Escribas

Las sociedades antiguas veían el mundo de una forma distinta a la que tenemos hoy en día. Por ello, actividades que actualmente se consideran como comunes y sencillas, en tiempos remotos cobraban un gran valor. Un caso de este tipo serían los escribas egipcios, oficio que, si bien tenía muchas responsabilidades, se centraba en el dominio de la letras y la escritura.

Definición de escribas

Los escribas eran copistas de la antigüedad, es decir, personas que se dedicaban a copiar escritos ajenos, a pasarlos a limpio o bien a escribir aquello que les dictaban. 

¿Quienes eran los escribas?

Escriba es el nombre que se ha dado para identificar a una de las figuras principales de la estructura política y administrativa del antiguo Egipto. Se cree que estuvieron presentes a lo largo todo el período dinástico de los faraones. Se trataba de personajes que tenían una diferencia notable frente a otros miembros de la sociedad por el hecho de dominar la escritura.

A pesar de que esta actividad parezca tan común en la actualidad, en aquel entonces les daba una clara superioridad cultural que les permitía ejercer cargos de poder trabajando directamente para el faraón.

¿Con qué escribían los escribas?

El principal medio para que los escribas llevaran a cabo su trabajo eran los papiros. Este era su soporte fundamental, aunque también podían tallar sobre paredes, monumentos, etc. En este sentido, se hacía necesaria una paleta de escritura que se conoce como paleta de escriba. La misma estaba elaborada con madera y almacenaban tinta negra y tinta roja.

Las paletas también tenían un orificio en el cual se introducía un instrumento parecido a un pincel, el cual se elaboraba con tallos afilados de una planta llamada junco. La tinta podía producirse de varias formas, como, por ejemplo, a través de morteros que se usaban para triturar el polvo, que a su vez era mezclado con agua para dar como resultado una tinta natural.

Importancia de los escribas

Para entender la importancia de los escribas es preciso contextualizar la sociedad del antiguo Egipto. En esta se ha podido identificar que la mayor parte de la población era analfabeta. De hecho, se ha especulado que los propios faraones tampoco sabían leer ni escribir porque, precisamente, contaban con la presencia de los escribas para esta tarea.

El dominar esta actividad, la escritura, los convertía en los encargados de una gran variedad de tareas en las cuales debían emplear toda su capacidad intelectual y física, pero que a cambio les traía un altísimo reconocimiento social.

Para los egipcios, el acto de la escritura en sí mismo trascendía a una importancia mayor de la que imaginaríamos. En esta sociedad lo que se escribía y se grababa era lo que podría existir para siempre, pues quedaba, de alguna manera, inmortalizado físicamente en el mundo.

De hecho, cuando por algún motivo se deseaba borrar a algún personaje de la historia (como el caso de Akhenaton), se realizaba una acción denominada memoriae damnatio, con la cual se borraban los nombres, formas, relieves, rostros, etc, de quien se quería borrar. De esta manera, se buscaba que estos quedasen en el olvido.

Otro punto para comprender la importancia de los escribas era su participación en las ceremonias y rituales. La sociedad egipcia era altamente religiosa y los escribas eran los encargados de copiar los textos sagrados con el fin de preservarlos.

Funciones de los escribas

Los escribas tenían una gran variedad de tareas en las que debían emplear el uso de la escritura. Estas tareas solían ser de naturaleza política, administrativa, económica, cultural y religiosa. Por tanto, tenían participación en casi todas las áreas de importancia dentro del antiguo Egipto. A continuación se especifican algunas de estas por separado.

Funciones políticas

Los escribas eran los encargados de escribir las leyes. En este sentido, tenían el papel de órgano legislativo. Aunque las leyes también podían ser dictadas por el faraón, eran los escribas quienes las llevaban al plano físico a través de papiros o grabados.

Funciones económicas

Al estar dedicados a la redacción de leyes, eran ellos quienes generaban el marco legal de los tributos e impuestos que regirían en el reino. Por otra parte, tenían como responsabilidad realizar inventarios de recursos y cosechas, acciones en las que también apoyaban al faraón.

Funciones sociales

Los escribas tenían como tarea la documentación de lo que ocurría en Egipto. Debían dejar sentados los acontecimientos que día tras día acontecían en el reino, ya que esa información podía ser de utilidad para las generaciones futuras. Debían registrar de forma metódica todo lo que iba aconteciendo en el pueblo egipcio.

Funciones culturales

Fueron los encargados de generar una lengua propia a través de símbolos codificados. Esto era una muestra del claro adelanto que poseía la sociedad egipcia, pues reconocían la importancia de la escritura como un medio de comunicación que perduraría en el tiempo. Gracias a los escribas es que hoy en día hemos podido conocer todo acerca de esta civilización. 

Funciones religiosas

Los escribas se relacionaban con todo el movimiento religioso de Egipto, pues eran quienes registraban los rituales y ceremonias que llevaban a cabo los sacerdotes. Además, tenían como responsabilidad registrar la mitología y cosmovisión espiritual que reconocía la sociedad.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *