Jeroglíficos

Los jeroglíficos constituyen un sistema de escritura antiguo basado en símbolos. Estos fueron inventados por los antiguos egipcios y los utilizaron desde el 3300 a.C hasta el 394 d.C. Aunque es común referirse a la escritura cuneiforme de los mesopotámicos como jeroglíficos, lo cierto es que no lo son, ya que dicha escritura no usó el principio fonético como base.

Historia y origen de los jeroglíficos

Los jeroglíficos comenzaron a ser utilizados por los antiguos egipcios alrededor del Periodo Protodinástico (3300 a.C). En dicha época el surgimiento de la escritura comenzaba a pulular en todo el mundo antiguo, pues los mesopotámicos habían adoptado su propia versión de la escritura: la escritura cuneiforme.

El jeroglifico más antiguo del que se tiene registro data precisamente del mencionado Periodo Protodinástico, y se encontró en la antigua ciudad de Abydos. A diferencia de la escritura actual de la mayoría de países, los jeroglíficos eran un sistema de escritura donde grafemas, signos consonánticos y determinantes se combinaban para dar vida a un mismo lenguaje escrito.

Los jeroglíficos no fueron el único sistema de escritura empleado por los antiguos egipcios. La escritura hierática y la escritura demótica también formaban parte de la cultura egipcia. Los jeroglíficos evolucionaron a lo largo de la Edad Antigua. Así, para finales de la era del Nuevo Imperio (1070 a.C.) eran solo 700, y al inicio de la Era Grecolatina existían más de 6.000.

Debido a su complejidad y poca versatilidad, los jeroglíficos no eran un sistema de escritura utilizado por todos los escribas egipcios. Al contrario, este tipo de escritura estaba reservada para los amuletos, las joyas, los muebles de la corte, los palacios, las tumbas, los templos y los monumentos reales.

Los antiguos egipcios preferían utilizar la escritura hierática para la cotidianidad. Y es que los jeroglíficos representaban una escritura mística y sagrada, la cual tenía el potencial de afectar (positiva o negativamente) al nombre de la persona que en esa lengua fuese escrito.

Características de los jeroglíficos

Tipos de jeroglíficos

Los jeroglíficos fueron un sistema de escritura complejo y de difícil aprendizaje, pues se encontraban constituidos por varios tipos y subtipos. A continuación, te presentamos una lista de los tipos de jeroglíficos que existían y sus características principales:

  • Ideograma: jeroglífico que representaba una determinada idea o cosa en específico. Al igual que el sustantivo núcleo en inglés, los ideogramas se solían colocar al final de una “oración” para indicar que los signos anteriores guardaban relación con este último.
  • Fonograma (unilítero): los jeroglíficos de tipo fonograma eran signos cuyo significado era el de un sonido. En el caso de los fonogramas unilíteros, estos representaban un sonido en específico.
  • Fonograma (bilítero): jeroglífico del “alfabeto” fonético egipcio que representaba dos sonidos.
  • Fonograma (trilítero): jeroglífico del “alfabeto” fonético egipcio que representaba tres sonidos.

Dirección de lectura libre

Los jeroglíficos no poseían una dirección de lectura predeterminada, sino que más bien esta era libre y podía ser escogida por el escritor.

Permisividad en los errores

La ortografía presente en los jeroglíficos estaba caracterizada por cierta permisividad en cuanto a los errores o faltas de escritura. Sin embargo, puede que esto solo signifique que a lo largo de más de 3500 años la ortografía de los jeroglíficos haya ido cambiando constantemente.

¿Por qué desaparecieron los jeroglíficos?

La Edad Antigua estuvo caracterizada principalmente por ser una era llena de guerras y conflictos armados. A pesar de que el antiguo egipcio poseyó uno de los imperios más grandes de la historia, este no era imperturbable. Debido a esto, los jeroglíficos perecieron como consecuencia de un proceso de transculturización a causa de la invasión de varios pueblos extranjeros.

Dicho proceso de transculturización fue principalmente promovido por la introducción de las lenguas griega y latina por parte del Imperio griego y romano, respectivamente.

Finalmente, cuando la Edad Antigua finalizó, el politeísmo recibió un duro golpe debido a que los cristianos del siglo V d.C. se encargaron de estigmatizar al pueblo egipcio politeísta y a cada práctica pagana que estos realizasen. Los jeroglíficos fueron considerados, entonces, una escritura pagana. Ya para finales del siglo V, los jeroglíficos habían desaparecido como sistema de escritura.

Restos de jeroglíficos en la actualidad

La piedra de Rosetta

En 1799 la piedra de Rosetta fue hallada por un destacamento militar francés. Hoy día, yace en el Museo Británico de Londres y fue un elemento clave para descifrar los jeroglíficos egipcios.

Inscripción de Esmet-Akhom

En los muros de la puerta del recinto del templo de Isis en la isla de File (Egipto) se encuentra la inscripción de Esmet-Akhom. Es la última escritura jeroglífica de la que se tiene constancia hoy día.

Jeroglíficos en templos egipcios

En el Egipto actual aun algunos templos antiguos albergan hoy día escritura jeroglífica en su interior. Por ejemplo: Abu Simbel, el Templo de Luxor, el Templo de Karnak, el Templo de Kom Ombo, el Templo de Hatshepsut, el Templo de File y el Templo de Edfu.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *