Capitulaciones de Santa Fe

Hoy día, el descubrimiento de America se encuentra profundamente relacionado con la figura de Cristóbal Colón y sus tres míticas carabelas: La Niña, La Pinta y La Santa María; al menos, esa es la historia que la mayoría de las personas conocen. No obstante, todo proceso de expedición de gran envergadura requiere de financiación, tal es el caso de la expedición de Colón a America, la cual fue financiada y apoyada por los Reyes Católicos a través de las Capitulaciones de Santa Fe.

Contexto histórico de las Capitulaciones de Santa Fe

Los Reyes Católicos

Hablar del documento histórico mediante el cual se aprobó el proyecto de expedición de Cristóbal Colón, conocido como las Capitulaciones de Santa Fe, es hablar de los Reyes Católicos y, por supuesto, de los cinco reinos —Castilla, Aragón, Portugal, Navarra y Granada— que se extendían por toda la península ibérica en el siglo XV.

Toda historia tiene un comienzo, siendo el inicio de esta el matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón en 1469, quienes tiempo después serian conocidos como los Reyes Católicos (aunque, en un principio, dichas coronas no les pertenecían).

Isabel I obtendría la corona de Castilla tras los acontecimientos de la guerra de Sucesión castellana en 1479, guerra en la que derrotaría a Juana la Beltraneja y al rey Alfonso V de Portugal.

Por su parte, Fernando II ascendería al trono de Aragón luego de que su padre, el rey Juan II, muriera el 20 de enero de 1479. De esta manera, surgiría uno de los matrimonios más poderosos y conocidos de toda la historia, pues los nuevos monarcas de Castilla y Aragón se encontraban unidos en santo matrimonio.

La guerra de Granada

A finales del siglo XV iniciaría el capítulo final de una larga historia de batallas entre cristianos y musulmanes, la cual había iniciado setecientos años atrás con la conquista del al-Ándalus por parte de los sarracenos.

En 1481, el reino nazarí de Granada, comandado por el sultán Muhammad XII, mejor conocido como Boabdil, lanzaría una ofensiva contra los reinos de Aragón y Castilla (dominados por los Reyes Católicos). Se desató entonces el último episodio de una serie de cruentas batallas y guerras que se habían extendido por casi ochocientos años.

Antecedentes de las Capitulaciones de Santa Fe

Cristóbal Colón busca financiación para su proyecto de expedición

A inicios de la década de los ochenta del siglo XV, Cristóbal Colón vivía en Portugal, en las islas Madeira. A pesar de ser un simple comerciante, su ambición era gigantesca y, además, su matrimonio con Felipa Moniz le había conectado fuertemente con la nobleza portuguesa.

Algunos historiadores estiman que, entre los años 1480 y 1483, Cristóbal Colón concibió la idea de llegar a las Indias navegando a través del océano Atlántico. Esta idea se convertiría en su proyecto principal y, a pesar de fracasar varias veces en la búsqueda de patronazgo para el mismo, nunca desistió hasta alcanzar su objetivo.

Cristóbal Colón y las tres carabelas
Cristóbal Colón tenía una idea de cómo llegar a las Indias a través de una ruta que no estaban explotando otros reinos.

El rey Juan II de Portugal sería el primer monarca al cual Cristóbal Colón le presentaría su proyecto de expedición. No obstante, sus consejeros le recomendarían mantenerse escéptico ante tal propuesta y desestimarla.

Por tal motivo, y quizás influenciado por la muerte de su esposa en 1485, Cristóbal Colón viajaría al reino de Castilla para presentarle su proyecto a los Reyes Católicos; sin embargo, estos también le rechazarían.

Cabe destacar que, entre los años 1482 y 1492, los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, se encontraban luchando en la guerra de Granada. Esta campaña militar tenía como propósito recuperar el Reino de Granada, vencer al sultán Boabdil y poner fin a la ocupación musulmana en la península ibérica.

Es por ello que, en un primer intento, la propuesta de expedición de Colón fue rechazada, pues la conquista de Granada era la prioridad.

Colón renuncia a encontrar patronazgo en Portugal

Un resiliente Cristóbal Colón viajaría nuevamente a Portugal en 1488, quizás con la intención de conseguir patronazgo para su proyecto de expedición. Una vez estando en Portugal, Colón asistiría al regreso de Bartolomé Díaz, quien acababa de volver de un viaje marítimo en el que había descubierto el cabo de Buena Esperanza, en el extremo sur de África, significando esto una nueva ruta de viaje a las Indias a través del océano Índico.

El descubrimiento de Bartolomé Díaz arruinó las esperanzas de Colón de encontrar patronazgo en Portugal, pues el rey Juan II preferiría esta nueva ruta comercial hacia las Indias que la desconocida y arriesgada propuesta de viaje hacia al oeste. Debido a esto, Colón regresaría a Andalucía y continuaría con su búsqueda de patronazgo.

El duque de Medina Sidonia sería el primer noble en escuchar la propuesta de Colón luego de que este regresase de Portugal, pero, como era de esperar, también le rechazaría. El siguiente noble en escuchar la propuesta de Colón sería el duque de Medinaceli, Luis de la Cerda, quien sería el primero en mostrarse interesado en dicha expedición, acogiendo incluso a Colón durante dos años.

La conquista de Granada y las negociaciones finales

El 25 de noviembre de 1491, el reino nazarí de Granada se rendiría de forma oficial ante los Reyes Católicos. Ahora, el rey Fernando de Aragón y la reina Isabel de Castilla podrían centrar su mirada en lo desconocido, por lo que la antigua propuesta de Colón, finalmente, sería considerado por dichos monarcas.

El 31 de diciembre de 1491, en Santa Fe, Colón presentaría nuevamente su proyecto ante los Reyes Católicos. Sin embargo, Colón y los Reyes Católicos no pudieron llegar a un acuerdo, pues la propuesta presentada por Colón exigía mucho y a cambio ofrecía meras especulaciones o esperanzas, por lo que fue despedido de la corte.

Luis de Santángel, un alto funcionario, intercedería por Colón ante los Reyes Católicos, comprometiendo su propio dinero en el proceso. Fue, quizás, la acción de Luis de Santángel, lo que haría cambiar de opinión a la reina Isabel, quien ordenaría traer de vuelta a Colón.

Finalmente, el 17 de abril de 1492, Cristóbal Colón y los Reyes Católicos alcanzarían un acuerdo, siendo este plasmado en unas capitulaciones, las cuales tiempo después serían conocidas como las Capitulaciones de Santa Fe.

¿Qué es una capitulación?

Una capitulación es un término utilizado para referirse a documentos jurídicos o diplomáticos mediante los cuales se establecía una especie de acuerdo entre Estados, o bien entre particulares y Estados. Estos acuerdos constituían un contrato entre el rey y el conquistador, similar a una relación de vasallaje, mediante la cual se podía conquistar un territorio y erigirse como el señor feudal del mismo.

A inicios del siglo XV, las capitulaciones firmadas por los reyes de Castilla permitieron no sólo la conquista de las islas Canarias, sino también la expansión del cristianismo, siendo esto último el principal objetivo de las capitulaciones.

No obstante, las Capitulaciones de Santa Fe se convertirían en la excepción de la regla, pues se le concedería a Cristóbal Colón un señorío hereditario; además, el móvil principal de su expedición no sería religioso.

Capitulaciones de Santa Fe
Las Capitulaciones de Santa Fe plasma el acuerdo al que llegaron Cristóbal Colón y los Reyes Católicos.

¿Cuál es la estructura de una capitulación?

Las capitulaciones, al ser documentos notariados y gozar de carácter jurídico en los antiguos reinos de la península ibérica del siglo XV, se caracterizaban por poseer una estructura sumamente pulcra y organizada:

  • Encabezado.
  • Lista de peticiones (capítulos) a solicitar a los reyes.
  • Fechas en las que se emitía el documento junto a las firmas reales que lo aprobaban.

¿Que se estableció en las capitulaciones de Santa Fe?

Encabezado

El encabezado de las Capitulaciones de Santa Fe inicia mencionando los dos motivos por los cuales los Reyes Católicos han de conceder a Colón lo que este les solicita: el primer motivo, por lo descubierto en el Atlántico, y el segundo, por el viaje que pronto emprenderá.

Por tal razón, muchos historiadores consideran que dichas capitulaciones recibieron modificaciones luego de que Colón regresase de su primer viaje a América.

Capítulos

Luego del encabezado, mediante una lista de cinco capítulos se establecen los títulos y privilegios que han de ser otorgados a Colón durante su expedición. Estos son los siguientes:

  1. Título vitalicio y hereditario de almirante de todas las islas y tierras firmes que Cristóbal Colón descubriese o conquistase por su mano o industria en las Mares Oceánas (océano Atlántico).
  2. Título de virrey y gobernador de las tierras descubiertas y conquistadas, el cual incluía además el derecho de presentar a la Corona una terna de candidatos para cada oficio de gobierno.
  3. El 10% de todas las ganancias económicas que se pudiesen generar en los territorios que estuviesen bajo el almirantazgo de Cristóbal Colón.
  4. La autoridad para Cristóbal Colón, o para un oficial designado por él, de juzgar los pleitos mercantiles que se pudiesen generar durante la expedición, conquista u ocupación.
  5. La opción, pero no la obligación, de contribuir con el 12,5% (octava parte) de los gastos de toda futura expedición, siempre y cuando reciba una parte similar de los beneficios obtenidos.

Otras informaciones de interés

¿Cuándo fueron escritas las Capitulaciones de Santa Fe?

Las Capitulaciones de Santa Fe fueron escritas el 17 de abril de 1492.

¿Dónde fueron escritas las Capitulaciones de Santa Fe?

Como su nombre lo indica, se escribieron en la localidad de Santa Fe, actual provincia de Granada (España).

¿Quién redactó las Capitulaciones de Santa Fe?

Juan de Coloma, quien fuese el secretario del rey, redactó el documento.

¿Quién registró las Capitulaciones de Santa Fe?

Se cree que fue Juan Ruiz de Calcena, quien fuese el registrador de la Cancillería de Aragón, el encargado de registrar el documento.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *