Clero

Qué es el clero, de dónde proviene, cuáles son sus privilegios y qué tipos de clérigos hay, son preguntas a las que encontraremos respuesta en las siguientes líneas.

Definición de clero

Clero es el nombre con el que se conoce a los ordenados al servicio de su religión, que dedican su vida a Dios y a la Iglesia. En el cristianismo son muchas las figuras que encontramos dentro de esta figura, como, por ejemplo, sacerdotes, obispos, arzobispos, etc.

Etimología de clero

La palabra clero proviene del latín clericus y significa “los que pertenecen a la clase sacerdotal”.

Origen del clero

El origen del clero se remonta a los apóstoles, los primeros evangelizadores de la historia.

En la Edad Media, el clero se encuentra en un estado de poder similar al de la nobleza y, a medida que la Iglesia crece, se ve en la necesidad de imponer un orden jerárquico.

Función del clero

Las funciones propias del clero pueden variar según la religión, pero principalmente la función del clero es la de predicar el nombre de Dios y llevar a cabo los sacramentos, tanto en las iglesias como en los colegios, etc. Por eso podremos ver clérigos no solo dando misa, sino también en los puestos de profesor de religión en algunas escuelas.

Privilegios del clero

El clero ha contado con muchos privilegios a lo largo de su historia hasta hoy en día. Entre estos privilegios encontramos la financiación.

El clero tiene dos formas principales de financiamiento:

  • Estatal (dinero público).
  • Donaciones de los fieles (dinero privado).

Además, cuenta con el privilegio de lo que se conoce como fuero eclesiástico. Es decir, está amparado por sus propias legislaciones y tiene sus propios jueces eclesiásticos.

Tipos de clero

Clero regular

El clero regular es el que vive dentro de un convento a las leyes de una congregación y se dedica a la espiritualidad, el estudio y la predicación, siempre al servicio de la Iglesia.

El clero regular tiene que cumplir sus votos de obediencia, pobreza y castidad.

Pueden ser tanto de hombres como de mujeres. Algunos ejemplos de clero regular son las comunidades de los franciscanos, las carmelitas, los benedictinos, las claras o los jesuitas.

Clero secular

El clero secular no vive en congregaciones y entre sus funciones están la de predicar y llevar a cabo los sacramentos.

En este grupo nos referimos a los sacerdotes, obispos, arzobispos, diáconos y presbíteros. Cada uno en su escalón de la jerarquía y todos bajo la autoridad máxima del Papa.

Dentro del clero secular antiguamente se distinguía entre alto y bajo clero.

  • Alto clero: venía de familias adineradas, poderosas o nobles, y a este grupo pertenecían los obispos, arzobispos, cardenales, canónigos y abades.
  • Bajo clero: por su parte, los sacerdotes y diáconos, en el último peldaño de la jerarquía, venían de familias más modestas y humildes y, por lo tanto, conformaban el bajo clero.

Fuentes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *