Juana de Arco

Juana de Arco fue una gran heroína de origen francés cuya influencia fue capaz de alterar el curso de los acontecimientos de la guerra de los Cien Años. En dicho conflicto bélico, los ingleses habían tomado ventaja sobre los franceses tras aliarse con el condado de Borgoña en contra del reino de Francia. No obstante, Juana de Arco, y con tan solo 17 años, aparecería en 1429 para liberar a Orleans del control británico.

Nombre verdadero de Juana de Arco

La heroína de Francia y actual santa de la Iglesia católica romana, Juana de Arco, tenía por nombre Jeanne d’Arc, siendo su apellido de Arco la traducción del apellido de su padre D’Arc. Este apellido también se suele encontrar en los escritos como Darc, Tarc, Dare y/o Day, aunque se traducen como de Arco de igual forma.

¿Cuándo nació Juana de Arco?

Juana de Arco nació el 06 de enero de 1412.

¿Dónde nació Juana de Arco?

Juana de Arco nació en Domrémy-la-Pucelle, Francia.

Casa natal de Juana de Arco
Casa natal de Juana de Arco en Domrémy-la-Pucelle

¿Cuándo murió Juana de Arco?

Juana de Arco fue capturada por los borgoñones en Compiègne el 23 de mayo de 1430, aunque llevó a cabo varios intentos de evasión, dentro de los que se encuentran su huida del castillo de Beaurevoir (donde saltaría de una torre de 21 metros de altura)

Finalmente, sería sometida a intensos interrogatorios entre el 24 de febrero y el 21 de marzo de 1431, enfrentando hasta 70 cargos, todos relacionados con herejías.

La resolución del juicio fue el destino final de Juana de Arco, pues se la condenó a morir por hereje el 29 de mayo de 1431. De esta manera, la doncella de Orleans moriría en la hoguera en Ruan (Francia) el 30 de mayo de 1431, algo que sucedería frente a una gran multitud de personas.

Muerte de Juana de Arco en la hoguera
Muerte de Juana de Arco en la hoguera. Imagen de la película Juana de Arco de Luc Besson (1999)

Familia de Juana de Arco

Padre de Juana de Arco

Su padre, Jacques d’Arc, era propietario, junto a su esposa y madre de Juana de Arco, de veinte hectáreas de tierra en Domrémy. Además, trabajaba como granjero y gozaba de un puesto menor como funcionario, siendo sus obligaciones recaudar impuestos y dirigir la guardia local.

Madre de Juana de Arco

Su madre era Isabelle Romée. Cabe destacar que, el 29 de diciembre de 1429, Carlos VII de Francia le concedió el estatus de nobleza tanto a ella como a su esposo Jacques d’Arc y a sus cinco hijos (dentro de los que se encontraba Juana de Arco).

Esposo e hijos de Juana de Arco

Con tan solo 17 años de edad, Juana de Arco partiría a la ciudad de Chinon en 1429 para encontrarse con Carlos VII el Victorioso. A partir de ese momento, quedaría sumergida en la guerra de los Cien Años, muriendo tan solo dos años después sin haberse casado ni dejar descendencia.

Contexto histórico de Juana de Arco

Al momento del nacimiento de Juana de Arco en 1412, Francia se encontraba envuelta en uno de los conflictos bélicos más icónicos de la Edad Media: la guerra de los Cien Años.

Todo inicia 84 años antes del nacimiento de Juana de Arco, con la muerte del rey de Francia Carlos IV el Hermoso y la extinción de la rama mayor de los Capetos. En consecuencia, varios nobles alzarían su voz para reclamar su derecho al trono. No obstante, sería Felipe VI, de la rama menor, Valois, de los Capetos, quien fuese coronado como rey por la nobleza en el año 1328.

Esta decisión incomodó a muchos de los nobles pertenecientes a la dinastía de los Capetos, en sus distintas ramas, siendo el más destacado el rey de Inglaterra, Eduardo III, quien era nieto de Felipe IV el Hermoso, siendo sus nexos más fuertes que los de Felipe VI de Valois.

En un principio, Eduardo III aceptaría la decisión de la nobleza y la coronación de Felipe VI como rey de Francia. Sin embargo, Eduardo III cambiaría de opinión en 1337 luego de que Felipe VI le confiscase las tierras de Aquitania. De esta manera, daría inicio la guerra de los Cien Años.

82 años más tarde, en 1419, cuando Juana de Arco tenía solo siete años de edad, la guerra permanecía vigente y estaba a punto de dar un revés negativo para Francia, pues los borgoñones se aliarían con los ingleses en contra de los franceses.

En 1425, a la edad de 13 años, Juana de Arco experimentaría su primera visión o revelación divina, pues afirmaría que San Miguel Arcángel, Santa Margarita y Catalina de Alejandría le dijeron que su destino era expulsar a los ingleses y llevar a Carlos VII a Reims para su coronación.

Las campañas militares de Juana de Arco

En 1428, tres años después de su primera revelación divina, Juana de Arco le solicitó a su pariente Durand Lassois que la llevase a la ciudad de Vaucoleurs. La intención de la heroína era hablar con el comandante de la guarnición, Robert de Baudricourt, para que este le otorgase una escolta armada que la pudiese acompañar en su travesía hacia la Corte Real francesa en Chinon.

Como era de esperar, Robert de Baudricourt la ignoró por completo. Sin embargo, Juana de Arco volvería nuevamente. Esta vez, prediciendo la derrota francesa en la batalla de Rouvray. El regente, Robert de Baudricourt, quedaría pasmado al enterarse que la predicción de Juana de Arco se había cumplido, por lo que cedería ante sus peticiones sin dudarlo.

Juana de Arco se encontraría con Carlos VII el Victorioso/ Bien Servido en la ciudad de Chinon, en 1429. Poco tiempo después, partiría a la ciudad de Orleans junto al ejército francés con la intención de librar a esta ciudad del asedio de los ingleses, comandados por John Talbot.

Ataque al fuerte de Tournelles por los franceses
Ataque al fuerte de Tournelles por los franceses, con Juana de Arco liderándolos

No solo lograría levantar el asedio de los británicos, sino que también influiría en la liberación del asedio de las ciudades de Patay, Troyes y Reims. Gracias a la liberación de la ciudad de Reims, y del gran golpe que Juana de Arco había asestado a los ingleses, el rey Carlos VII pudo ser coronado como el auténtico heredero del trono de Francia.

La caída de Juana de Arco

Luego de sus grandes éxitos en el campo de batalla, el nuevo objetivo de la doncella de Orleans sería liberar a la ciudad de Compiègne del asedio de los borgoñones, quienes se habían aliado diez años atrás con los ingleses.

En 1430, Juana de Arco, ignorando los deseos del rey Carlos VII y sus intenciones de lograr un pacto con el ducado de Borgoña, intentaría librar a la ciudad de Compiègne de su asedio. No obstante, su derrota sería estrepitosa y, tras un intento de retirada, seria emboscada y capturada por los borgoñones, que posteriormente la vendieron a los ingleses.

Canonización de Juana de Arco

El 7 de julio de 1456, Juana de Arco fue absuelta de los setenta cargos de los cuales se la había acusado el 29 de mayo de 1431. Cuatro siglos más tarde, el obispo de Orleans, Félix Dupanloup, luchó fervientemente hasta conseguir su beatificación en 1909. Finalmente, el 16 de mayo de 1920, fue canonizada por el papa Benedicto XV en su bula Divina disponente.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *