Genocidio

Hoy día es natural observar cómo la mayoría de personas poseen una visión dicotómica de la humanidad y sus acciones; por un lado, existen los filántropos y por otro, los más despiadados. Ahora bien, la sociedad no está compuesta únicamente de buenas y malas personas, sino que existen ciertos matices entre el bien y mal. La realidad es que, desde antaño, han existido personajes que se han encargado de definir y ejemplificar con su vida misma lo que significa estar en el extremo del mal.

Es la intención de este artículo abordar el concepto de genocidio desde distintas perspectivas, así como también su significado. Además, señalamos sus características principales y explicamos por qué no todo asesinato en masa es un genocidio. Finalmente, se expondrá un listado de los casos de genocidio que, lamentablemente, cobraron un mayor número de víctimas a lo largo de la historia.

Definición de genocidio

Desde una perspectiva jurídica

Luego de que la Segunda Guerra Mundial finalizase, y siendo la primera vez que un genocidio fuese conocido de tal manera, resultó imprescindible para las naciones del mundo establecer el genocidio como un acto terrible, no solo para un pueblo, cultura, etnia en sí, sino para toda la humanidad en general. En este orden de ideas, se pueden encontrar distintos tipos de definiciones de carácter jurídico del genocidio.

Según la Asamblea General de la ONU en 1946

Se define al genocidio como una denegación del derecho a la vida de los grupos humanos, independientemente de que estos grupos raciales, religiosos, políticos o de otro tipo hayan sido destruidos por completo o en parte y, por tanto, como un crimen sometido al derecho en cualquier lugar.

Según la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio de 1948

Se entiende por genocidio cualquiera de los actos mencionados a continuación, perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso, como tal:

  1. Matanza de miembros del grupo.
  2. Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo.
  3. Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial.
  4. Medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno del grupo;
  5. Traslado por fuerza de niños del grupo a otro grupo.

Desde una perspectiva sociológica

Para la sociología, el genocidio va más allá del aniquilamiento sistemático de un grupo de población —concepto jurista del genocidio establecido por Matthias Bjørnlund, Eric Markusen y Matthias Mennecke—, ya que dicho crimen no consiste únicamente en aniquilar a un grupo racial, religioso o de otro tipo. Así, también busca legitimar y establecer un régimen de obediencia mediante el miedo, la coerción y la violencia.

En síntesis, se puede establecer una similitud entre el genocidio y las ideas totalitaristas o absolutistas de un grupo dominante, tal y como la historia lo ha demostrado a través de la gran cantidad de genocidios ocurridos en el siglo XIX y XX. Un claro ejemplo de lo antes planteado es la definición, bajo una postura sociológica, del genocidio según Vahakn Dadrian en 1975:

… Intento exitoso de un grupo dominante investido con autoridad formal y/o con acceso preponderante a los recursos globales de poder, para reducir por coerción o violencia letal el número de un grupo minoritario, cuyo exterminio final es esperado como deseable y útil…

Discrepancias entre el significado jurídico y coloquial de genocidio

En la actualidad, existen discrepancias entre el significado jurídico y el significado coloquial del delito de genocidio. Es por ello que, en la praxis social, a menudo surgen debates improductivos e innecesarios sobre el uso real del término.

Un romano mata a un druida.
Según algunos historiadores, una de las causas del exterminio de los druidas podría ser un genocidio por parte de los romanos. Imagen de una ilustración del libro Historia de Inglaterra, de David Hume (en una edición de 1825).

Según lo establecido en la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio de 1948 y también en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, el genocidio es un delito de derecho internacional que no siempre implica asesinatos masivos de un grupo cultural, religioso, étnico, político o racial.

Lo antes planteado es la principal razón tras los debates que surgen sobre el uso apropiado del término genocidio, pues en el lenguaje común se cree que todas las grandes matanzas son genocidios, lo cual no siempre es así.

Por ejemplo, las matanzas masivas ejercidas por regímenes totalitaristas y, en su mayoría, simpatizantes del comunismo o cualquier ideología derivada del mismo no son consideradas un genocidio, sino más bien un crimen de lesa humanidad.

Otro tipo de asesinatos masivos que no son considerados genocidios, pero sí crímenes de lesa humanidad, son los siguientes:

  • Limpiezas o desplazamientos étnicos, siempre y cuando no haya un intento expreso de destruir total o parcialmente al grupo étnico que está siendo expulsado.
  • Crímenes de guerra.
  • Violaciones a los tratados de paz.
  • Uso ilegal de armas.
  • Esclavitud.

Características del genocidio

En aras de una mejor comprensión del uso tanto jurídico como sociológico del término genocidio, a continuación se establecerá un listado de las características principales que ostenta dicho vocablo:

  • Antes de ejecutar el delito de genocidio, el genocida crea un concepto o bien escoge un grupo social como víctima principal de sus actos.
  • El genocida separa moralmente a los ciudadanos que ha escogido previamente como víctimas de sus acciones, y los despoja de todo derecho y virtud para así convertirlos en el decil más bajo y despreciable de una sociedad, en algo que no debe ser considerado humano y, por ende, no debe vivir.
  • Las víctimas de un genocidio no solo sufrirán una separación virtual (moral y ética) del resto de la sociedad, sino que también su separación será física. Dicha separación puede ser mediante una migración obligatoria, o bien aislándolos en un territorio determinado.
  • El genocida junto a sus súbditos, según la autoridad que este decida otorgar sobre estos, son los que tienen el poder y autoridad de determinar si sus víctimas deben morir o, por el contrario, trabajar forzosamente hasta morir.
  • El genocidio, al ser un asesinato sistemático total o parcial de una población en específico, no está sujeto a una estructura o a una serie de pasos a cumplir, sino que más bien queda sujeto a la capacidad del genocida de ejecutar dicho delito.
  • En términos legales, el delito de genocidio no contempla la aniquilación total o parcial de grupos sexuales o políticos bajo su alcance jurídico.
  • Si bien el genocidio es un crimen que se encuentra penado y regulado internacionalmente, este también está sujeto al ordenamiento penal de cada nación. En consecuencia, nada impide que un Estado pueda ampliar la definición convencional de dicho delito.

Ejemplos de genocidios a lo largo de la historia

Gran hambruna china

Considerada la hambruna más mortal de la historia de la humanidad, la gran hambruna china cobró un saldo de entre 15 y 55 millones de víctimas entre los años 1958 y 1962 (su fecha exacta aún es motivo de debate).

Invasiones mongolas (Genghis Khan)

Desde el año 1206 hasta el año 1324, los mongoles invadieron sistemáticamente casi todo el continente asiático y parte de la Europa oriental. En consecuencia, entre el 2,5% y el 9% de la población humana pereció bajo el poderío mongol, esto es, aproximadamente entre 11 y 40 millones de vidas humanas.

Conquistas musulmanas en el subcontinente indio

Las conquistas del subcontinente indio, que se iniciaron entre el año 711 y 712 con la invasión de la región de Sind, y culminaron en el año 1526 con el establecimiento del Imperio mongol, acabaron con la vida de entre 6 y 26 millones de personas. La causa de asesinato principal fue el no profesar la fe musulmana.

Conquistas de Tamerlán

Desde el año 1370 hasta el año 1405, las conquistas del ultimo líder nómada de los mongoles, Tarmelán, supusieron la muerte del 5% de la población mundial en aquel entonces, es decir, entre 7 y 20 millones de víctimas perecieron bajo el yugo del conquistador turco-mongol.

Genocidio judío por la Alemania nazi

Campo de concentración nazi
En los campos de concentración nazis murieron o malvivieron millones de personas. Imagen de la película La lista de Schindler (1993).

Este es, quizás, el genocidio más conocido de la historia de la humanidad. El régimen de Adolf Hitler acabó con dos tercios de la población judía europea (5 millones de judíos) en tan solo cuatro años (19411945).

Genocidio de Oromo y otros etíopes del sur

El accionar de Menelik II, emperador de Etiopía, entre los años 1880 y 1901, acabó con la vida de entre 5 y 6 millones de etíopes del sur. Además, dicho genocidio coincidió con una hambruna natural que causó otras 4 millones de muertes adicionales en dicha región.

Plan Hambre por la Alemania nazi

Entre los años 1941 y 1945, durante la Segunda Guerra Mundial, la Alemania nazi de Adolf Hitler pondría en marcha su Hungerplan, un plan económico genocida que acabaría con la vida de poco más de 4 millones de soviéticos.

Genocidio armenio

Imagen del documental "Intent to Destroy"
El Imperio otomano llevó a cabo el genocidio contra los armenios cristianos. Imagen del documental Intent to destroy (2017), que aborda esta cuestión.

El Imperio otomano sería el encargado de perpetuar uno de los genocidios más atroces de la historia de la humanidad. Entre los años 1915 y 1923, la población armenia que residía en territorio otomano fue perseguida y asesinada, dejando un saldo de entre un 1,5 y 2 millones de víctimas.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *