Animales acuáticos de la prehistoria

Los animales acuáticos de la prehistoria presentaban una gran diversidad de formas y tamaños, adaptándose de esta manera a la vida en el medio acuático.

En este artículo vamos a mostraros algunos ejemplos de estas criaturas, explicándote cuáles eran sus principales características y mostrándote imágenes de cómo eran.

Tipos de animales acuáticos durante la prehistoria

Existían distintas clases, pudiendo distinguirse las siguientes:

  • Peces primitivos: estos antiguos peces presentaban características únicas, como placas óseas en lugar de escamas y aletas lobuladas. Algunos de ellos evolucionaron y dieron origen a especies modernas que conocemos hoy en día, como los tiburones y las rayas.
  • Reptiles marinos: estos animales tenían cuerpos adaptados para la vida en el agua, con aletas para nadar y pulmones para respirar aire (como sucede con, por ejemplo, delfines y ballenas). Su tamaño variaba desde pequeñas especies hasta enormes criaturas que dominaban los océanos. Ejemplos: el icónico plesiosaurio y el temible ictiosaurio.
  • Invertebrados marinos: los trilobites, por ejemplo, eran criaturas con un caparazón segmentado que dominaron los océanos durante cientos de millones de años. Otros invertebrados, como los amonites, tenían conchas espiraladas y eran depredadores temibles en su época.

Artículos relacionados – Animales de la prehistoria | Mamíferos de la prehistoria

Animales marinos de la prehistoria

Son incontables los animales acuáticos de la prehistoria, especialmente los peces prehistóricos, de ahí que sea imposible enumerarlos a todos.

Por este motivo, en el siguiente listado sólo hemos representado algunos de ellos, aparte de hablar de los reptiles marinos (dinosaurios prehistóricos) y de los mamíferos acuáticos más característicos (sin olvidarnos de algunos ejemplos de invertebrados marinos):

Aegyptocetus

Recreación de un Aegyptocetus
Recreación de un Aegyptocetus atacado por un tiburón. Imagen: Wikipedia.

Antiguo cetáceo arqueoceto cuyo nombre genérico proviene del latín Aegyptus, que significa Egipto, y cetus, que quiere decir ballena. Sus características principales son estas:

  • Época: hace unos 40 millones de años, en el Eoceno medio.
  • Hábitat: su fósil se ha encontrado en Egipto. Se trataba de un animal semiacuático, de tal manera que podía sostener su cuerpo en tierra.
  • Tamaño: su cráneo medía unos 68 centímetros.

Ambulocetus

Recreación de un Ambulocetus
Recreación de un Ambulocetus. Imagen: Wikipedia.

Ambulocetus, que significa literalmente ballena que camina, es un género extinto de cetáceos primitivos con la notable capacidad de moverse tanto en tierra como en el agua. De hecho, es una demostración de cómo las ballenas evolucionaron a partir de mamíferos terrestres. Veamos sus características más destacadas:

  • Época: se cree que vivió hace 48 o 47 millones de años, en el Eoceno inferior.
  • Hábitat: se descubrió en Pakistán, país que en aquella época formaba parte de una región costera que bordeaba el antiguo mar. Su capacidad para desplazarse entre aguas dulces y saladas se sugiere mediante análisis químicos de los dientes.
  • Tamaño: 3 metros de longitud, con un peso de alrededor de 300 kilos.
  • Morfología: las patas traseras de Ambulocetus estaban especialmente adaptadas para nadar más que para caminar en tierra, realizando movimientos ascendentes y descendentes, similar a las nutrias y ballenas. Carecía de oídos externos y, para detectar presas en tierra, posiblemente inclinaba la cabeza hacia el suelo para percibir las vibraciones.
  • Alimentación: este depredador acechaba en el agua, esperando a que sus presas, principalmente grandes herbívoros, se acercaran a beber.

Archelon

Recreación de un Archelon
Recreación de un Archelon. Imagen: Wikipedia.

Esta asombrosa tortuga marina destacó por lo siguiente:

  • Época: Cretácico superior, hace entre 75 y 66.5 millones de años.
  • Hábitat: vivía en las aguas del continente americano.
  • Tamaño: alcanzaban tamaños impresionantes, llegando hasta los 4.6 metros de longitud y un peso estimado de más de 2200 kilos.
  • Morfología: a diferencia de las tortugas terrestres y de agua dulce, carecía del pesado caparazón de placas, teniendo en su lugar una estructura de puntales transversales. Su caparazón relativamente delgado exhibía una bóveda alta, complementada con una cola aguzada y un cráneo estrecho. La pronunciada sobremordida y las costillas óseas contribuían a su imponente apariencia y funcionalidad.
  • Alimentación: como omnívoros, se alimentaban de una variedad de presas, incluyendo peces, gusanos y moluscos pelágicos como los calamares.

Basilosaurus

Recreación de un Basilosaurus
Recreación de un Basilosaurus. Imagen: Wikipedia.

Cetáceo extinto cuyo nombre antiguo significa reptil rey en griego antiguo. A continuación mencionamos sus características más reseñables:

  • Época: vivió durante el Eoceno tardío, hace unos 45 millones de años.
  • Hábitat: se distribuyeron geográficamente en áreas como Estados Unidos (Alabama, Luisiana), Egipto y Pakistán, habitando aguas costeras poco profundas.
  • Tamaño: medían entre 15 y 20 metros de largo, pesando alrededor de 6 toneladas.
  • Morfología: tenía el cuerpo alargado, los dientes adaptados para atrapar presas y las patas posteriores vestigiales (es decir, que ya han perdido su funcionalidad).
  • Alimentación: se alimentaban principalmente de sirenios, tortugas y otros cetáceos más pequeños.
  • Extinción: estos animales se extinguieron alrededor de hace 36 millones de años, coincidiendo con un evento climático conocido como la Gran Ruptura de Stehlin.

Brachypterygius

Recreación de varios Brachypterygius
Recreación de varios Brachypterygius. Imagen: Wikipedia.

Este ictiosaurio, cuya denominación se debe a Friedrich von Huene, sobresalió por lo siguiente:

  • Época: finales del Jurásico.
  • Hábitat: sus fósiles se han hallado en Inglaterra y en la Rusia europea.
  • Tamaño: su longitud corporal era de hasta 4 metros.
  • Morfología: tenía un hocico largo, aparte de unos dientes más grandes y robustos que otros ictiosaurios. Sus aletas le permitían ser un nadador ágil, capaz de moverse con facilidad en el agua para cazar y evadir depredadores.
  • Alimentación: era carnívoro, pues se alimentaba de presas marinas como peces y calamares.

Brygmophyseter

Recreación de un Brygmophyseter
Recreación de un Brygmophyseter. Imagen: Wikipedia.

Apodado cachalote mordedor, su nombre científico proviene del griego brygmos, que quiere decir morder, y physeter, que significa soplador. Este cetáceo odontoceto extinto, cuyo único rival era el megalodón, destacó por lo siguiente:

  • Época: vivió durante el Mioceno.
  • Hábitat: Japón.
  • Tamaño: su longitud estimada era de 7 metros, pero se cree que pudo alcanzar los 12 metros, superando a las orcas actuales.
  • Morfología: a diferencia de los cachalotes modernos, tenía dientes en ambos maxilares.
  • Alimentación: dieta carnívora, siendo un superdepredador de su época, con mandíbulas y dientes formidables, comparables a los del Tyrannosaurus. Posiblemente utilizaba la ecolocalización para cazar en aguas profundas y embestía con la cabeza. Sus presas eran desde calamares gigantes hasta otros cetáceos.

Californosaurus

Recreación de un Californosaurus
Recreación de un Californosaurus. Imagen: Wikipedia.

Su nombre quiere decir lagarto de California, siendo un género extinto de ictiosaurio (es decir, se trataba de un reptil marino):

  • Época: habitó el período Carniense del Triásico superior.
  • Hábitat: como su propia denominación indica, sus fósiles se han encontrado en California (Estados Unidos).
  • Tamaño: era de tamaño medio, con una longitud de alrededor de 3 metros.
  • Morfología: tenía una cabeza alargada con hocico, siendo relativamente pequeña en comparación con el resto del cuerpo. Su cola se curvaba bruscamente hacia abajo, como en los ictiosaurios más avanzados, y posiblemente tenía una pequeña aleta dorsal.
  • Alimentación: se alimentaba principalmente de peces y otras pequeñas criaturas marinas.

Cetotherium

Recreación de un Cetotherium
Recreación de un Cetotherium. Imagen: Wikipedia.

También conocido como la ballena bestia, este cetáceo misticeto contaba con las características de las que hablamos a continuación:

  • Época: habitó durante el Mioceno y el Plioceno (hace entre 16 y 3 millones de años).
  • Hábitat: compartió océanos con depredadores como el megalodón y otros seres marinos.
  • Tamaño: estas ballenas gigantes alcanzaban longitudes impresionantes, llegando hasta los 12 metros y las 10 toneladas de peso.
  • Morfología: aunque emparentadas con las ballenas modernas, carecían de barbas, características de los misticetos (ballenas barbadas) actuales que filtran agua para alimentarse.
  • Extinción: a medida que los océanos experimentaron cambios significativos en corrientes y temperaturas, los misticetos modernos prosperaron, mientras que especies arcaicas, como Cetotherium, declinaron.

Chinlea

Recreación de un Chinlea
Recreación de un Chinlea. Imagen: Wikipedia.

Género extinto de peces prehistóricos cuyo nombre, chinle, proviene de una palabra navaja que significa fluyendo:

  • Época: Triásico tardío.
  • Hábitat: Formación Chinle (Estados Unidos).
  • Tamaño: su longitud alcanzaba al menos los 20 centímetros, con ejemplares que llegaban a los 80 centímetros.
  • Alimentación: su dieta incluía presas como Ceratodus, otro pez prehistórico. Por tanto, era carnívoro.

Cymbospondylus

Recreación de un Cymbospondylus
Recreación de un Cymbospondylus. Imagen: Wikipedia.

Este ictiosaurio presentaba las características que mencionamos a continuación:

  • Época: vivió a mediados del Triásico, hace unos 240 millones de años.
  • Hábitat: Norteamérica y Europa.
  • Tamaño: tenía una longitud estimada de 6 a 10 metros.
  • Morfología: poseía dos pares de aletas y una cola similar a la de las anguilas. A diferencia de otros ictiosaurios, carecía de aleta dorsal, lo que lo hacía menos parecido a los peces.
  • Alimentación: estaba equipado con dientes afilados, adaptados para capturar y consumir reptiles, anfibios primitivos y cefalópodos (caso de los amonites).

Diplocaulus

Recreación de varios Diplocaulus
Recreación de varios Diplocaulus. Imagen: Wikipedia.

Su denominación quiere decir doble capucha, siendo estas sus principales cualidades:

  • Época: habitó desde el Carbonífero tardío hasta el Pérmico tardío, hace entre 306 a 255 millones de años.
  • Hábitat: sus fósiles se han encontrado en Norteamérica y África.
  • Tamaño: los adultos podían alcanzar hasta un metro de largo.
  • Morfología: tenían cuerpos cortos y robustos, aparte de unas extremidades reducidas. Una de sus características más distintivas era su cabeza en forma de bumerán, que tal vez usaba para nadar y defenderse. Se cree que se desplazaban con un movimiento similar al de las anguilas.
  • Alimentación: era carnívoro.

Dorudon

Recreación aproximada de un Dorudon.
Recreación aproximada de un Dorudon. Imagen: Wikipedia.

Dorudon, cuyo nombre significa diente de lanza en griego antiguo, es un género de cetáceos basilosáuridos que contaba con estas características:

  • Época: existieron durante el Eoceno, coincidiendo con los ya mencionados basilosaurios (de quienes podían haber sido presas). Su aparición se remonta al Priaboniense, hace alrededor de 40 millones de años.
  • Hábitat: sus fósiles se han encontrado en lugares geográficamente distantes, como Egipto, Túnez y Carolina del Sur (Estados Unidos), indicando que habitaban en aguas someras y cálidas del antiguo océano de Tetis.
  • Tamaño: su longitud era de aproximadamente 5 metros.
  • Morfología: tenían orificios nasales ubicados a medio camino entre el hocico y la parte superior de la cabeza, similar a otros miembros de su familia. Se asemejaba a un delfín, aunque presentaba patas posteriores pequeñas, probablemente utilizadas durante la cópula. Por su parte, las patas delanteras se transformaron en aletas similares a las de las focas.
  • Alimentación: era carnívoro, alimentándose de peces pequeños y de moluscos.
  • Extinción: ocurrió hace aproximadamente 36 millones de años, coincidiendo con el cambio climático de  la Gran Ruptura de Stehlin.

Dunkleosteus

Recreación de un Dunkleosteus
Recreación de un Dunkleosteus. Imagen: Wikipedia.

Su nombre combina las palabras oscuro en alemán (dunkle) y hueso en griego antiguo (osteos), siendo estas las características más destacadas de este peculiar pez acorazado:

  • Época: vagó por los mares del Devónico, hace entre 380 y 360 millones de años.
  • Hábitat: se encontraban en aguas, tanto poco profundas como en mar abierto, de Norteamérica, Polonia, Bélgica y Marruecos.
  • Tamaño: con una longitud de hasta 6 metros y un peso de una tonelada, se trataba de uno de los depredadores más temidos del océano.
  • Morfología: su cuerpo estaba protegido por una armadura ósea, mientras que su cabeza presentaba mandíbulas equipadas con cuchillas dentales, perfectas para desgarrar presas.
  • Alimentación: era carnívoro y, de hecho, estudios recientes han revelado su poderosa mordida, capaz de superar a la de grandes cocodrilos y dinosaurios.

Eurhinosaurus

Recreación de un Eurhinosaurus
Recreación de un Eurhinosaurus. Imagen: Wikipedia.

El nombre de este ictiosaurio significa lagarto de buena nariz, y destacó por lo siguiente:

  • Época: habitó durante el Jurásico temprano (específicamente desde el Sinemuriano hasta el Toarciano).
  • Hábitat: diversas regiones de Europa (sus fósiles se han encontrado en Alemania, Benelux, Francia, Inglaterra y Suiza).
  • Tamaño: era un animal grande, superando los 6 metros de longitud.
  • Morfología: compartía características típicas de los ictiosaurios, como un cuerpo similar al de un pez, con una aleta dorsal y una aleta caudal, además de grandes ojos adaptados a la vida acuática. Sin embargo, su rasgo distintivo radicaba en su mandíbula superior, que era el doble de larga que la inferior y estaba cubierta con dientes orientados hacia los lados, similar a la estructura de un pez sierra.
  • Alimentación: era carnívoro. De hecho, se cree que pudo haber utilizado su mandíbula especializada para buscar presas entre la vegetación marina en los fondos oceánicos, moviéndola de lado a lado contra el suelo, de manera similar a los peces sierra. También es posible que empleara esta mandíbula para apuñalar violentamente a sus presas, como lo hacen los peces espada, los peces vela y los marlines.

Euríptero

Recreación de un Eurypterus remipes
Recreación de un Eurypterus remipes. Imagen: Wikipedia.

Eurypterus, conocidos en español como eurípteros, suelen ser descritos como escorpiones marinos, aunque en realidad no estaban emparentados con estos:

  • Época: vivió durante el período Silúrico, hace aproximadamente 420 millones de años.
  • Hábitat: ambientes marinos poco profundos, especialmente en áreas costeras y mares interiores.
  • Tamaño: las especies de Eurypterus tenían diferentes tamaños, con ejemplares que oscilaban entre 13 y 23 centímetros de longitud en promedio.
  • Morfología: tenía un cuerpo dividido en dos partes principales (el prosoma, que comprendía la cabeza y el tórax, y el opistosoma, que formaba el abdomen). Poseía un caparazón semicircular con grandes ojos compuestos en forma de luna creciente y dos ojos simples más pequeños. Sus apéndices variaban en función de su función, desde quelíceros para la alimentación hasta patas en forma de aleta para nadar.
  • Alimentación: era un depredador generalista que se alimentaba de pequeños invertebrados, como gusanos y crustáceos. Utilizaba sus apéndices para capturar y sostener a sus presas, mientras que sus quelíceros las desmembraban para poder ingerirlas.

Georgiacetus

Recreación de un Georgiacetus
Recreación de un Georgiacetus. Imagen: Wikipedia.

La también conocida como ballena de Georgia es un antiguo cetáceo que destacó por lo siguiente:

  • Época: Eoceno medio (hace unos 40 millones de años).
  • Hábitat: sur de los Estados Unidos.
  • Tamaño: alrededor de 3 metros de longitud y un peso de 200 a 400 kilos.
  • Morfología: presentaba una cola primitiva sin aleta caudal y extremidades bien desarrolladas, adaptadas para nadar pero inútiles para caminar en tierra.
  • Alimentación: su rostro alargado sugiere que era un hábil cazador de peces, con movimientos laterales ágiles de la cabeza. La cresta sagital robusta y la fosa del masetero indican un enfoque de alimentación de atrapa y traga, con poca o ninguna masticación, respaldado por su dentición simple y cónica con facetas verticales de desgaste.

Habelia

Recreación de un Habelia optata
Recreación de un Habelia optata. Imagen: Wikipedia.

Género de artrópodos extintos que se cree que eran parientes cercanos de los quelicerados.

  • Época: vivieron en el Cámbrico medio.
  • Hábitat: sus fósiles se han encontrado en Canadá.
  • Tamaño: medía entre 8.5 y 34 milímetros de largo, excluyendo el largo telson de la parte trasera de su cuerpo.
  • Morfología: su cuerpo se dividía en dos segmentos principales: la cabeza, que era un 25% más ancha que larga y constituía alrededor del 30% de su longitud total, y el tronco. Poseía dos ojos compuestos esféricos.
  • Alimentación: se nutría de organismos con caparazones duros.

Helicoprion

Recreación de un Helicoprion
Recreación de un Helicoprion. Imagen: Wikipedia.

Género de peces cartilaginosos extintos con cierto parecido a los tiburones.

  • Época: vivió durante el Carbonífero superior, hace unos 280 millones de años.
  • Hábitat: sus fósiles se han encontrado en diversas regiones, incluidos los montes Urales, Australia, China y América del Norte.
  • Tamaño: podía alcanzar unos 7 metros de longitud.
  • Morfología: sus dientes estaban dispuestos en una espiral única que recuerda a una sierra circular.
  • Alimentación: eran carnívoros (se cree que se alimentaban principalmente de amonites, utilizando su peculiar dentadura para romper los caparazones de estas criaturas).
  • Extinción: sobrevivió a la extinción masiva del Pérmico-Triásico y se extinguió en el Triásico superior, hace unos 225 millones de años.

Ichthyosaurus

Recreación de un Ichthyosaurus
Recreación de un Ichthyosaurus. Imagen: Wikipedia.

Perteneciente a la familia de los ictiosaurios (Ichthyosauria), sus características más destacadas eran las siguientes:

  • Época: habitó desde finales del Triásico hasta principios del período Jurásico.
  • Hábitat: se encontraba principalmente en Europa, incluyendo regiones como Bélgica, Inglaterra y Suiza.
  • Tamaño: era relativamente pequeño en comparación con otros de su familia, alcanzando una longitud de aproximadamente 2 metros.
  • Morfología: presentaba una estructura corporal similar a la de los delfines, aunque pertenecía al grupo de los reptiles.
  • Alimentación: era carnívoro, pues cazaba peces y calamares.

Jaekelopterus

Recreación de un Jaekelopterus
Recreación de un Jaekelopterus. Imagen: Wikipedia.

Su nombre quiere decir ala de Jaekel, tratatándose de un artrópodo quelicerado perteneciente a la clase de los euriptéridos. Veamos algunos de sus principales atributos:

  • Época: habitó hace aproximadamente 390 millones de años durante el Devónico medio.
  • Hábitat: sus fósiles se han encontrado en Alemania y Estados Unidos.
  • Tamaño: con una longitud de alrededor de 2.5 metros, se considera el artrópodo más grande jamás conocido.
  • Morfología: su cuerpo alargado contaba con cuatro pares de patas para caminar, un par de patas aplanadas para nadar y un par de quelíceros grandes y alargados. Destacaba también por su distintiva forma de las quelas y el telson, que lo diferenciaba de otros euriptéridos.
  • Alimentación: se cree que fue un superdepredador en su ecosistema, alimentándose de peces, otros euriptéridos, trilobites y otros invertebrados, debido a su gran tamaño y anatomía especializada.

Janjucetus hunderi

Recreación de un Janjucetus hunderi
Recreación de un Janjucetus hunderi. Imagen: Wikipedia.

Este cetáceo extinto presenta las siguientes características:

  • Época: Oligoceno tardío, hace aproximadamente 25 millones de años.
  • Hábitat: pobló los mares costeros del sudeste de Australia.
  • Tamaño: longitud estimada de 3.5 metros, similar a los delfines mulares modernos.
  • Morfología: a diferencia de las ballenas barbadas actuales, Janjucetus poseía grandes dientes cónicos y afilados, en lugar de las barbas tradicionales. Su hocico relativamente corto, triangular desde atrás, presentaba incisivos y caninos formando un arco terminal, mientras que premolares y molares se asemejaban a hojas de sierra. Las órbitas excepcionalmente grandes indicaban una visión aguda, sin rastros de ecolocalización.
  • Alimentación: a diferencia de sus descendientes modernos, se cree que Janjucetus era un depredador, capturando presas de mayor tamaño en lugar de alimentarse de pequeños animales en grandes cantidades. Su adaptación dental sugería la capacidad de sujetar y desgarrar presas con eficacia.

Livyatan melvillei

Recreación de un Livyatan melvillei
Recreación de un Livyatan melvillei. Imagen: Wikipedia.

Especie ya extinta de cetáceo odontoceto, siendo estas sus principales características:

  • Época: Mioceno tardío, hace aproximadamente entre 9.9 y 8.9 millones de años.
  • Hábitat: costas del océano Pacífico, específicamente en lo que hoy es Perú y Chile.
  • Tamaño: con una longitud estimada de entre 13.5 y 17.5 metros, era un gigante marino en su época. Su cráneo medía alrededor de 3 metros de longitud, y sus dientes, los más largos encontrados hasta ahora, alcanzaban los 36 centímetros.
  • Morfología: a diferencia del cachalote moderno, poseía dientes en ambos maxilares. Sus mandíbulas eran poderosas y tenía una fosa temporal considerablemente más grande que la del cachalote actual.
  • Alimentación: se cree que era un depredador agresivo que cazaba presas grandes, como ballenas barbadas de hasta 10 metros de longitud, focas y delfines, posiblemente utilizando su gran tamaño y poderosas mandíbulas para capturarlas.

Lyrarapax unguispinus

Recreación de un Lyrarapax unguispinus
Recreación de un Lyrarapax unguispinus. Imagen: Wikipedia.

Artrópodo que sobresalió por lo siguiente:

  • Época: vivió durante el Cámbrico inferior, hace aproximadamente 520 millones de años.
  • Hábitat: sus restos fósiles fueron descubiertos en Yunnan, en el suroeste de China.
  • Tamaño: alcanzaba una longitud máxima de unos 8.3 centímetros.
  • Morfología: presentaba una cabeza con dos apéndices frontales característicos de los radiodontos, con al menos doce segmentos que formaban una estructura similar a una pinza. Su cuerpo estaba flanqueado por lóbulos laterales que facilitaban su movimiento en el agua.
  • Alimentación: se cree que era un depredador activo, ya que incluso en su estado larvario sus apéndices frontales estaban bien desarrollados, lo que sugiere que desde una edad temprana cazaba otros organismos.

Mauisaurus

Recreación de un Mauisaurus
Recreación de un Mauisaurus. Imagen: Wikipedia.

Su nombre significa reptil de Maui, siendo sus características más destacadas las que señalamos a continuación:

  • Época: habitó durante el Cretácico superior, hace aproximadamente entre 80 y 69 millones de años.
  • Hábitat: Nueva Zelanda.
  • Tamaño: era enorme, pues podía alcanzar una longitud de hasta 20 metros.
  • Morfología: lo más distintivo de Mauisaurus era su largo cuello, que destacaba por tener un gran número de vértebras, lo que le permitía una gran flexibilidad en sus movimientos. Tenía un cuerpo largo y esbelto, contando en su parte inferior con dos largas aletas que le ayudaban a nadar a alta velocidad y también le permitían acercarse a la costa durante cortos períodos de tiempo.
  • Alimentación: era carnívoro, con dientes afilados que probablemente utilizaba para capturar peces y calamares en su hábitat marino.

Megalodón

Recreación de un megalodón
Recreación de un megalodón. Imagen generada con IA (Designer).

Carcharocles megalodon, también conocido como megalodón o megalodonte, es uno de los animales acuáticos de la prehistoria más populares gracias a su recreación en diversas películas:

  • Época: hace aproximadamente entre 19.8 y 2.6 millones de años, durante el Cenozoico.
  • Hábitat: vivía en aguas cálidas de todo el mundo.
  • Tamaño: estimaciones basadas en sus dientes sugieren que podía alcanzar una longitud máxima de hasta 18 metros y un peso de hasta 103 toneladas.
  • Morfología: sus mandíbulas tenían alrededor de 276 dientes, dispuestos en cinco filas, siendo aserrados y con una forma triangular distintiva. Su esqueleto estaba compuesto principalmente de cartílago, lo que dificulta la preservación de sus restos fósiles.
  • Alimentación: se le considera uno de los depredadores más poderosos de la historia, capaz de cazar una amplia variedad de presas, incluyendo cetáceos como delfines, ballenas y marsopas, así como pinípedos, sirenios y grandes tortugas marinas. Era, por tanto, carnívoro.
  • Extinción: se piensa que se extinguió hace aproximadamente 2.6 millones de años, coincidiendo con cambios significativos en el clima y en las poblaciones de presas marinas.

Microbrachius

Recreación de un Microbrachius
Recreación de un Microbrachius. Imagen: Wikipedia.

Este género extinto de placodermos antiarquios presenta las siguientes características:

  • Época: floreció en el Devónico inferior (Emsiense) y en el Givetiense. Su variada existencia abarca desde hace aproximadamente 385 millones de años.
  • Hábitat: sus fósiles se han encontrado en China y Escocia.
  • Tamaño: sus medidas oscilan entre los 2 y los centímetros de largo.
  • Morfología: presentan cabezas prominentes y armaduras torácicas cortas decoradas con diminutos tubérculos.

Mixosaurus

Recreación de un Mixosaurus
Recreación de un Mixosaurus. Imagen: Wikipedia.

Tipo de reptil marino cuyo nombre significa lagarto mixto. Estas son tus características:

  • Época: vivió durante el Triásico medio.
  • Hábitat: sus fósiles se han encontrado en diferentes partes del mundo, como China, Timor, Italia, Canadá y Estados Unidos.
  • Tamaño: de pequeño a grande, generalmente no superando los 2 metros de longitud total.
  • Morfología: tenía una cola larga con una aleta baja, lo que sugiere que nadaba lentamente, pero contaba con una aleta dorsal para mantener el equilibrio en el agua. Sus extremidades traseras tenían forma de remos y estaban compuestas por cinco dedos. Su cráneo era relativamente largo en comparación con su cuerpo y tenía mandíbulas estrechas con dientes afilados.
  • Alimentación: se alimentaba principalmente de peces.

Monstruo de Tully

Recreación de un monstruo de Tully
Recreación de un monstruo de Tully. Imagen: Wikipedia.

Tullymonstrum, llamado el monstruo de Tully /no por su gran volumen, sino por su peculiar apariencia y por el apellido de su descubridor: el coleccionista Francis Tully), presentaba estas características:

  • Época: Carbonífero, hace unos 300 millones de años.
  • Hábitat: habitó en los estuarios fangosos de aguas costeras tropicales, habiéndose descubierto en Illinois (Estados Unidos).
  • Tamaño: oscilaba entre los 8 y los 35 centímetros de largo, siendo lo habitual menos de 20 centímetros.
  • Morfología: tenía un cuerpo blando con una trompa larga provista de ocho dientes afilados.
  • Alimentación: se alimentaba activamente en el fondo marino, utilizando sus dientes para capturar presas. Su dieta podría haber consistido en pequeños animales y detritos comestibles.

Mosasaurus

Recreación de un Mosasaurus hoffmanni
Recreación de un Mosasaurus hoffmanni. Imagen: Wikipedia.

Este saurópsido extinto, cuya denominación quiere decir largarto del río Mosa, presenta estas características:

  • Época: vivió en el Cretácico, concretamente durante el Maastrichtiense (hace entre unos 70 y 66 millones de años).
  • Hábitat: Europa Occidental, Norteamérica, Sudamérica y Antártida, cerca de la superficie del océano (evitaba las aguas profundas).
  • Tamaño: la especie Mosasaurus hoffmanni, las más grande de todas, alcanzaba los 18 metros de longitud.
  • Morfología: tenía un cuerpo robusto en forma de barril, grandes ojos y una visión binocular limitada. Su cráneo se articulaba fuertemente y estaba armado con grandes dientes cónicos, ideales para capturar presas.
  • Alimentación: era carnívoro, pues se alimentaba principalmente de peces, tortugas, amonitas y otros mosasaurios más pequeños.
    Permanecía cerca de la superficie del océano, preferiblemente evitando aguas profundas.

Odobenocetops

Recreación de un par de Odobenocetops
Recreación de un par de Odobenocetops. Imagen: Wikipedia.

Este odontoceto (cetáceo dentado) extinto sobresale por estas características:

  • Época: Mioceno.
  • Hábitat: costas de Chile y Perú.
  • Tamaño: era comparable al de un narval, midiendo alrededor de 3 a 4 metros y pesando entre 8000 y 10 000 kilos.
  • Morfología: su característica más distintiva era la presencia de colmillos asimétricos. A diferencia de otros cetáceos, presentaba un melón reducido, y su cráneo mostraba similitudes con la morfología de la morsa.
  • Alimentación: era molusquívoro, alimentándose principalmente de bivalvos que succionaba del suelo oceánico (sólo ingería las partes blandas, dejando las conchas atrás).
  • Extinción: su desaparición se relaciona con eventos de desplazamiento de especies marinas. Cuando América del Sur y América del Norte se conectaron durante el Plioceno, la fauna del norte invadió el sur, llevando a la extinción de algunas especies, caso de Odobenocetops.

Odontochelys

Recreación de varios Odontochelys
Recreación de varios Odontochelys. Imagen: Wikipedia.

Su nombre significa tortuga con dientes y medio caparazón. Se trata de la tortuga más antigua conocida y, como podrás leer a continuación, sus peculiaridades difieren bastante con las que observamos en las actuales:

  • Época: Triásico (hace unos 220 millones de años).
  • Hábitat: se descubrió en excavaciones realizadas en Guizhou (China). Probablemente habitaba en ambientes acuáticos, en concreto aguas marinas próximas a la costa.
  • Tamaño: la longitud de su cuerpo era de unos 40 centímetros.
  • Morfología: a diferencia de las tortugas modernas, poseía dientes en sus mandíbulas superiores e inferiores. Su caparazón era incompleto, solo teniendo la parte inferior, llamada plastrón, y carecía de la armadura dorsal típica de las tortugas. Además, su cráneo era más alargado y su cola más larga en proporción a su cuerpo.
  • Alimentación: era carnívoro.

Ohmdenia

Recreación de un Ohmdenia
Recreación de un Ohmdenia. Imagen: Wikipedia.

Este asombroso pez actinopterigio destaca por estas cualidades:

  • Época: Jurásico inferior.
  • Hábitat: aguas de Alemania.
  • Tamaño: según evidencia fósil, alcanzaba dimensiones impresionantes de al menos dos metros y medio de largo. (era uno de los peces óseos más grandes de su época).
  • Morfología: poseía un cuerpo delgado y esbelto, combinado con una cola simétrica. Su cráneo era alargado y bajo, con una mandíbula provista de numerosos dientes robustos orientados hacia atrás.
  • Alimentación: era carnívoro.

Opabinia

Recreación de un Opabinia
Recreación de un Opabinia. Imagen: Wikipedia.

Esta misteriosa criatura, de aspecto realmente llamativo, destacó por lo siguiente:

  • Época: Cámbrico.
  • Hábitat: sus fósiles se han encontrado en la Columbia Británica (Canadá). Probablemente vivía en la superficie del fondo marino, nadando tras sus presas usando sus aletas laterales y sumergiendo su probóscide en busca de alimento.
  • Tamaño: su longitud total variaba entre los 4 y los 7 centímetros.
  • Morfología: poseía cinco ojos pedunculados y una larga probóscide terminada en una pinza con garras. Su cuerpo estaba segmentado y tenía un exoesqueleto no mineralizado.
  • Alimentación: al no tener mandíbulas, se cree que se alimentaba de presas pequeñas y blandas, arrastrándolas hacia su boca (ubicada debajo de la cabeza).

Ophthalmosaurus

Recreación de un Ophthalmosaurus
Recreación de un Ophthalmosaurus. Imagen: Wikipedia.

Su nombre quiere decir lagarto ojo en griego, siendo un ictiosaurio que sobresalía por lo que mencionamos a continuación:

  • Época: vivió durante el Jurásico medio hasta principios del Jurásico superior, hace entre 165 y 157 millones de años.
  • Hábitat: mares de Europa y América del Norte, donde se han realizado importantes hallazgos de sus fósiles.
  • Tamaño: unos 6 metros de largo.
  • Morfología: tenía un cuerpo delfinoide, con mandíbulas casi desdentadas. Sus rasgos más distintivos eran sus grandes ojos, que alcanzaban los 10.16 centímetros de diámetro, ocupando casi todo el espacio en el cráneo y protegidos por placas óseas. Sus aletas delanteras estaban más desarrolladas que las traseras, lo que sugiere una propulsión mediante la cola al tiempo que las aletas delanteras timoneaban.
    Su capacidad de buceo se estima en unos 20 minutos o más, con una velocidad de nado de hasta 2.5 m/s.
  • Alimentación: se alimentaba principalmente de calamares, aprovechando su agilidad y visión en las profundidades marinas.

Parietobalaena

Recreación de un Parietobalaena con su cría
Recreación de un Parietobalaena con su cría. Imagen: Wikipedia.

Cetáceo misticeto extinto que compartía rasgos con las ballenas misticetas actuales, aunque era considerablemente más pequeño:

  • Época: Mioceno.
  • Hábitat: vivió en América del Norte, Europa, Australia y Japón. Su presencia se registra en fósiles encontrados en diversas regiones de estas áreas geográficas.
  • Tamaño: alcanzaba longitudes de 4 a 6 metros en adultos.
  • Morfología: su cráneo, de aspecto arcaico, tenía una forma estrecha y puntiaguda. Las aberturas nasales se ubicaban posteriormente en el cráneo, aproximadamente a un tercio de su longitud.

Platypterygius

Recreación de varios Platypterygius
Recreación de varios Platypterygius. Imagen: Wikipedia.

Las principales características de este ictiosaurio extinto son las siguientes:

  • Época: Cretácico inferior.
  • Hábitat: regiones de lo que hoy son Alemania, Australia, Estados Unidos, Nueva Zelanda (con dudas) y Rusia.
  • Tamaño: alcanzaba una longitud de 7 metros.
  • Morfología: poseía un hocico largo y una cola poderosa provista de aletas.
  • Alimentación: era carnívoro y, de hecho, en la especie P. australis se han encontrado restos de tortugas marinas y aves en sus intestinos, sugiriendo una dieta que incluía presas de tamaño considerable.

Plesiosaurio

Recreación de varios plesiosaurios
Recreación de varios plesiosaurios. Imagen: Wikipedia.

Plesiosaurus es un género extinto de reptil marino cuyo nombre quiere decir cercano a un lagarto. Dicha denominación se ha utilizado para identificar al orden Plesiosauria (plesiosaurios en español).

  • Época: vivió en el período Jurásico temprano.
  • Hábitat: sus fósiles han sido encontrados en Inglaterra, específicamente en el Lias, una formación rocosa de esa región.
  • Tamaño: medía entre 3 y 5 metros de longitud.
  • Morfología: se caracteriza por su pequeña cabeza, cuello largo y delgado, cuerpo ancho similar al de una tortuga, cola corta y dos pares de grandes aletas alargadas.
  • Alimentación: era carnívoro y se alimentaba de peces y de otros reptiles marinos.

Pliosaurio

Recreación de un Pliosaurus brachydeirus
Recreación de un Pliosaurus brachydeirus. Imagen: Wikipedia.

Pliosaurus es un reptil marino gigante que se podría definir como el coloso de los mares jurásicos: Veamos por qué:

  • Época: Jurásico superior, hace unos 147 millones de años.
  • Hábitat: Europa y América del Sur.
  • Tamaño: medían alrededor de 15 metros de largo y pesaban hasta 45 toneladas.
  • Morfología: tenían dientes triangulares de más de 30 centímetros y cráneos enormes. Poseían mandíbulas de más de 3 metros de largo.
  • Alimentación: eran carnívoros y se alimentaban principalmente de peces, calamares y otros reptiles marinos, utilizando sus poderosas mandíbulas para atrapar a sus presas.

Shonisaurus

Recreación de un Shonisaurus
Recreación de un Shonisaurus. Imagen: Wikipedia.

Género extinto de ictiosaurio que cuenta con estas características:

  • Época: vivió hace unos 215 millones de años, en el periodo Carniense del Triásico.
  • Hábitat: sus fósiles se han encontrado en Nevada (Estados Unidos).
  • Tamaño: depende de la especie, yendo su longitud de 15 metros a 21 metros.
  • Morfología: tenían un hocico parecido al de un delfín y aletas más largas y estrechas que otros ictiosaurios.
  • Alimentación: era carnívoro (se alimentaba de peces y otros organismos marinos).

Squalodon

Recreación de un Squalodon
Recreación de un Squalodon. Imagen: Wikipedia.

Squalodon, cuyo significado es diente de tiburón en griego, pertenece a los cetáceos odontocetos. Veamos sus principales características:

  • Época: existió desde el principio del Oligoceno hasta mediados del Mioceno, hace aproximadamente entre 38 y 14 millones de años (aunque algunos de sus restos se sitúan en el Mioceno superior, hace 8 millones de años).
  • Hábitat: sus fósiles se han descubierto en lugares diversos como la costa atlántica (Europa, Estados Unidos, Brasil, Argentina…).
  • Tamaño: la especie más grande alcanzaba los 5.5 metros de longitud.
  • Morfología: la dentadura de Squalodon es notable por su heterodoncia, con dientes de diversas formas, a diferencia de los cetáceos modernos como delfines y orcas. Sus molares, con similitudes a los dientes de tiburón, destacan en el grupo. Aunque primitivos en este aspecto, los cráneos ya mostraban adaptaciones para la ecolocación, marcando diferencias con los arqueocetos.

Stenopterygius

Recreación de un Stenopterygius
Recreación de un Stenopterygius sp juvenil. Imagen: Wikipedia.

Este ictiosaurio era un nadador rápido, similar en velocidad a un atún. También sobresalió por lo siguiente:

  • Época: vivió en el Jurásico temprano y medio, hace unos 215 millones de años.
  • Hábitat: sus fósiles se encontraron en Europa, concretamente en países como Alemania, Francia, Inglaterra, Luxemburgo y Suiza.
  • Tamaño: medía hasta 4 metros de largo.
  • Morfología: tenía un cráneo alargado con grandes dientes, aletas estrechas y una cola con una gran aleta caudal.
  • Alimentación: se cree que se alimentaba de peces, cefalópodos y otros animales marinos. Tenía hábitos de caza similares a los delfines modernos y pasaba la mayor parte de su vida en el mar abierto.

Tanystropheus

Recreación de un Tanystropheus
Recreación de un Tanystropheus. Imagen: Wikipedia.

Este reptil de cuello largo presentaba las siguientes características:

  • Época: vivió en el Triásico.
  • Hábitat: sus fósiles se han hallado en regiones como Europa, Asia y América del Norte. Habitaba principalmente en ambientes marinos y costeros, aunque también se han encontrado restos en hábitats de agua dulce.
  • Tamaño: algunos ejemplares alcanzaban hasta 6 metros de longitud total.
  • Morfología: su cuello era extremadamente largo, midiendo hasta tres veces la longitud de su cuerpo y cola juntos.
  • Alimentación: era un depredador piscívoro, es decir, se alimentaba principalmente de peces. Sus dientes cónicos y tricúspides sugieren que también podría haber consumido crustáceos y otros invertebrados marinos.
  • Extinción: aunque se desconoce la causa exacta de su extinción, se cree que sus largos cuellos podrían haber sido una desventaja en términos de vulnerabilidad a la depredación.

Temnodontosaurio

Recreación de un Temnodontosaurio
Recreación de un Temnodontosaurio. Imagen: Wikipedia.

Este ictiosaurio, conocido como Temnodontosaurus, destacó por lo siguiente:

  • Época: vivió en el Jurásico inferior, hace entre 198 y 185 millones de años.
  • Hábitat: principalmente habitaban en lo que hoy es Europa, incluyendo Alemania e Inglaterra, y posiblemente también en Chile, como lo sugiere el hallazgo de un fósil en Mantos Blancos, Antofagasta, en la década de los 80.
  • Tamaño: estos animales eran verdaderos gigantes marinos, algunos alcanzando hasta 12 metros de largo.
  • Morfología: tenían una figura muscular y robusta, con un hocico largo, cuerpo en forma de barril y una cola dotada de dos lóbulos poderosos. Sus ojos, enormes, podían medir hasta 20 centímetros de diámetro, haciéndolos uno de los más grandes entre los vertebrados conocidos.
  • Alimentación: como depredadores marinos, se alimentaban principalmente de vertebrados como peces, plesiosaurios e incluso otros ictiosaurios. Es posible que también se alimentaran de cefalópodos. Su método de caza probablemente implicaba movimientos rápidos de mandíbula, utilizando un método de captura rápida más que de masticación.
Referencias
¿Cómo citar este artículo?

R. Fernández, J. Animales acuáticos de la prehistoria. (2024, 26 de marzo). MuchaHistoria. https://muchahistoria.com/prehistoria-animales-acuaticos/ | Última actualización: 2024, 26 de marzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *