Periodo helenístico

Hoy día, la madre de todas las ciencias, la filosofía, e incluso la forma de gobierno más famosa, la democracia, son conocidas gracias a las grandiosas hazañas de un hombre: Alejandro Magno. El gran y joven conquistador llevó la cultura helenística (greca) desde su nación hasta Babilonia, India e incluso Egipto, dando inicio a un período histórico conocido como el período helenístico. 

¿Qué fue el período helenístico?

En la Edad Antigua, desde el 323 a.C. hasta el 30 a.C., existió un período de tiempo conocido como el período helenístico. Alejandro III de Macedonia sería el principal responsable de dar inicio a dicho período, pues, aunque la muerte cobró su vida a temprana edad (33 años), para aquel entonces Alejandro había conquistado todo el territorio persa y construido ciudades (Alejandrías) en su nombre alrededor del mundo.

Las ciudades de Alejandría tendrían como finalidad llevar la cultura helenística a distintos países del mundo antiguo. Aunque Alejandro, “el gran conquistador”, vivió solo 13 años como rey, sus hazañas aún forman parte de nuestra vida cotidiana. El sistema democrático, la filosofía, avances matemáticos, la historia y otras disciplinas constituyen el principal legado del período helenístico.

Origen del período helenístico

Grecia, en sus inicios, era un conglomerado de polis (ciudades-Estado) independientes entre sí. Atenas, la principal de las polis de la antigua Grecia, veía con recelo a Macedonia por su cultura belicosa, poco civilizada y más bien bárbara.

En el siglo IV a.C., el rey Filipo II de Macedonia, padre a su vez de Alejandro Magno, se encargó de implantar una hegemonía imperial en Grecia, por lo que el temor de los atenienses se hizo realidad.

El rey Filipo II era un excelente estratega militar, infalible en combate gracias a su estrategia militar conocida como la falange macedonia. Su hijo Alejandro Magno crecería formado por el gran filósofo Aristóteles y viendo las hazañas militares de su padre.

De esta manera, cuando Alejandro Magno asumió el trono, a los 20 años, sabía con exactitud qué es lo que debía hacer: seguir con las políticas expansionistas de su padre.

Sin embargo, una repentina y trágica muerte acabaría con la vida de un joven Alejandro Magno a los 33 años de edad (323 a.C.), el cual para aquel entonces había conquistado gran parte del mundo antiguo.

Tras su fallecimiento, sus generales se repartirían las tierras conquistadas por Alejandro Magno, naciendo de esta manera tres grandes dinastías, antigónida, seléucida y ptolemaica, y dando inicio al período helenístico.

Características del período helenístico

El período helenístico, el cual duró casi 300 años, estuvo marcado por ciertas características; a continuación, te contamos cuáles fueron:

Dominio de la cultura helenística

Alejandro Magno sentía cierta afinidad por los pueblos orientales (Asia), una afinidad que continuó después de su muerte y que se vio reflejada en el nacimiento de una nueva cultura: la cultura helenística.

Esta cultura consistía en una mezcla de la cultura clásica y de la cultura oriental, además de promover abiertamente la visión cosmopolita, aupando, de esta manera, los procesos de transculturización en la Edad Antigua.

El griego koiné como idioma “universal”

Las dinastías que sucedieron al emperador Alejandro Magno continuaron con su legado, el cual era unificar al mundo en un magno imperio. Sin embargo, para lograr tal unificación era necesario universalizar un solo idioma. De esta manera, el griego koiné se convirtió en el medio por el cual la cultura helenística se expandió por el mundo antiguo.

Escultura realista y menos idealista

Durante el período helenístico, las artes visuales sufrirían importantes cambios. Uno de ellos sería el paso de la idealización a la realidad. Las esculturas, pinturas y demás artes visuales no ocultaron o trataron de suavizar los defectos físicos de las personas, por lo que obras artísticas más realistas surgieron durante este período.

Diseño arquitectónico de ciudades

Si algo caracterizó al período helenístico fue la construcción de majestuosas ciudades, las cuales poseían un singular diseño arquitectónico: un estilo geométrico de figuras regulares.

Bajo este concepto, pulularon todo tipo de edificios y monumentos en estas ciudades helenísticas, siendo el majestuoso Coloso de Rodas un representante fidedigno de dicho estilo arquitectónico.

Filosofía moral y el alcance de la felicidad

La filosofía del período helenístico distaba en gran medida de las filosofías de los antiguos grandes filósofos griegos, pues dejaba a un lado la explicación de la existencia humana para enfocarse en cómo el ser humano debería vivir la vida.

De esta manera, nació la filosofía moral, cuya finalidad consistía en otorgar a los hombres las herramientas necesarias para alcanzar una vida plena y feliz.

Sucesos relevantes del período helenístico

En aras de una mayor síntesis y comprensión del alcance y logros del periodo helenístico, os presentamos sus más importantes hitos:

Nuevas escuelas y corrientes filosóficas

Surgimiento de nuevas corrientes y escuelas filosóficas, dentro de las que destacan el estoicismo (creada por Zenón de Citio) y el epicureísmo (fundada por Epicuro de Samos).

Crecimiento de diversas ciencias

Un crecimiento exponencial en múltiples ciencias y áreas, como las matemáticas, la astronomía y la medicina.

Creación de grandes obras arquitectónicas y artísticas

La creación de majestuosas obras arquitectónicas, esculturas y monumentos, los cuales son tan complejos y espectaculares que dos de ellos ocupan un par de puestos entre las siete maravillas del mundo antiguo: el coloso de Rodas y el faro de Alejandría.

La filosofía como ciencia

Nace la filología como ciencia, la cual consiste en reconstruir minuciosamente, y desde un punto de vista cultural, el sentido de los textos analizados.

Personajes destacados del período helenístico

Alejandro Magno

El gran emperador macedónico, hijo del rey Filipo II, no vivió lo suficiente como para contemplar el surgimiento del mundo helenístico. Sin embargo, dicho periodo no hubiese existido si no fuese por sus conquistas y el derrocamiento del Imperio persa.

Epicuro

Epicuro de Samos, quien se cree que nació en la Isla de Samos en el año 341 a.C., fue un destacado filósofo griego y padre del epicureísmo. Epicuro sobresale por la creación de El Jardín, una escuela filosófica en Atenas, la cual sentaría las bases de la inclusión y la equidad al permitir la entrada de mujeres, prostitutas y esclavos.

Antístenes

Discípulo del gran Sócrates, Antístenes fue uno de los más grandes filósofos del periodo helenístico y el responsable del surgimiento de las corrientes filosóficas del cinismo y del estoicismo, por voluntad propia y de sus seguidores.

Cuándo terminó el período helenístico

El periodo helenístico llegaría a su fin por causa del surgimiento de un nuevo y poderoso imperio: el Imperio romano. Este imperio comenzó a expandirse de forma rápida y, al mismo tiempo, los territorios que antaño pertenecían a las dinastías antigónida y seléucida fueron sometidos y, posteriormente, absorbidos por dicha expansión.

Finalmente, el periodo helenístico llegó a su fin con la caída de Cleopatra, en el año 30 a.C., la cual se suicidaría tras haber sido derrotada en la batalla de Actium. Cleopatra pertenecía a la dinastía ptolemaica, la cual fue la última de las dinastías helenísticas en caer a manos de los romanos.

Referencias:

  • Período helenístico (Siglo IV a.C. – Siglo I a.C.). Historiando.
  • La Macedonia de Alejandro Magno, los orígenes del temible imperio que nació entre las cabras. ABC
  • Cleopatra, el final de la reina de Egipto, la última de los Ptolomeos. Historia National Geographic

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *