Civilizaciones fluviales

A comienzos de la época neolítica, el hombre comenzó a volverse más sedentario y se asentó cerca de lugares que proveyeran agua y tierras fértiles. De esta manera surgió la agricultura, la ganadería y la pesca, formándose así las primeras civilizaciones fluviales.

Definición de civilizaciones fluviales

Se denominan civilizaciones fluviales a aquellas que, durante la época neolítica, fueron formándose cerca de inmensos ríos y fueron desarrollando su economía en base a la agricultura, aprovechando las tierras fértiles.

Características de las civilizaciones fluviales

Asentamientos próximos a los ríos

La característica más resaltante de las civilizaciones fluviales es que todas se desarrollaron cerca de los ríos. La crecida de los ríos fueron propicias para que estas primeras civilizaciones aprovecharan la tierra fértil que el agua dejaba a su paso, fomentándose así el cultivo.

Ríos como medio de transporte

El cauce de los ríos les servía como medio de transporte.

Obras hidráulicas

Desarrollaron importantes obras hidráulicas (acueductos, embalses, canales, etc.).

Actividad agrícola

Gracias a sus ubicaciones geográficas, estas civilizaciones desarrollaron su economía en la agricultura, la pesca y la ganadería.

Principales civilizaciones fluviales

Gracias a su ubicación geográfica, durante más 5.000 años algunas poblaciones crecieron y se desarrollaron en tierras fértiles rodeadas de grandes ríos, como el Tigris y el Éufrates, el Ganges y el Indo, el río Amarillo y el Nilo.

Así es cómo nacieron las primeras civilizaciones fluviales en la antigua región de Mesopotamia, en Egipto, China y el Valle del Indo en la India.

A continuación te presentamos un resumen de estas primeras civilizaciones:

Mesopotamia

Las civilizaciones mesopotámicas comenzaron a formarse en la región de Mesopotamia, hacia la zona de Asia Menor, específicamente en la Península de Anatolia y entre los caudales de los ríos Tigris y Éufrates. De hecho, Mesopotamia viene del griego, que significa tierra entre dos ríos” Actualmente, los Estados de Irán, Irak y Siria ocupan este territorio.

Durante la época neolítica, el hombre comenzó a cambiar su forma de vida, pasando a ser más sedentario y a asentarse en zonas fértiles. Así surgieron las primeras civilizaciones fluviales en Mesopotamia.

Los ríos Éufrates y Tigris tenían una corriente muy variable, por lo que durante determinadas épocas del año había sequías, mientras que en otras épocas había muchas inundaciones que dañaban los cultivos. Por eso, los mesopotámicos comenzaron a elaborar diques, canales y estructuras complejas que les permitieran tener un control del flujo de agua en los cultivos.

Las primeras poblaciones datan del año 6000 a.C., y fueron creciendo hasta que se comenzaron a formar las primeras ciudades, entre las que resalta Uruk.

Egipto

Las primeras civilizaciones egipcias se desarrollaron en el valle del río Nilo, al noreste de África. El valle representó para los egipcios un oasis en el desierto del Sáhara, ya que poseían un  suelo fértil que les garantizaba el alimento y agua para todos los que se ubicaban a orillas del río.

Sus primeros cultivos datan de los años 5000 a.C., época en la que llegaron a existir dos reinados, denominados el Alto y el Bajo Egipto. Para ese entones, los egipcios ya sepultaban a sus muertos en tumbas de arena junto con objetos para la vida de ultratumba, como parte de sus creencias de la vida después de la muerte.

Las crecidas del río Nilo por las lluvias (producidas entre junio y septiembre) originaron que los egipcios fueran construyendo canales de riego y depósitos de agua para evitar inundaciones. Sus pobladores se dedicaban a la caza y a la pesca, además de aprovechar el Nilo como vía de comunicación para desarrollar el comercio, el cual fue evolucionando durante más de 3.000 años.

China

En china, las primeras civilizaciones fueron formándose alrededor de río Huanghe o río Amarillo, considerado para sus pobladores como el río madre para el desarrollo económico y cultural de China.

Gracias a este asentamiento, la economía de China se originó en la agricultura y en la pesca, valiéndose siempre de los beneficios que aportaba el río Amarillo. En China fue donde se originó por primera vez la agricultura, en el año 7.000 a.C, y paulatinamente sus pobladores fueron desarrollándose en este sector de la economía debido a las ganancias que dejaban anualmente los cultivos.

Cultura del Valle del Indo

Es considerada como una de las poblaciones más antiguas de la historia. Esta civilización se ubica en la zona que actualmente conocemos como Pakistán y la región occidental de la India.

La mayoría de sus pueblos y ciudades se desarrollaron a lo largo del valle. Los ríos Indo y Ganges eran considerados sagrados para sus pobladores y, en temporada de lluvias, inundaban sus tierras convirtiéndolas en fértiles. Esto permitió el desarrollo de la civilización en esta zona.

Su economía también estaba basaba en la ganadería y la agricultura, y mantuvieron una gran actividad comercial con los egipcios, griegos y persas.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *