Nazismo

A lo largo de la historia, especialmente durante la era común, cada siglo ha tenido su propio acontecimiento histórico determinante y trascendental.

Si bien el siglo XX tuvo no sólo uno, sino muchos acontecimientos relevantes, la Segunda Guerra Mundial y el auge y caída del Tercer Reich son, por mucho, los eventos históricos más trascendentales de esta época.

Pero, ¿cuáles eran las verdaderas motivaciones tras el deseo expansionista de Hitler y su partido político…? Dicha interrogante puede ser respondida con una sola palabra: nazismo, que no es más que la ideología del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán.

Es la intención de este artículo exponer con detalle la definición, el significado y las características de la ideología del movimiento político que marcó un antes y un después en la Edad Contemporánea.

Definición de nazismo

Se define como nacionalsocialismo o nazismo a la ideología política, económica y social del Tercer Reich que gobernó Alemania desde la llegada al poder en 1933 del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, comandado por Adolf Hitler, hasta la muerte del mismo en 1945 durante el final de la Segunda Guerra Mundial.

Asimismo, el nazismo es una variación del fascismo que radicaliza aún más sus características principales; como, por ejemplo, el autoritarismo, el intervencionismo y el rol protagónico del Estado, y que, además, sustituye al concepto de nación por el de raza.

El nazismo se caracterizó por ser altamente pragmático, racista, antisemita, anticlerical y nihilista, particularidades que ningún otro gobierno fascista presentó en los mismos niveles. Así pues, el nazismo puede ser catalogado como el fascismo más progresista y antitradicionalista de todos.

Citas que definen al nazismo

Hablar de nazismo es hablar de Adolf Hitler y, por tanto, para intentar comprender la ideología nazi, antes se debe entender el pensamiento económico, político y social de su máximo exponente y líder.

Adolf Hitler y Paul von Hindenburg
A comienzos de 1933, el presidente Paul von Hindenburg nombró canciller de Alemania a Adolf Hitler. Imagen de Wikipedia.

Así pues, a través de las siguientes citas —tomadas, en su mayoría, de los discursos de Hitler y de su libro, Mein Kampf, publicado el 18 de julio de 1925— se añadirá, de manera didáctica, más información a la definición de nazismo antes planteada:

  1. “Ante Dios y el mundo, el más fuerte tiene el derecho de hacer prevalecer su voluntad.” (sobre el autoritarismo)

  2. “No es mi ambición esto de estar en guerra, pero sí lo es crear un nuevo Estado nacional y social de la más alta cultura.” (sobre el nacionalismo y el pragmatismo inherente al nazismo)

  3. “Debe procurar que sólo engendren hijos los individuos sanos, porque el hecho de que personas enfermas o incapaces pongan hijos en el mundo es una desgracia, en tanto que el abstenerse de hacerlo es un acto altamente honroso”. (sobre la eugenesia y la prohibición del derecho a la vida)

  4. “Hay millones de huérfanos, lisiados y viudas entre nosotros. ¡También ellos tienen derechos! Para la Alemania de hoy ninguno ha muerto ni ha quedado lisiado, huérfano o viuda. ¡Tenemos la deuda con estos millones de construir una nueva Alemania!” (sobre la visión colectivista y el rol protagónico del Estado en la vida de los alemanes)

  5. “Para poder continuar subsistiendo como un parásito dentro de la nación, el judío necesita consagrarse a la tarea de negar su propia naturaleza intima”. (sobre el antisemitismo inherente al nazismo)

  6. “Con humanidad y democracia nunca han sido liberados los pueblos”. (sobre el pensamiento antidemocrático de la ideología nazi)

  7. “Aquél que jamás haya estado al alcance de la terrible serpiente de la miseria jamás llegará a conocer sus fauces ponzoñosas. Cualquier otro camino lleva tan sólo a una charlatanería banal o a una mentida sentimentalidad.” (sobre la burguesía y las clases bajas)”

  8. “Durante mi lucha por la existencia, en Viena, me di cuenta de que la obra de acción social jamás puede consistir en un ridículo e inútil lirismo de beneficencia, sino en la eliminación de aquellas deficiencias que son fundamentales en la estructura económico-cultural de nuestra vida y que constituyen el origen de la degeneración del individuo o por lo menos de su mala inclinación.” (sobre el rol protagónico del Estado en la ayuda de los más necesitados)

  9. “El problema de la ‘nacionalización’ de un pueblo consiste, en primer término, en crear sanas condiciones sociales como base de la educación individual. Porque sólo aquél que haya aprendido en el hogar y en la escuela a apreciar la grandeza cultural y económica y ante todo la grandeza política de su propia patria, podrá sentir y sentirá el íntimo orgullo de ser súbdito de esa nación. Sólo se puede luchar por aquello que se quiere – se quiere lo que se respeta y se puede respetar únicamente lo que por lo menos, se conoce.” (sobre el amor a la nación, la educación estatal y el nacionalismo)

  10. La masa se inclina más fácilmente hacia el que domina que hacia el que implora, y se siente más íntimamente satisfecha de una doctrina intransigente que no admita paralelo, que del goce de una libertad que generalmente poco le sirve.” (sobre el autoritarismo, el pragmatismo político y la “ineficiencia” de la democracia en la conquista de las masas)

Significado de nazismo

El término nazismo está compuesto por dos palabras y, por tanto, si se desea exponer su significado etimológico, antes se debe conocer el significado de los vocablos que lo componen:

  • Nazi: la palabra nazi es una abreviatura del alemán nationalsozialist, que significa nacionalsocialista, y hace referencia al practicante de la ideología del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP).
  • -ismo: sufijo que indica algún tipo de doctrina, teoría o sistema respecto a la palabra que le precede.

En este sentido, nazismo significa, desde una perspectiva etimológica, doctrina, teoría o sistema del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán.

Análisis exhaustivo del nazismo en un espectro político tridimensional

Si se desea analizar correctamente a una ideología o tesis política, prescindiendo de los errores clásicos propios de análisis superficiales, entonces se deberá someter a un estudio exhaustivo cada uno de los ejes (eje económico, eje social y eje del poder político) que, normalmente, componen a un ideología o tesis política.

Nazis
Nazis aliados con el Partido Nacional Popular Alemán durante principios de la década de 1930. Imagen de Wikipedia.

Para efectos de este artículo, se analizará la postura del nazismo en un espectro político tridimensional a partir del estudio individual del pensamiento económico, social y político de dicha doctrina.

¿Cómo se ubica el nazismo en el eje económico del espectro político?

Hay quienes catalogan al nazismo como una ideología económica de derechas, siendo esta la versión más malvada del capitalismo.

Otros, por el contrario, lo catalogan como una versión alternativa al socialismo de la Unión Soviética.

Finalmente, hay quienes ubican al nazismo como una tercera posición económica, una que desprecia al capitalismo y al socialismo marxista por igual.

Cabría preguntarse, si el nazismo no es capitalista ni tampoco socialista-marxista, ¿entonces cuál es su postura económica? Si bien los nazis veían con desprecio al socialismo de los bolcheviques, es decir, el socialismo de Marx, Engels y, en menor medida, Lenin, estos eran socialistas, pero, desde una perspectiva prusiana y no marxista.

Asimismo, el nombre de su partido político, Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, demuestra lo antes expuesto. Por tanto, se puede afirmar que: todo marxista es socialista, pero no todo socialista es marxista.

En este sentido, se puede ubicar al nazismo en el eje económico (énfasis en económico) del espectro político como una postura ideológica de centro o centro-izquierda (como luego veremos al revisar sus características económicas).

¿Cómo se ubica el nazismo en el eje social del espectro político?

La postura ideológica social del nazismo, junto a su autoritarismo aplastante, es, por mucho, la más repudiada de todas. El nazismo, como una versión del fascismo, es totalitarista y autoritario.

Ello lejos de ser aplicado, principalmente, en términos políticos, como, por ejemplo, lo hacía el fascismo italiano, era aplicado con mayor énfasis en materia social y cultural.

Dentro del pensamiento ideológico de Hitler, la raza se encontraba, incluso, por encima de la misma nación; allí reside su más grande diferencia con el resto de fascismos existentes.

Por tanto, sólo se podrían considerar ciudadanos de Alemania a aquellos que perteneciesen a la raza aria. De esta manera, todo aquel que no tuviese tal distinción biológica quedaba relegado de todo derecho, incluso siendo alemán (aunque existieron excepciones a esto).

Asimismo, Hitler justificaba toda acción que fortaleciera y promoviera la reproducción de la raza aria por encima de las demás, y especialmente por encima de aquellas que considerase un peligro para los arios.

Así pues, bajo dicha premisa se emprendió una campaña expansionista (dando inicio a la Segunda Guerra Mundial), se practicaron exterminios masivos (dentro de los que se encuentra el genocidio judío), experimentos con humanos, eugenesia y eutanasia forzada.

Culturalmente hablando, el nazismo era, además, antitradicionalista, anticristiano, antisemita, anticlerical y nihilista. Algunos historiadores presumen que, de haber ganado Hitler la guerra, este hubiese abolido toda religión existente, principalmente las abrahámicas por ser las más extendidas, y hubiese instaurado la suya propia.

En síntesis, se puede ubicar al nazismo en el eje social del espectro político como una ideología totalmente progresista, revolucionaria y anticlerical, primando la razón y el pragmatismo por encima de la fe y la tradición.

¿Cómo se ubica el nazismo en el eje del poder político del espectro político?

No hay mucho que añadir sobre la postura del nazismo en el eje del poder político, ya que esta, a todas luces, era autoritaria y totalitarista; el Führerprinzip (principio de la supremacía del jefe) es un claro ejemplo de ello.

Desfile nazi
Desfile nazi celebrado en Núremberg (septiembre de 1937). Imagen de Wikipedia.

Así pues, el nazismo es autoritario y totalmente antidemocrático; ve con desprecio al sufragio universal y cuestiona el hecho de que la democracia traiga consigo la verdadera libertad a una nación.

Características del nazismo

Características económicas del nazismo

  • La propiedad privada de la mayor parte de empresas económicas se mantuvo, pero el control de la economía de estas la tenían los funcionarios del gobierno del Tercer Reich.
  • La economía de la Alemania nazi se regía por el Führerprinzip, principio que establecía la supremacía del jefe. Por tanto, toda actividad económica era regulada por el gobierno.
  • Toda fábrica, taller o granja tenía un Betriebsführer, es decir, un jefe de fábrica, al cual el Gefolgschaft, o sea, sus empleados, le debían obediencia absoluta (casi de la misma manera que, en el feudalismo, un vasallo debía obediencia a su señor feudal).
  • Cada Betriebsführer debía obedecer las órdenes de su Gauleiter, quien se encargaba de administrar un distrito de Alemania en específico. Un Gauleiter ordenaba a cada uno de los Betriebsführer bajo su mando qué producir, cuánto producir, con qué materiales producir, a quién vender, a qué precio vender, qué salario debía tener cada empleado, etc.
  • Bajo el lema Gemeinnutz geht vor Eigenutz (lo colectivo prima sobre lo individual), en la Alemania nazi el Estado intervino y centralizó progresivamente la economía, a través de la fijación de precios y salarios mínimos, y la aplicación de fuertes políticas redistributivas.
  • Inicialmente, el gasto público no fue financiado mediante la impresión de dinero o el aumento de los impuestos, sino mediante la creación de dinero en forma de préstamos y pagarés, lo que se conoce como expansión crediticia.
  • La industria armamentística creció en detrimento de las demás.

Características sociales del nazismo

  • El nazismo desprecia las religiones, especialmente, el judaísmo y el cristianismo, a las cuales considera como plagas y fuente de múltiples males. Así pues, el nazismo era antisemita y anticristiano.
  • El anticlericalismo del nazismo va acompañado de un fuerte nihilismo y, en ocasiones, de ocultismo y esoterismo. Aunque estas dos últimas posturas crecieron, no serían impulsadas por Hitler, quien era más bien panteísta, sino por Rudolf Hess y Heinrich Himmler.
  • La ideología nazi era, en el sentido superlativo de la palabra, racista, supremacista y darwinista. Por tanto, veía plausibles prácticas como la eugenesia, la eutanasia forzada, el aborto selectivo, experimentos con humanos y programas de reproducción selectiva, como el Lebensborn, siempre y cuando ello trajera consigo un bien mayor para la raza.
  • Las campañas propagandísticas de la Alemania nazi sirvieron como método de difusión masiva de su ideología.

Características políticas del nazismo

  • Toda actividad dentro de Alemania debía contribuir al Partido Nazi.
  • Todo ciudadano alemán (ario) debía lealtad al Führer, es decir, a Hitler.
  • El Führer tenía la autoridad y control frente a todas las instituciones y organizaciones del régimen nazi.
  • Se suprimen las libertades individuales, quedando estas sometidas al interés general del Partido Nazi.
  • Los métodos coercitivos eran totalmente permitidos en caso de que alguien no quisiese someterse a la voluntad del Führer.
  • El expansionismo y la conquista de nuevos territorios por parte de la Alemania nazi estaba justificado por el concepto del espacio vital, el cual establecía que la raza aria, en su cualidad de raza superior, necesitaba espacio para su óptimo desarrollo y que, por tanto, el resto de razas, inferiores a esta, debían someterse y aceptar el expansionismo alemán.

Consecuencias del nazismo

La siguiente lista expondrá algunas de las consecuencias surgidas tras el auge y la caída del Tercer Reich:

  • En 1935, se sancionan las Leyes de Núremberg, en las que se estableció de forma legal el racismo y antisemitismo que acompañó al nazismo hasta su final, en 1945.
  • En 1939, el expansionismo alemán, “justificado” bajo el concepto supremacista del espacio vital, desencadenó el inicio de la Segunda Guerra Mundial.
  • El asesinato de:
    • 6 millones de judíos.
    • 5,7 millones de civiles soviéticos.
    • Alrededor de 3 millones de civiles polacos no judíos.
    • 312.000 civiles serbios (en los territorios de Croacia, Bosnia y Herzegovina).
    • Alrededor de 250.000 personas con discapacidades.
    • Alrededor de 250.000 gitanos.
    • Alrededor de 1.900 Testigos de Jehová.
    • Al menos 70.000 delincuentes reincidentes y asociales.
    • Al menos 1.000 homosexuales (aunque sólo es una aproximación, pues la cifra real se desconoce).
  • Los responsables de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante el gobierno del Tercer Reich fueron juzgados y condenados a muerte o cadena perpetua en los Juicios de Núremberg, los cuales se llevaron a cabo entre 1945 y 1946.
  • Tras la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial, esta quedó ocupada militarmente por las tropas de los Aliados. Todo ello derivó en la división de Alemania en dos Estados, uno capitalista y otro socialista, lo cual se constituyó oficialmente mediante la construcción del muro de Berlín, en 1961.
  • El fascismo perdió gran popularidad como ideología política..

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *