Burguesía

La burguesía es una clase social a la que pertenecen aquellas personas que forman parte de la clase media y que viven en una situación acomodada. Sus orígenes se remontan a la parte final de la Edad Media.

Definición de burguesía

Según la Real Academia Española, se trata de un grupo social integrado por individuos que pertenecen a la clase media acomodada.

En un sentido más académico, la burguesía sería una clase social y económica cuya existencia se basa en su capacidad para generar y acumular riqueza.

Cuándo aparece la burguesía

Los orígenes de la burguesía se sitúan en el tramo final de la Edad Media, estando formada por personas cuyas profesiones eran libres y que, por tanto, no se integraban en el feudalismo (es decir, no eran ni señores feudales ni vasallos). Era el caso de, por ejemplo, los comerciantes y los artesanos.

Etimología de burguesía

Proviene del latín medieval burgensis, que a su vez lo toma del latín tardío. En concreto, deriva de burgo, que era como se denominaba a las fortalezas que edificaban los señores feudales para controlar sus tierras (y que a su vez funcionaban como pequeñas ciudades). Era precisamente allí donde luego se establecieron los gremios de comerciantes y artesanos.

Significado de la burguesía

Aunque en un principio hablamos de que la burguesía era una clase media, hay que tener en cuenta que el poder de algunos burgueses llegó a ser incluso superior al de los miembros de la nobleza. Es lo que sucedió en ciudades como Venecia, Florencia o Génova (ahí está el ejemplo de la familia Médici).

En este caso nos encontramos a gente que no generaba sus riquezas por medio de la tierra, lo que venía siendo habitual hasta ahora, sino que lo hacía a través de otro tipo de actividades.

Su relevancia fue cada vez mayor, tal y como sucedió en el Antiguo Régimen, e incluso su papel fue fundamental en las conocidas como revoluciones burguesas.

Estas últimas se desarrollaron principalmente en la época que sirvió de tránsito entre la Edad Moderna y la Edad Contemporánea, teniendo a la independencia de los Estados Unidos y a la Revolución Francesa como sus principales exponentes. También comprendieron las independencias de otros países del continente americano.

Sin embargo, muchos historiadores consideran que ese carácter revolucionario se modifica en el siglo XIX, apareciendo entonces una burguesía industrial. Sus integrantes se acomodaron y ya no se enfrentaron contra los estamentos privilegiados de la sociedad (lo que no fue visto con buenos ojos por los obreros).

Tipos de burguesía

Antes ya vimos que a lo largo de la historia hubo distintas clases de burguesías: la burguesía medieval, la burguesía revolucionaria y la burguesía industrial.

Además de esta clasificación, también podríamos hablar de la siguiente:

  • Pequeña burguesía: eran los empresarios y los pequeños comerciantes. Fueron los que principalmente divulgaron las ideas burguesas.
  • Alta burguesía: eran los dueños de los grandes capitales.

Fuentes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *