Diplomacia

En el siguiente artículo se expondrá la definición, el significado etimológico, los tipos y las características del término diplomacia.

Definición de diplomacia

Se define como diplomacia a la profesión que engloba un conjunto de prácticas que tienen como finalidad representar y velar por los intereses de un Estado y la nación que este representa en relación a otro Estado u organismo internacional.

La diplomacia, como profesión política, es ejercida especialmente por un representante del Estado, el cual recibe el título de embajador.

Para el correcto desempeño de sus funciones, el embajador puede valerse de prácticas como la generación de información fidedigna, la minimización de las fricciones potenciales y demás hostilidades, y el fomento de las relaciones amistosas entre el Estado que él representa y el Estado a quien visita, es decir, el Estado receptor.

Significado de diplomacia

El sustantivo del castellano diplomacia posee una evolución histórica, como término, bastante rica.

Diplomáticos
Ilustración de Carl Hassmann publicada en 1908 en la que observamos al embajador estadounidense junto a diplomáticos de varios países europeos y de China.

A continuación se expondrá dicha evolución, paso a paso, para una mejor compresión del significado etimológico de la palabra en cuestión:

  1. El término griego διπλομα, que significa diploma, es la raíz etimológica principal del castellano diplomacia. Está compuesto por los siguientes vocablos:
      1. δίπλο, transliterado como diplo, que significa doblado en dos.
      2. μα, transliterado como ma, que hace referencia a un objeto.

Así pues, un diploma era un documento de carácter oficial emitido por una entidad política soberana de un Estado con la finalidad de informarle a la máxima autoridad política de otro Estado que quien posee dicho documento desempeña funciones de representación oficial y que, como tal, puede gozar de ciertos privilegios.

Asimismo, a todo aquel que portase un diploma y, por tanto, representase a un Estado en particular, se le conocía como diplomático.

  1. El término griego διπλομα evolucionó al latín diploma, presentando distintos significados durante su proceso evolutivo. Estos fueron los siguientes:
    1. Carta doblada en dos partes (lo cual respeta el significado etimológico del griego διπλομα).
    2. Documento emitido por un magistrado, asegurando al poseedor algún favor o privilegio.
    3. Carta de recomendación emitida por el Estado, otorgada a personas que viajaban a las provincias.

Sería en la transición del latín diploma al francés diplomatie y al inglés diplomacy que el término comenzaría a incluir en su significado el manejo de las relaciones y negociaciones entre naciones a través de oficiales (embajadores) del gobierno.

Así pues, el término inglés diplomacy sería adaptado al español como diplomacia, teniendo el mismo significado que el término homólogo anglosajón.

Origen y evolución de la diplomacia

El origen de la diplomacia, como práctica política, se remonta a antiguas civilizaciones como China, India y Egipto, aunque sólo de forma rudimentaria y guardando diferencias con el significado y el conjunto de prácticas que engloba, actualmente, el término diplomacia.

Con el pasar de los años, la práctica de la diplomacia fue institucionalizada en la antigua Grecia y, más tarde, en la antigua Roma.

Sin embargo, continuaría guardando diferencias con el significado actual de diplomacia y todo lo que ello implica, especialmente en materia de funciones, privilegios e inmunidades que gozan aquellos que ejercen la diplomacia, es decir, los diplomáticos.

Representantes de la diplomacia rusa
La comisión de paz rusa llega a Portsmouth en el año 1905.

No sería hasta finales de la Edad Moderna que los procedimientos diplomáticos internacionales quedarían establecidos de manera oficial, y, hasta 1961, luego de la Convención de Viena, que se establecerían todos los privilegios e inmunidades que ostentan los diplomáticos en la actualidad.

Características de la diplomacia

Funciones de quien ejerce la diplomacia

Las funciones de quien ejerce la diplomacia, es decir, del diplomático, son las siguientes:

Funciones normales

  • Proteger los intereses del Estado acreditante, es decir, del Estado a quien representa, en el Estado receptor, esto es, el Estado a quien visita o con quien pretende negociar.
  • Fomentar las relaciones amistosas entre el Estado que representa y el Estado receptor.
  • Ejercer (ciertas) funciones consulares.

Funciones excepcionales

  • Representar los intereses de un tercer Estado en el Estado receptor.
  • Representar a un tercer Estado, el cual no posea representación en el Estado que lo recibe.

Luego de ejercer sus funciones como representante del Estado del cual es originario, el diplomático debe informar al Estado acreditante sobre los resultados de las negociaciones con el Estado receptor.

Privilegios e inmunidades de quien ejerce la diplomacia

En el Convenio de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961 se establecieron de manera oficial una serie de facilidades, privilegios e inmunidades diplomáticas. A continuación, se expondrán las más destacadas de cada grupo:

Facilidades

  1. Obtención de locales para la misión y de alojamiento para sus miembros.
  2. La libertad de circulación y tránsito del personal diplomático.
  3. La libre comunicación de la misión en temas oficiales.

Privilegios 

  1. El uso de la bandera y el escudo del Estado a quien representa.
  2. La exención de impuestos sobre los locales de la misión.
  3. La exención fiscal sobre los derechos y aranceles que perciba la misión por actos oficiales.

Inmunidades polÍticas

  1. La inviolabilidad de los locales de la misión y de la residencia particular del agente diplomático.
  2. La inviolabilidad de los archivos y documentos de la misión, con independencia de dónde se encuentren.
  3. La inviolabilidad de la correspondencia oficial.
  4. La inviolabilidad del agente diplomático.

Tipos de diplomacia

Diplomacia ad hoc

Práctica diplomática cuya duración, origen, desarrollo y conclusión se encuentran determinadas por un acuerdo interestatal, es decir, un acuerdo entre el Estado acreditante y el Estado receptor.

Ejemplos de diplomacia
Diplomáticos rusos y japoneses durante la conferencia de paz de Portsmouth del año 1905.

En consecuencia, la diplomacia ad hoc se caracteriza por abordar temas o cuestiones internacionales muy específicas.

Diplomacia parlamentaria

Práctica diplomática que se desarrolla entre los Estados miembros de una organización intergubernamental y la propia organización.

Usualmente, los Estados que pertenecen a una organización intergubernamental instauran misiones diplomáticas permanentes (el sistema de las Naciones Unidas es un claro ejemplo de ello).

Diplomacia corporativa

Práctica diplomática ejercida por una empresa con la finalidad de mantener en equilibrio sus niveles de producción, ventas y compras, así como también todas aquellas relaciones que pueden afectar significativamente a la funcionalidad de la empresa.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *