Papiro

La historia antigua que conocemos llega hasta nuestros días gracias a registros de todo tipo con los cuales podemos conocer toda la información registrada acerca de acontecimientos del pasado.

Estas enumeraciones de sucesos se encuentran plasmadas en distintos materiales, muchos de ellos en papel, un material elaborado de distintas formas que en el antiguo Egipto se fabricaba con la planta de papiro, gracias al cual conocemos mucha información valiosa con la que podemos comprender a esta civilización de la antigüedad, así como a otros pueblos que hicieron uso del papiro.

Definición de papiro

Es un tipo de soporte de escritura (papel) elaborado con la planta cyperus papyrus, una clase de hierba acuática caracterizada por tener un tallo hueco y liso que puede ser utilizado para escribir información.

Es reconocido principalmente por los registros escritos del antiguo Egipto, civilización que utilizaba esta planta que abunda en el Nilo para fabricar papel.

No obstante, este tipo de papel también fue empleado por otros pueblos y civilizaciones, quienes lo conocieron gracias a la difusión que recibió por parte de Alejandro Magno.

Planta del papiro
Fotografía de la planta del papiro.

El papiro se clasifica de acuerdo a su calidad, pues hay muchos tipos dependiendo de su fabricación y usos. A pesar de que posteriormente fue remplazado por otros soportes de escritura, su legado perdura en información milenaria y en el hecho de que fue un avance para el reflejo de la información.

Significado de papiro

Esta palabra proviene del griego papiros (πάπυρος), que pasó al latín bajo el nombre papyrus y significa literalmente flor del rey.

Esto es así porque aparentemente viene del hecho de que la elaboración de este papel era un monopolio real, aunque hasta ahora no se ha encontrado ningún documento escrito que acredite esta información.

Curiosamente, esta palabra también dio origen al término papel.

Origen del papiro

Se estima que el papiro se fabricó por primera vez en Egipto hacia el segundo milenio antes de Cristo impulsado por la necesidad de tener un soporte de escritura eficiente.

En 2013, en un antiguo puerto junto al Mar Rojo, se encontraron los documentos conocidos como el diario de Merer, unos papiros escritos hacia 2500 a. C. que describen el traslado de piedra caliza para la construcción de la pirámide de Guiza.

Papiro egipcio
Papiro egipcio fechado entre los años 20301640 a. C.

Estos son los papiros más antiguos encontrados hasta ahora, pues debido al tipo de material su preservación es muy difícil.

La escritura en papiro se origina por el deseo de registrar información de forma más fácil y fue junto al Nilo (donde esta civilización hacia vida) donde habitaba la abundante planta acuática que usaron para este propósito.

Historia del papiro

Desde su elaboración, el papiro se convirtió en la principal manera de registrar información empleada por los egipcios, quienes plasmaban sus jeroglíficos en este papel para reflejar distintos temas.

No obstante, y a pesar de su utilidad, solo era empleado por esta civilización o zonas aledañas al Mediterráneo oriental, ya que la fabricación del papiro era un monopolio y se exportaban rollos de alta calidad y valor.

No fue hasta el siglo IV a. C. cuando el conquistador Alejandro Magno fue proclamado faraón de Egipto y convirtió el papiro en el soporte más común de escritura, siendo utilizado en Europa, Asia y el norte de África.

Este papel perduró a lo largo de los siglos; no obstante, con la aparición del pergamino, un tipo de soporte de escritura hecho de piel animal, encontró un rival que tenía mayores ventajas, pues el papiro era muy frágil e incómodo mientras que el pergamino era más resistente y podía confeccionarse en forma de libros (códices) en lugar de rollos.

Pintura de un sacerdote egipcio con un papiro
Pintura de una tumba en la que se observa a dos sacerdotes, portando el de la izquierda un rollo de papiro.

El papiro decayó gradualmente hasta que en el siglo V fue reemplazado por el pergamino, pero no desapareció y continuó como una de las opciones disponibles aunque con un uso muy limitado

Finalmente, hacia el siglo XI el papel de celulosa (el mismo que utilizamos hoy en día) llegó a Occidente proveniente de China.

Este método era superior a los anteriores y contribuyó aún más al reemplazo del papiro, que cayó en un olvido del que no saldría hasta el siglo XIX con el auge de la Egiptología y el estudio del mundo antiguo.

Elaboración del papiro

Elaborar papiro a partir de la planta era un proceso muy riguroso que requiere de muchos cuidados:

  1. Primero, el tallo de la planta debía dejarse en remojo por un tiempo que oscilaba entre una o dos semanas.
  2. Tras esto, era cortado en varias tiras finas que se prensaban con un rodillo para eliminar los líquidos de la planta, como la savia.
  3. Una vez estaba limpio, se colocaban las láminas en forma horizontal y vertical para prensarlas de nuevo, esta vez aprovechando la savia como adhesivo para unir los trozos.
  4. Para terminar, el papiro finalizado era frotado con conchas o marfil por varios días para que estuviese listo. Este proceso era muy engorroso, por lo que es lógico que fuese reemplazado por otros métodos.

Tipos de papiro

El papiro se fabricaba de acuerdo a su calidad, cuyo valor era superior en base a su elaboración. Estos eran los siguientes:

  • Emporítico: era el de peor calidad, utilizado como papel para envolver.
  • Taeneótico: papiro de mala calidad, pero mucho mejor que el emporítico.
  • Saítico: elaborado en la ciudad de Sais, también era de baja calidad.
  • Anfiteátrico: debe su nombre a que era fabricado en el anfiteatro de Alejandría. Su calidad era media.
  • Faniano: papiro de buena calidad, superior a todos los anteriores.
  • Livio: de muy buena calidad, muy por encima del livio.
  • Augusticos: el de más alta calidad y utilizado en asuntos civiles. Su nombre es dedicado a Augusto.
  • Hierático: el de más alta calidad y utilizado solo para textos sagrados. También conocido como papiro regio.

Características de los papiros

A continuación os resumimos las principales características de los papiros:

  • Múltiples usos: Si bien es reconocido por su uso en la escritura, el material tuvo otras funciones, como fabricar sandalias, cestas, prendas o embarcaciones.
  • Durabilidad: bien conservado, el papiro puede durar miles de años; sin embargo, requiere de muchos cuidados y es más frágil que otros materiales.
  • Origen egipcio: aunque la planta abunda en gran parte de la cuenca mediterránea, los egipcios fueron los primeros en emplearlo como papel.
  • Tipos: existen muchos tipos de papiro de acuerdo a su costo o proceso de fabricación.

Papiros famosos

Estos son algunos de los papiros más conocidos de la historia:

  • Papiro Harris I: elaborado durante el reinado de Ramsés IV, registra temas religiosos e históricos. Lo sorprendente de este papiro es su tamaño, pues mide 42 metros de longitud.
  • Papiros de Lahun: escrito hacia 1800 a. C., es la transcripción de otros textos más antiguos. En él se registran temas matemáticos y obstetricia que pueden tener una antigüedad de más de 3.000 años.
  • Papiro Edwin Smith: escrito durante la dinastía XVIII y con un largo de unos 4 metros, describe tratamientos para heridas de guerra y descripciones anatómicas. Un claro ejemplo de los avances médicos egipcios.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *