Rebeliones a lo largo de la historia

Desde su existencia, la humanidad ha atravesado muchos procesos de resistencia, tanto violenta como pacíficamente, con el fin de alzarse contra autoridades que en muchos casos son consideradas ilegitimas, constituyendo así una especie de derecho superior y moral a plantar cara contra la opresión.

Independientemente de los resultados o de si son legítimas o no, las rebeliones dejan su marca en la historia y dan forma al mundo en el que vivimos.

Definición de rebelión

¿Qué es una rebelión? Se podría definir como un acto mediante el cual se demuestra la oposición a la autoridad a través de actos de rebeldía.

Puede ser tanto individual como colectivamente, y ocurre debido a un descontento hacia alguna cuestión que afecta a la población. A través de esta manifestación se busca impulsar un cambio al respecto, logrando objetivos que pueden alterar el devenir de las cosas.

Debido a que las autoridades suelen rechazar las demandas de los insurrectos y utilizar la represión para mantener el orden, las rebeliones suelen tornarse violentas y los sublevados recurren a métodos armados de distintos tipos.

Sin embargo, las protestas y manifestaciones en espacios públicos suelen ser el primer paso, y en algunos casos suficiente, para lograr el objetivo.

Significado de rebelión

La etimología de esta palabra proviene del latín, precisamente del término rebellio, que significa acción y efecto de hacer guerra contra la autoridad. Sus elementos son los siguientes:

  • El prefijo –re, que quiere decir hacia atrás.
  • Bellum, que significa guerra.
  • El sufijo –ión, que sería acción y efecto.

Diferencia entre rebelión y revolución

Aunque podrían considerarse sinónimos, ambos términos tienen diferencias sustanciales. Usualmente, estas palabras son empleadas para referirse a levantamientos o guerrillas, pero la historia nos demuestra sus diferencias:

  • Revoluciones: implican levantamientos armados y masivos con el fin de lograr un gran cambio desde la raíz de las instituciones políticas, sociales o económicas. En definitiva, se trata de un acto que lleva a la lucha contra la autoridad.
  • Rebeliones: si bien una rebelión puede tener una gran escalada de violencia o busca derrocar al gobierno, esto no sucede necesariamente, sino que persigue rebelarse contra ciertas medidas que se consideran injustas y se les quiere poner fin a través de la desobediencia civil.

Podría decirse que, en la mayoría de los casos, una rebelión es un paso antes de una revolución, y este paso se da dependiendo del nivel de represión o violencia de la autoridad y de si cumple con las exigencias.

Tipos de rebeliones

El rechazo a la obediencia y al orden puede presentarse de muchas formas. Algunas violentas con distintas intensidades, y otras pacíficas. Los rebeldes, dadas las circunstancias, pueden valerse de alguna de estas:

Motín

Una rebelión organizada por un grupo de individuos para derrocar u oponerse a la autoridad. Es comúnmente utilizada en el ámbito marinero, donde la tripulación conspira contra el capitán.

Resistencia no violenta

Práctica mediante la cual se busca obtener un cambio sociopolítico a través de protestas simbólicas y desobediencia civil (rehusarse a cumplir los mandatos y leyes), sin utilizar en ningún momento la violencia para alcanzar los resultados.

Resistencia violenta

Cuando la simple desobediencia no es suficiente y las autoridades responden con agresiones, algunos individuos se dedican a luchar contra el gobierno utilizando la fuerza para alcanzar el cambio sociopolítico.

Boicot

Este tipo de desobediencia civil busca separar a las personas del consumo. A través de las finanzas, se intenta crear el cambio generando grandes pérdidas y sabotajes al no adquirir productos, servicios o ignorando los derechos de propiedad.

Golpe de Estado

Un alzamiento que busca derrocar a un líder y es llevado a cabo generalmente por militares, aunque también puede ocurrir a manos de políticos. A través de los golpes de Estado se remueve directamente la causa del descontento.

Revuelta

Término utilizado para rebeliones violentas en áreas concretas en lugar de un alzamiento general.

Subversión

El intento de vencer a la autoridad a través de actos subversivos de manera no expresa, como el sabotaje o el espionaje.

Ejemplos de rebeliones históricas

En cada uno de sus distintos tipos, la humanidad ha experimentado un sinfín de rebeliones; algunas de las más destacadas son las que os mencionamos a continuación:

Rebelión de Tasos (465 a. C.)

Los habitantes de Tasos se alzaron contra el dominio ateniense en un intento de abandonar la Liga de Delos. La rebelión ocurrió con la finalidad de recuperar el control de las minas de oro que Atenas les había arrebatado.

Rebelión de los mercenarios de Cartago (242 a. C.)

Esta sublevación ocurrió luego de la primera guerra púnica, cuando los mercenarios contratados por Cartago exigieron el pago de su sueldo. Ante la falta de fondos, estos se alzaron contra las autoridades.

Guerra judeo-romana (66-73)

Revuelta que tuvo lugar en la provincia romana de Judea contra el control romano. Fue la primera de las tres rebeliones que enfrentó a ambas facciones. Los judíos se alzaron y expulsaron a las legiones de la ciudad y lograron resistir por siete años.

Rebelión Taiping (1850-1964)

Ocurrió cuando Hong Xiuquan, un chino converso al cristianismo, y otros manifestantes intentaron rebelarse contra las autoridades de la dinastía Qing, que consideraban adoradores del demonio, y establecer el Reino Celestial de la Gran Paz.

Rebelión de la India (1857)

Comenzó cuando soldados indios pertenecientes al ejército de la Compañía Británica de las Indias Orientales se sublevaron a la misma, auspiciando una rebelión que estalló en otros conflictos y revueltas civiles a lo largo de la llanura del Ganges.

Levantamiento de los bóxers (1899-1901)

Fue un movimiento iniciado por aldeanos chinos que intentó oponerse a la influencia extranjera en el comercio, la política, la religión y la tecnología de la débil dinastía Qing.

Rebelión árabe (1916-1918)

Durante la Primera Guerra Mundial, los árabes ocupados por el Imperio otomano se rebelaron contra las autoridades en un intento de crear un Estado árabe independiente. Apoyados por los británicos, lograron liberarse y crear un efímero reino.

Alzamiento de Varsovia (1944)

Fue la mayor rebelión civil contra la ocupación alemana de Polonia durante la Segunda Guerra Mundial. Los civiles y la resistencia polaca planificaron una sublevación armada que les permitió controlar gran parte de la ciudad y resistir por más de 60 días.

Paro agropecuario patronal en Argentina (2008)

Un ejemplo de rebelión no violenta. Los productores de este país se alzaron contra las disposiciones de retención a las exportaciones y tomaron medidas, como bloquear carreteras e irse al paro, lo que agravó el abastecimiento en las ciudades.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *