Conservadurismo

En mayor o menor medida, las tradiciones forman parte importante de todas las culturas y grupos humanos existentes. En muchos casos, la manera en la que nos comportamos, lo que creemos o pensamos, está relacionado con el modo en que nos hemos formado y todas aquellas cosas que nos han enseñado.

Estos valores, a pesar de poseer tradición, pueden estar sujetos a modificaciones, ya que bastaría un cambio en la mentalidad o en la forma de ser para que dicha manera de ver el mundo llegue a su fin, siendo reemplazada por otras ideas.

En su lucha por preservar el orden establecido, el conservadurismo defiende las tradiciones y posiciones existentes sobre un orden, resistiéndose así a cualquier cambio.

Definición de conservadurismo

Son las posturas sociales, ideológicas y políticas contrarias a cualquier clase de cambio. De manera que el conservadurismo se encarga de proteger las doctrinas, creencias u opiniones que tienen un fundamento importante en dicho orden.

Este sistema se opone a cualquier clase de cambio radical político, social o económico que pueda afecta el modelo existente, de manera que las ideas progresistas son inaceptables.

El conservadurismo suele estar asociado ideológicamente a la derecha o centroderecha y protege valores tradicionales como la familia o la religión.

Significado de conservadurismo

La palabra conservador procede del latín conservator, que significa el que guarda todo. Sus componentes léxicos son:

  • El prefijo con, que quiere decir completamente o globalmente.
  • Servare, que significa guardar o conservar.
  • Por último, el sufijo dor, cuyo significado es quien ejecuta la acción.
  • En el vocablo conservadurismo, el sufijo –ismo hace referencia a una doctrina o sistema.

Este término fue acuñado en 1819 por François-René de Chateaubriand, un diplomático francés famoso por fundar el romanticismo en Francia.

François-René de Chateaubriand
François-René de Chateaubriand, óleo sobre lienzo de Anne Louis Girodet De Roucy Trioson del año 1809.

Los conservadores eran personas opuestas a las ideas de la Ilustración y quienes tenían afinidad a las ideas del Antiguo Régimen.

Orígenes del conservadurismo

Tras la Revolución francesa llegó a su fin el periodo conocido como el Antiguo Régimen, una época marcada por la monarquía absolutista, los estratos sociales y el poder de la Iglesia.

Sin embargo, en la Francia revolucionaria había personas que defendían parte de estos principios (al menos en cierta medida o cuestiones en específico).

Para definirlos, en 1819 Chateaubriand usó este término para referirse a los que abogaban por la conservación de instituciones como la monarquía o la Iglesia. Aunque siempre han existido intereses por preservar un orden, tras la revolución este término se convirtió en un movimiento político.

Las ideas de la Revolución francesa suscitaron revoluciones liberales en gran parte de Europa, por lo que el movimiento en busca de defender los valores preexistentes se expandió por todo el continente.

Principios del conservadurismo

Desde el punto de vista social, el conservadurismo ve en la sociedad y en los individuos principios basados en la ley y el derecho natural, con los cuales establece ideas basadas en la naturaleza humana.

La libertad está representada por la cohesión social, viendo a la sociedad como parte de un proyecto o situación común que sirve a una necesidad humana profunda.

En este sentido, defiende un orden público tradicional tanto en lo social como en lo jurídico en el que las tradiciones, como la religión o la nación, juegan un papel importante.

Angela Merkel
Angela Merkel, canciller de Alemania desde 2005 hasta 2021, fue una de las integrantes más destacadas del Partido Popular Europeo. Imagen de Flickr.

En lo económico, aunque defiende el libre mercado y respeta la propiedad privada, también se adhiere al intervencionismo para proteger la industria del país u otros intereses relacionados.

Tipos de conservadurismo

Tras la Revolución francesa, surgen dos vertientes que se diferencian por su postura sobre la democracia:

Conservadurismo moderado

Es el que busca conservar las tradiciones y está arraigado a los valores religiosos y nacionales pero posee posturas liberales en ciertos temas y ha aceptado la democracia como sistema de gobierno. Frecuentemente está asociado al centroderecha.

Conservadurismo reaccionario

Mantiene una postura más extrema hacia el tradicionalismo, de manera que se opone radicalmente a los movimientos surgidos o heredados tras la Revolución francesa, defendiendo con férrea fidelidad las tradiciones. Mantiene opiniones opuestas a la democracia.

En la actualidad, algunas de las posturas conservadoras existentes son:

Conservadurismo liberal

Similar a las ideas moderadas, combina políticas conservadoras con posturas liberales en ciertos temas relacionados con cuestiones éticas o sociales. Su postura se aproxima al liberalismo clásico y, por tanto, se opone a la intervención del gobierno en la economía.

Conservadurismo nacionalista

Esta variante está formada por ideas conservadoras con fuertes ideales nacionalistas, de manera que busca promover la cultura, el crecimiento y la tradición bajo la perspectiva patriótica. Se opone a cualquier clase de política que afecte a la unidad nacional y a sus valores.

Conservadurismo social

Considera que los individuos son entes sociales y que, en base a esto, no pueden ser concebidos sino es en relación a una comunidad, ya que forman parte de los aspectos morales y de la estructura social de esta.

 Conservadurismo religioso

Aquel que representa y defiende la importancia de los valores morales y religiosos en la sociedad, de manera que tenga trascendencia en las leyes y enseñanzas.

Cuadro de una familia
Felicidad familiar, obra de Paul Emanuel Gaisser (fecha desconocida).

Resalta la familia tradicional y se opone a cuestiones como el aborto, el matrimonio homosexual o el uso de drogas, aunque esto puede variar según la religión.

Características del conservadurismo

Entre las características que representan al conservadurismo se encuentran las siguientes:

  • Defiende la tradición: las tradiciones existentes representan la forma en la que una comunidad convive. Estas se consideran dignas y deben ser transmitidas de generación en generación para que prevalezcan en el orden existente. Si esto se viese afectado por un cambio, estos valores desaparecerían.
  • Preferencia por el orden: en todo momento se opone al cambio que las ideas liberales puedan realizar, ya que defiende los valores preexistentes y rechaza los cambios. Aunque en algunos casos se puedan aceptar cambios, estos son prudentes.
  • Respeta la propiedad privada: en todas sus variantes, la política económica posee un carácter liberal, de manera que rechaza la intervención del Estado en la economía, salvo para tomar medidas proteccionistas a la industria.
  • Valora el derecho natural: considera la existencia de derechos determinados en la naturaleza humana, principios y atributos que son muy importantes en la sociedad.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *