Imperio Romano de Occidente

El Imperio Romano de Occidente forma parte de la historia de la Antigua Roma. En este artículo os comentamos sus principales características. Hay que tener en cuenta que supuso la conclusión de la Edad Antigua y el comienzo de la Edad Media.

¿Cuándo comenzó y cuánto temrinó el Imperio Romano de Occidente?

Su inicio se establecería en el momento de su creación, esto es, en el año 395. Su terminación se fecha en el año 476, justo cuando el germano Odoacro provoca la caída de Rómulo Augústulo y se convierte en el rey de Italia.

Antecedentes del Imperio Romano de Occidente

Diocleciano establece la tetrarquía a finales del siglo III, pues nombra coemperador a Maximiano y césares a Constancio y Galerio. Esto en la práctica supuso una repartición geográfica del gobierno del Imperio Romano entre los cuatro.

Tiempo después, el emperador Teodosio decide dividir el Imperio Romano entre sus dos hijos. En el año 395 establece que Honorio se quede con el Imperio Romano de Occidente, mientras que Arcadio toma las riendas del Imperio Romano de Oriente. Sus capitales serían, respectivamente, Roma y Constantinopla.

Causas de la caída del Imperio Romano de Occidente

Auge de los pueblos bárbaros

Aunque se establecieron alianzas con algunos de estos pueblos, pues se utilizaban sus servicios para acaba con las tribus germánicas, finalmente empezaron a adentrarse en territorio romano. Es lo que hizo Atila al mando de los hunos, si bien luego fue derrotado.

Durante esta época se produjeron sucesos tan impactantes como el saqueo de Roma por parte de los visigodos (año 410) y, posteriormente, los vándalos (año 455).

Más tarde, en concreto a partir del año 460, los visigodos entran en la Galia y en Hispania.

Administración débil

La recaudación de impuestos perdió efectividad. Dado que la gente adinerada utilizaba su influencia para evitar el pago de los mismos, al final eran las clases populares las que tenían que hacerse cargo de estos tributos.

En el ejército existían diversas facciones rivales que buscaban el poder. Además, se producían revueltas que resultaban difíciles de sofocar debido a que las legiones tenían que centrarse en defender las fronteras del imperio.

Emigración

Como la gente no podía pagar dichos impuestos, decidía abandonar sus tierras y buscar otro lugar donde encontrar la prosperidad.

A su vez, las ciudades se depoblaban por las hambrunas y las enfermedades, de ahí que mucha gente regresara a la vida en el campo.

Economía maltrecha

Sumado a lo anterior, habría que añadir la interrupción del comercio a causa de los piratas del Mediterráneo.

Consecuencias de la caída del Imperio Romano de Occidente

Se producen varios y notables modificaciones con respecto a la etapa anterior:

Política

Tras un Imperio fuerte y centralizado, ahora nos encontramos con múltiples y pequeños Estados.

Economía

Como vimos, en la Antigua Roma el comercio floreció por todo el Imperio y la economía era bastante compleja. Posteriormente, el comercio se volvió mucho más local y la economía muy simple, puse se basaba sobre todo en la agricultura.

Sociedad

Se pasa de una sociedad urbana a otra principalmente rural.

Cultura

Con el Imperio Romano existían las mismas leyes, idioma y cultura para todas las personas. A continuación se rompió dicha unidad y apareció una mayor diversificación de normas, lenguajes y comportamientos.

Fuentes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *