México.

Características políticas del porfiriato

  • Se elimina la restricción legal que impedía la reelección indefinida.
  • Se sientan las bases del paternalismo estatal y del centralismo.
  • La disidencia política fue abiertamente reprimida y castigada en todas sus formas, incluida la prensa.

Características económicas del porfiriato

  • Los gastos y la administración pública fueron sometidos a un régimen austero.
  • Hubo un mayor control de los ingresos.
  • Tanto la deuda interna como la externa fueron reestructuradas.
  • México se consolidó como un importante exportador de materias primas, principalmente de productos agrícolas y minerales.
  • Se crearon nuevas haciendas privadas y se ampliaron otras ya existentes.
  • La fusión entre el Banco Mercantil Mexicano y el Banco Nacional Mexicano dio origen, en 1884, al Banco Nacional de México. Esta entidad financiera desempeñaba las siguientes funciones durante el porfiriato:
    • Administración de la Tesorería General.
    • Recaudación de impuestos.
    • Otorgación de préstamos y anticipos al gobierno.
  • Durante el porfiriato, específicamente en 1894, México registra el primer superávit fiscal de su historia.

Características sociales del porfiriato

Fotografía de Porfirio Díaz con su esposa y distintos miembros de su gabinete
Fotografía de Porfirio Díaz con su esposa y distintos miembros de su gabinete (año 1910).
  • Producto de las reformas económicas del porfiriato, la desigualdad social se acentúa en México.
  • Con el fin de consolidar la estabilidad económica de México, durante el porfiriato la mayoría de las libertades de los ciudadanos son suprimidas, incluidas el derecho a la protesta y a la disidencia política.
  • Las jornadas laborales eran sumamente extensas y el pago, paupérrimo.
  • Parte de las tierras de los pueblos indígenas fueron arrebatadas y vendidas a capitales extranjeros.
  • La Iglesia católica recupera gran parte de los privilegios que había perdido durante los gobiernos de Benito Juárez y Sebastián Lerdo. Uno de ellos fue la posibilidad de exigir, obligatoriamente, el pago del diezmo.
  • Los productos agrícolas que la Iglesia obtenía de los pequeños propietarios, a través del cobro del diezmo, eran vendidos a un precio menor al mercado. Esto último afectaba especialmente a los pequeños propietarios, ya que se veían obligados a abaratar sus precios para poder competir con los de la Iglesia.
  • Se promulgó la Ley Reglamentaria de Educación, en la cual se establecía la educación como laica, gratuita y obligatoria. Asimismo, se crearon comités de vigilancia para evitar que los padres y tutores faltasen a su obligación de llevar a los niños a la escuela.
  • Aproximadamente un 95% de las familias rurales carecían de tierras para el cultivo o lo ganadería.
  • Alrededor de un 80% de la población era analfabeta.

Características culturales del porfiriato

  • Ciudad de México se consolida como el principal centro cultural y político del país.
  • El positivismo se erige como la doctrina filosófica más influyente de México. A través del positivismo, las acciones coercitivas del porfiriato eran justificadas.
  • Entre 1876 y 1888, el nacionalismo se consolida como la principal fuente de inspiración cultural.
  • Entre 1888 y 1911, la cultura francesa, especialmente su literatura, se erige como la principal fuente de inspiración cultural.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *