Los Reyes Católicos

Los Reyes Católicos fueron unos monarcas españoles que vivieron a finales del siglo XV y principios del siglo XVI (justo durante el término de la Edad Media y el comienzo de la Edad Moderna). Durante su mandato, España vivió una época de gran expansión y se convirtió en la principal potencia mundial de la época.

Quiénes fueron los Reyes Católicos

«Tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando». Así es cómo se llamaban los Reyes Católicos, y así dice un dicho popular que describe a la perfección la igualdad de poder que existía entre ambos monarcas (de cuya vida os hacemos un resumen en el siguiente texto).

Los Reyes Católicos es el título como se conoce a Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, quienes pertenecían a la Casa de los Trastámara y que contrajeron matrimonio en el año 1469. Gracias a esto se forjó una alianza entre los que por aquel entonces eran los reinos más poderosos de la Península Ibérica.

Nacimiento de los Reyes Católicos

Isabel I de Castilla nació el 22 de abril de 1451 en Madrigal de las Altas Torres, un pueblo de Ávila (Castilla y León). Por su parte, Fernando II de Aragón nació el 10 de marzo de 1452 en Sos, un pueblo de la provincia de Zaragoza que hoy precisamente se llama Sos del Rey Católico.

Antecedentes de los Reyes Católicos

A finales de la Edad Media, la Península Ibérica estaba compuesta por los siguientes reinos:

  • Reino de Castilla: era el más grande y con mayor población de toda la península. Además, también destacaba por su riqueza, tal y como sucedía con su importante comercio de lana.
  • Reino de Aragón: se expandió por el Mediterráneo durante el siglo XIV y, por tanto, vivió un momento de esplendor comercial, pero a mediados del siglo XV se hallaba en decadencia.
  • Reino de Portugal: se encontraba en un momento de clara expansión.
  • Reino de Navarra: vivía una época de guerra civil e inestabilidad.
  • Reino de Granada: era el único reino musulmán que quedaba tras su invasión varios siglos atrás. La Reconquista, que fue una de las Cruzadas Europeas, permitió que los cristianos fueran recuperando poco a poco distintos territorios peninsulares.

Enrique IV gobernaba en Castilla y, en principio, su hija Juana la Beltrameja lo iba a suceder. Aunque se llevaban 20 años, tanto él como Isabel eran hijos del monarca anterior: Juan II de Castilla (aunque de distintos matrimonios).

Sin embargo, los rumores apuntaban a que Enrique IV era estéril y que su hija Juana era bastarda, motivo por el cual no debería acceder al trono. Esto provocó un conflicto sucesorio en el que un bando apoyó a Juana como futura reina (Portugal), mientras que otro se decantó por Isabel (Aragón).

Cuándo se casaron los Reyes Católicos

Su casamiento se produjo el 19 de octubre de 1469, cuando Fernando tenía 17 años e Isabel ya había cumplido los 18 años. Pero, ¿dónde se casaron los Reyes Católicos? Esta unión dinástica se llevó a cabo en el palacio de los Vivero de Valladolid.

En 1474 fallecía Enrique IV y se abría la línea sucesoria. Juana se casó con Alfonso V de Portugal, quien invadió Castilla al año siguiente. Comenzaba la Guerra de Sucesión Castellana, que duraría de 1475 a 1479. Tras firmarse el Tratado de Alcáçovas, Isabel fue reconocida como la reina de Castilla. Ese mismo año, Fernando también se había convertido en el rey de Aragón.

Objetivos de los Reyes Católicos

A continuación os explicamos qué medidas adoptaron los Reyes Católicos para reforzar su poder.

Unificar los distintos reinos de España

Con ello crearon una de las primeras naciones de Europa, España, que luego sería imitada en otros países (caso de Inglaterra, Francia o Portugal).

Aunque el matrimonio conllevó la unidad de España, cada reino conservó sus leyes, sus instituciones tradicionales, sus monedas, sus costumbres o sus aduanas.

Incrementar el poder monárquico

Para ello redujeron la influencia de los nobles, tan importantes durante la Edad Media. Lo hicieron a través de las siguientes medidas:

  • Crearon el Consejo Real, con lo que redujeron la importancia del parlamento (donde estaba la nobleza).
  • Establecieron un ejército profesional, con lo que consiguieron que fuera permanente y leal.
  • En la administración territorial se creó la figura del virrey, que era el representante de los reyes en cada uno de los reinos.
  • Se reorganizó la hacienda para de este modo hacer frente al incremento de los gastos.
  • Reformaron la administración de justicia y crearon las audiencias reales y las chancillerías.
  • Impulsaron la diplomacia para de este modo abordar mejor las relaciones con otros países.
  • Recabaron el apoyo de las ciudades, cuya importancia se había incrementado en las épocas anteriores a la Edad Moderna. Así, se creó la figura del corregidor, que era el representante de los reyes en los municipios.

Expandir el territorio de sus reinos

  • En 1492 conquistaron Granada, el último reino musulmán que había en España. Con ello, finalizaron el proceso de la Reconquista Ibérica.
  • Con el descubrimiento de América de 1492 por parte de Cristóbal Colón, consiguieron que los límites de España se extendieran más alla del Atlántico.
  • En 1512, Fernando conquistó el reino de Navarra.
  • Promovieron matrimonios de sus hijos con otros monarcas europeos, tal y como sucedió con Inglaterra, Portugal o Austria.

Establecer la unidad religiosa en toda España

Declararon la religión católica como la oficial de sus reinos, de ahí que obligaran a los judíos a convertirse a esta fe o a abandonar España (la conocida como expulsión de los judíos). Lo mismo sucedió después con los musulmanes (a aquellos que optaron por quedarse se les conoció como moriscos).

Título de Reyes Católicos

El título de Reyes Católicos de las Españas lo concedió el papa Alejandro VI, es decir, Rodrigo Borgia, en una bula fechada el 19 de diciembre de 1496. Los tres cardenales que deliberaron sobre este asunto lo justificaron en base a los siguientes méritos:

  • Virtudes personales manifestadas en la pacificación, unificación y fortalecimiento de sus reinos.
  • Reconquista de Granada.
  • Expulsión de los judíos.
  • Liberación de los Estados Pontificios y del reino de Nápoles tras la invasión del rey Carlos VIII de Francia.
  • Guerra a los infieles en África.

Cuándo murieron los Reyes Católicos

Isabel falleció el 26 de noviembre de 1504 en Medina del Campo (Valladolid), estableciendo en su testamento que su tumba estuviera en el monasterio de San Francisco de la Alhambra en Granada. Sin embargo, también dejó escrito que, si así lo deseaba el rey, su cuerpo se llevara a otro lugar.

Finalmente, sus restos mortales se trasladaron a la Capilla Real de Granada, que precisamente se había ordenado construir pocos meses antes de su defunción.

Fernando murió el 23 de enero de 1516 en Madrigalejo, un municipio de la provincia de Cáceres (Extremadura). Aunque se había casado de nuevo, dispuso en su testamento que también lo enterraran en la Capilla Real.

Hijos de los Reyes Católicos

En las siguientes líneas puedes encontrar la descendencia de los Reyes Católicos:

  • Isabel de Aragón: (1470-1498).
  • Juan de Aragón (1478-1497).
  • Juana I de Castilla (1479-1555), también conocida como Juana la Loca. Su hijo fue Carlos I de España, el sucesor de los Reyes Católicos.
  • María de Aragón (1482-1517).
  • Catalina de Aragón (1485-1536).

Además, en 1475 Isabel perdió a un niño que estaba esperando, mientras que en 1482 dio a luz un bebé que nació muerto y que era gemelo o mellizo de María (no hay información rigurosa acerca de cuál fue el sexo de esta criatura).

Fuentes:

  • Isabel I, la Católica. Memorias de un tambor. José Carlos Gracia.
  • Los Reyes Católicos en 10 minutos. El reinado de Isabel y Fernando. HistoriaEn10′.
  • Reyes Católicos. Wikipedia.
  • Atlas ilustrado de la historia del mundo en mapas. John Haywood, Brian Catchpole, Simon Hall, Edward Barrat.
  • Los descubrimientos geográficos – El Estado Moderno – Unidad 8 – 2º ESO. Lecciones de Historia. Rosa Liarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *