Animales de la prehistoria que aún existen

A lo largo de los 3500 millones de años de existencia de vida en la Tierra, algunos animales han resistido el paso del tiempo de manera asombrosa, sobreviviendo desde la prehistoria hasta nuestros días.

Precisamente esta fascinante circunstancia  nos invita a explorar un mundo donde criaturas que parecen salidas de un libro de historia antigua deambulan entre nosotros.

Ejemplos notables incluyen al celacanto, que habita en las profundidades oceánicas desde el Devónico, o el tiburón de Groenlandia, que se desliza lentamente en frías aguas árticas. Tampoco hay que olvidarse del esbelto nautilo, descendiente de los cefalópodos del Cretácico, o del imponente cangrejo herradura, cuyo linaje se remonta al Ordovícico.

Cada uno de estos seres presenta características morfológicas y hábitos alimenticios singulares, trasladándonos a épocas remotas cada vez que conocemos más información sobre ellos. Eso es precisamente lo que pretendemos con este artículo.

Artículo relacionado – Animales de la prehistoria

Lista de animales de la prehistoria que no sabías que aún existen

Babirusa

Babirusa
Babirusas en un zoológico. Imagen: Wikipedia.

El babirusa es un mamífero artiodáctilo de la familia de los suidos, la misma en la que se incluyen cerdos y jabalíes. Su nombre deriva del malayo båbí rûsa, que significa puerco ciervo.

  • Época: los primeros fósiles de esta criatura se remontan al Pleistoceno.
  • Hábitat: este animal es endémico de las islas Célebes y otras islas en el centro de Indonesia, como Buru y las Sula. Prefiere habitar en bosques tropicales cercanos a fuentes de agua como ríos y lagos, donde disfruta bañándose y pasando varias horas semisumergido.
  • Tamaño: de pequeño a mediano, alcanzando hasta 80 centímetros de altura en los hombros y un metro de longitud. Su peso ronda los 100 kilos.
  • Morfología: los machos presentan colmillos superiores que crecen hacia arriba, perforando la piel y a veces tocando su frente.
  • Alimentación: es omnívoro, alimentándose de frutos, raíces, invertebrados y pequeños vertebrados.

Buey almizclero

Buey almizclero
Fotografía de un buey almizclero. Imagen: Wikipedia.

El buey almizclero, conocido científicamente como Ovibos moschatus, también cuenta con otras denominaciones, caso de las de buey almizclado o toro almizclero. Se trata de un mamífero artiodáctilo de los bóvidos que, curiosamente, pertenece a la subfamilia de los caprinos (es decir, la misma que la de las ovejas y las cabras).

  • Época: surgió hace aproximadamente un millón de años en las tundras de Asia Central. Migró a través del Puente de Beringia hacia América del Norte hace unos 500 000 años y se extinguió en Europa y Asia al inicio del Holoceno.
  • Hábitat: vive en regiones árticas de América del Norte, Groenlandia y Alaska. Prefiere tundras frías y abiertas, aunque también puede encontrarse en áreas montañosas. Se han reintroducido poblaciones en Noruega, Suecia y Rusia, entre otros lugares.
  • Tamaño: estos animales miden hasta 2.3 metros de largo y 1.5 metros de altura en la cruz, con un peso que varía entre 180 y 410 kilogramos.
  • Morfología: tienen cuerpos robustos y compactos, cubiertos por una capa doble de pelo, con un pelaje interno denso y corto y otro externo largo y lanoso. Sus cuernos están presentes en ambos sexos, aunque los de las hembras son menos desarrollados. Estos cuernos se curvan sobre sí mismos y están situados en el centro del cráneo.
  • Alimentación: son herbívoros, alimentándose principalmente de hierbas, musgos y líquenes. Durante el invierno, utilizan sus pezuñas para apartar la nieve y encontrar alimento.

Cangrejo herradura

Cangrejo de herradura
Fotografía de un cangrejo de herradura. Imagen: Wikipedia.

Conocidos como Limulus polyphemus, estas criaturas son verdaderos fósiles vivientes que, a pesar de su denominación, está más relacionado con las arañas y los escorpiones que con los cangrejos.

  • Época: el cangrejo herradura del Atlántico se remonta a hace unos 20 millones de años.
  • Hábitat: vive en las zonas costeras y los estuarios fluviales del Golfo de México y las costas del Atlántico Norte. Se encuentra desde la Península de Yucatán hasta el norte de Maine, siendo más común entre Virginia y Nueva Jersey.
  • Tamaño: puede alcanzar hasta 60 centímetros de largo y 30 centímetros de ancho.
  • Morfología: su caparazón es quitinoso y en forma de cúpula, con una larga cola puntiaguda que usa para moverse en la arena.
  • Alimentación: se alimenta de moluscos, gusanos y otros invertebrados. Pasa gran parte de su vida enterrado en la arena del fondo marino, donde captura a sus presas.

Casuario

Casuario
Fotografía de un casuario.

El género Casuarius, conocido como casuarios, incluye aves que existen desde hace mucho tiempo y que fueron clasificadas formalmente por el científico francés Mathurin Jacques Brisson en 1760.

  • Época: ya estaban presentes en el Pleistoceno tardío. De hecho, se sabe que, hace 18 000 años, los humanos llegaron a domesticarlo (antes incluso que a gallinas o gansos).
  • Hábitat: viven en las selvas tropicales de Australia y Nueva Guinea. Son aves solitarias y no voladoras que prefieren los bosques densos y húmedos.
  • Tamaño: son aves grandes. Los adultos del casuario del sur miden entre 1.5 y 1.8 metros de altura, aunque algunas hembras pueden alcanzar los 2 metros. Su peso promedio es de 58.5 kilogramos, aunque pueden llegar a pesar hasta los 85 kilogramos.
  • Morfología: estas aves tienen un plumaje negro hecho de plumas ásperas, algunas de las cuales terminan en filamentos parecidos a pelos. El cuello es azul y rojo, y tienen una gran protuberancia ósea en la cabeza llamada casco, que les sirve de protección y defensa. Los casuarios poseen una garra afilada en cada pata que puede causar heridas graves.
  • Alimentación: la dieta de los casuarios se basa en un 90% en frutas, aunque también comen una variedad de alimentos vegetales como brotes y semillas, además de hongos, invertebrados, huevos, carroña, peces y pequeños vertebrados como roedores, aves, ranas, lagartos y serpientes. Son, por tanto, omnívoros oportunistas y pueden comer casi cualquier cosa que quepa en su boca.

Catán

Catán

A este pez a menudo se le llama fósil viviente debido a que ha conservado características morfológicas de sus ancestros, como el intestino en espiral y la capacidad de respirar aire. Y es que, aparte de sus branquias, posee una vejiga natatoria vascularizada que le permite sobrevivir en aguas con poco oxígeno.

  • Época: ha existido desde el Cretácico inferior, hace más de 100 millones de años.
  • Hábitat: se encuentra principalmente en el sur de los Estados Unidos y México. Habita en lagos de agua dulce, pantanos, marismas salobres, estuarios y bahías a lo largo del Golfo de México. Son capaces de adaptarse a diferentes niveles de salinidad.
  • Tamaño: es el pez más grande de la familia Lepisosteidae y uno de los peces de agua dulce más grandes de América del Norte. Comúnmente mide hasta 1.8 metros y pesa más de 45 kilos. Sin embargo, se han reportado especímenes de hasta 3 metros y 159 kilos.
  • Morfología: cuerpo en forma de torpedo, de color marrón u oliva, con el vientre de color gris o amarillo claro. En casos raros, pueden ser negros. Tienen escamas ganoides, que son duras y romboidales, proporcionando una protección casi impenetrable. La mandíbula superior cuenta con una doble fila de dientes grandes y afilados para atrapar y sostener a sus presas.
  • Alimentación: son depredadores que acechan y emboscan a sus presas. Se alimentan principalmente de peces, pero también pueden comer aves acuáticas y pequeños mamíferos que encuentren en la superficie del agua. A veces ingieren invertebrados y cangrejos azules en aguas salobres.

Celacanto

Celacanto
Fotografía de un celacanto. Imagen: Wikipedia.

Los celacantos, también conocidos como celacantimorfos, son peces de aletas lobuladas que se creían extintos desde el período Cretácico. Sin embargo, en 1938 se capturó un ejemplar vivo en la costa oriental de Sudáfrica.

  • Época: aparecieron hace aproximadamente 400 millones de años, durante el Devónico.
  • Hábitat: viven en aguas profundas, entre 150 y 300 metros, y son encontrados principalmente en las islas Comores y Célebes, así como en las costas de Kenia, Tanzania, Mozambique y Madagascar.
  • Tamaño: pueden llegar a medir hasta 1.5 metros de longitud y pesar más de 68 kilos.
  • Morfología: tienen aletas lobuladas carnosas y una estructura ósea similar a la de sus ancestros fósiles, lo que les ha valido el apodo de fósiles vivientes.
  • Alimentación: son depredadores y se alimentan principalmente de peces de arrecife. Durante el día, se refugian en cuevas profundas y por la noche suben a la superficie en busca de alimento.

Dragón de Komodo

Dragón de Komodo
Fotografía de un dragón de Komodo.

Los dragones de Komodo aparecieron en la literatura científica occidental en 1910, siendo sus características las siguientes:

  • Época: existe desde hace millones de años, en el Plioceno (dentro del Cenozoico).
  • Hábitat: viven en islas de Indonesia central como Komodo, Rinca, Flores y Gili Motang. Prefieren lugares cálidos y secos: praderas, sabanas y bosques tropicales bajos.
  • Tamaño: son los lagartos más grandes del mundo, ya que miden entre 2 y 3 metros de longitud. Pesan alrededor de 70 kilos en promedio. El ejemplar más grande registrado medía 3.13 metros y pesaba 166 kilos.
  • Morfología: los jóvenes son verdes con manchas amarillas y negras, mientras que los adultos tienen colores más apagados, de marrón a rojo grisáceo. Cuentan con una robusta cola y hasta 60 dientes serrados. Tienen una lengua larga y bifurcada, usada para detectar olores y sabores.
  • Alimentación: son carnívoros y se alimentan de carroña, invertebrados, aves y mamíferos. Los jóvenes comen insectos, huevos y pequeños mamíferos. Se ha observado que también cazan presas grandes, como ciervos y cerdos.

Equidna

Equidna
Fotografía de un equidna.

Los equidnas son unos animales muy llamativos que presentan las siguientes particularidades:

  • Época: evolucionaron hace entre 50 y 20 millones de años, ya entrados en el Mioceno. Descienden de un antepasado acuático similar al ornitorrinco y se adaptaron a la vida terrestre.
  • Hábitat: se encuentran en Australia, Tasmania y Nueva Guinea. Pueden vivir en desiertos, bosques, parques y montañas hasta 4000 metros de altura.
  • Tamaño: miden entre 35 y 45 centímetros de largo, con una cola de 10 centímetros. Pesan entre 2 y 7 kilogramos. Los machos son generalmente más grandes que las hembras.
  • Morfología: tienen un cuerpo compacto cubierto de espinas largas. Su cráneo es largo y redondeado, y poseen una mandíbula inferior poco desarrollada. Poseen una larga lengua pegajosa de hasta 20 centímetros para atrapar su alimento, y poderosas garras para excavar.
  • Alimentación: se alimentan principalmente de insectos, como hormigas y termitas. También consumen lombrices.

Escorpión emperador

Escorpión emperador
Fotografía de un escorpión emperador.

El escorpión emperador (Pandinus imperator) es una especie que ha habitado nuestro planeta durante miles y miles de años:

  • Época: existe desde el Silúrico temprano (Paleozoico).
  • Hábitat: vive en selvas tropicales y sabanas de África Occidental. Se encuentra en países como Benín, Burkina Faso, Camerún, Costa de Marfil, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea-Bisáu, Togo, Liberia, Malí, Nigeria, Senegal y Sierra Leona. Habita bajo el suelo, rocas y escombros, y frecuentemente se oculta en termiteros.
  • Tamaño: este escorpión es uno de los más grandes del mundo. Los adultos miden aproximadamente 20 centímetros de largo y pesan alrededor de 30 gramos.
  • Morfología: sus pinzas son grandes y de color negro rojizo, con una textura granulosa. El prosoma, la parte delantera del cuerpo, tiene cuatro secciones, cada una con un par de patas. Detrás del cuarto par de patas, hay estructuras en forma de peine llamadas pectinas, más largas en los machos. Su cola, llamada metasoma, es larga, curva y termina en un aguijón afilado con glándulas venenosas.
  • Alimentación: en su hábitat natural, el escorpión emperador se alimenta principalmente de insectos y otros invertebrados terrestres, siendo las termitas una gran parte de su dieta. Ocasionalmente, pueden comer vertebrados más grandes como roedores y lagartijas. Usan sus grandes pinzas para desgarrar a sus presas y su aguijón para inyectar veneno y licuar el alimento.

Esturión de lago

Esturión de lago
Fotografía de un esturión de lago. Imagen: Wikipedia.

El esturión de lago es una de las especies más antiguas que existen, siendo su esperanza de vida bastante notable (puede llegar a vivir hasta 100 años). Veamos otras de sus principales características:

  • Época: existe desde el Pleistoceno.
  • Hábitat: este pez habita en aguas dulces de América del Norte, especialmente en zonas templadas. Se encuentra en lagos y ríos grandes.
  • Tamaño: puede alcanzar hasta 2 metros de longitud y pesar más de 100 kilos.
  • Morfología: posee un esqueleto parcialmente cartilaginoso y una piel cubierta de placas óseas. Tiene un hocico largo y puntiagudo que utiliza para remover el fondo de ríos y lagos en busca de alimento. Su boca, rodeada de cuatro bigotes (que precisamente usa para detectar comida en el lecho acuático), carece de dientes y está diseñada para succionar el alimento del lodo.
  • Alimentación: este pez se alimenta principalmente de insectos, larvas, gusanos, sanguijuelas, pequeños peces y otros organismos que encuentra en el barro.

Gavial

Gavial
Fotografía de un gavial.

El gavial (Gavialis gangeticus) es una especie de reptil del orden de los cocodrilos y la única especie viva del género Gavialis.

  • Época: existe desde el Pleistoceno.
  • Hábitat: vive en las zonas pantanosas del norte de la India. Pasa más tiempo en el agua que la mayoría de sus parientes.
  • Tamaño: puede llegar a medir hasta seis metros de longitud. Los machos suelen medir entre 3 y 5 metros, mientras que las hembras son más pequeñas y alcanzan entre 2.7 y 3.75 metros. El peso de esta especie varía entre 159 y 250 kilos, pero los individuos más grandes pueden pesar hasta 977 kilos.
  • Morfología: se caracteriza por un hocico muy delgado y largo. Además de su hocico y sus ojos saltones, el cuerpo del gavial es similar al de un cocodrilo, aunque sus patas son más pequeñas. Tiene una cola aplanada lateralmente y patas traseras palmeadas que le permiten moverse con agilidad en el agua, pero en tierra solo puede deslizarse sobre su vientre.
  • Alimentación: se alimenta principalmente de peces, utilizando su hocico delgado para capturarlos. Debido a la pesca excesiva de peces pequeños por parte de los habitantes locales, el gavial enfrenta escasez de alimento, lo que contribuye a su peligro de extinción.

Grulla canadiense

Grulla canadiense
Fotografía de un par de grullas canadienses. Imagen: Wikipedia.

La grulla canadiense (Antigone canadensis) es un ave gruiforme de la familia de las grullas, siendo sus particularidades más destacadas las siguientes:

  • Época: tienen uno de los registros fósiles más antiguos entre las aves, con fósiles de hasta 10 millones de años.
  • Hábitat: vive en praderas, zonas pantanosas y espacios abiertos. Se encuentra principalmente en América del Norte y el noreste de Siberia.
  • Tamaño: varía según la subespecie. En promedio, mide entre 80 y 136 centímetros de altura, con una envergadura de alas de 1.65 a 2.30 metros. El peso de los machos grandes es de aproximadamente 4.57 kilos, mientras que las hembras pesan alrededor de 4.02 kilos, con un rango de 2.7 a 6.7 kilos.
  • Morfología: su plumaje es mayormente gris, con una distintiva mancha roja en la parte posterior de la cabeza y mejillas blancas. En ocasiones, algunas grullas pueden tener un tono rojizo en las plumas debido a las sales de hierro en el agua que utilizan para acicalarse.
  • Alimentación: son omnívoras. Su dieta incluye semillas, brotes, hojas y pequeños animales como insectos y ratones. También comen alimentos cultivados como maíz, trigo y sorgo, aparte de bayas, caracoles, reptiles y anfibios.

Kabargá

El kabargá, también conocido como ciervo almizclero siberiano, es una criatura que sobresale por lo siguiente:

  • Kabargá
    Fotografía de un kabargá. Imagen: Wikipedia.

    Época: los primeros restos del ciervo almizclero se remontan al Pleistoceno superior y medio, encontrados en China y el extremo oriental de Rusia.

  • Hábitat: bosques montañosos del noreste de Asia (de hecho, prefiere altitudes superiores a los 2600 metros). Es más común en la taiga del sur de Siberia, pero también se encuentra en Mongolia, Manchuria, la península coreana y una subespecie endémica en la isla de Sajalín.
  • Tamaño: son pequeños, pesando entre 7 y 17 kilos en su edad adulta.
  • Morfología: sus rasgos más distintivos son un rostro parecido al del canguro y unos colmillos largos en los machos, que los desarrollan en lugar de astas para competir con otros machos y atraer a las hembras.
  • Alimentación: principalmente herbívoro, alimentándose de líquenes (el 99% de su dieta en invierno), agujas de pino, hojas y corteza de árboles.

Lamprea

Lamprea de río
Fotografía de una lamprea de río. Imagen: Wikipedia.

Los hiperoartios, también conocidos como lampreas, son una clase de animales sin mandíbulas (agnatos) que representan uno de los linajes más antiguos de vertebrados.

  • Época: su origen se sitúa en el Paleozoico, hace aproximadamente unos 470 millones de años.
  • Hábitat: pueden vivir tanto en agua dulce como en ambientes marinos. Se encuentran en regiones templadas de todo el mundo. Algunas especies migran grandes distancias en el océano, mientras que otras habitan en lagos cerrados.
  • Tamaño: la lamprea marina, una de las especies más grandes, puede llegar a medir hasta 1.2 metros de longitud.
  • Morfología: tienen cuerpos alargados y sin escamas, similares a las anguilas, pero no están emparentadas con ellas. También poseen una boca en forma de ventosa rodeada de dientes córneos dispuestos en círculos. Utilizan esta ventosa para adherirse a sus presas y raspar su carne, alimentándose de la sangre y los tejidos. Además, tienen una lengua córnea que les ayuda en este proceso. Sus cuerpos son gelatinosos y muy resbaladizos.
  • Alimentación: se alimentan de una variedad de animales, incluyendo tiburones, salmones, bacalaos y mamíferos marinos. Se adhieren a sus presas con su ventosa bucal y succionan su sangre utilizando su lengua como un émbolo.

Medusa

Medusa
Fotografía de una medusa.

Las medusas son criaturas muy peculiares que destacan por lo siguiente:

  • Época: las medusas han existido por más de 500 millones de años, siendo uno de los grupos animales más antiguos con estructuras multicelulares.
  • Hábitat: se encuentran en todos los océanos del mundo, desde aguas superficiales hasta profundidades marinas. Aunque la mayoría son marinas, algunas especies similares de hidrozoos viven en agua dulce.
  • Tamaño: varían en tamaño, desde menos de un milímetro hasta aproximadamente 2 metros de diámetro en algunas especies. Su peso también puede variar considerablemente dependiendo de su tamaño y la cantidad de agua que retienen en sus cuerpos gelatinosos.
  • Morfología: tienen cuerpos gelatinosos en forma de campana con tentáculos colgantes que contienen células urticantes llamadas cnidocitos. La boca está situada en la parte inferior del manubrio tubular y se abre a una cavidad gastrovascular donde se realiza la digestión. Las medusas carecen de sistemas especializados como un sistema nervioso central, pero poseen una red de nervios y órganos sensoriales básicos que les permiten detectar luz, vibraciones y orientación.
  • Alimentación: son principalmente depredadoras, alimentándose de pequeños peces, plancton y otros organismos marinos. Utilizan sus tentáculos para capturar presas y llevarlas a su boca.

Morsa

Morsa
Fotografía de una morsa.

La morsa es un mamífero marino de gran tamaño que pertenece a la familia de los odobénidos. Existen dos subespecies: la morsa del Atlántico y la morsa del Pacífico.

  • Época: existen fósiles de morsas que datan del Mioceno.
  • Hábitat: viven en las frías aguas del Ártico. La morsa del Atlántico habita desde el Ártico canadiense hasta el mar de Kara. La morsa del Pacífico se encuentra en el norte del océano Pacífico, desde Siberia hasta el mar de Beaufort.
  • Tamaño: las morsas macho pueden medir hasta 3.6 metros y pesar entre 800 y 1700 kg. Las hembras miden entre 2.3 y 3.1 metros y pesan entre 400 y 1250 kg.
  • Morfología: tienen un cuerpo robusto cubierto por una piel gruesa y arrugada, con una capa de grasa que las protege del frío. Tienen colmillos largos que pueden medir hasta un metro en el caso de los machos. Estos colmillos les sirven para defenderse, moverse en el hielo y mostrar su estatus social. Sus bigotes están formados por hasta 450 cerdas que les ayudan a detectar presas en el fondo marino. Sus aletas son ágiles y les permiten moverse bien en tierra y en el agua.
  • Alimentación: se alimentan principalmente de moluscos como almejas, pero también comen gusanos, caracoles y peces pequeños.

Nautilo perlado

El nautilo perlado (Nautilus pompilius) es un molusco cefalópodo de la familia Nautilidae. Sus características principales son las siguientes:

  • Nautilo perlado
    Fotografía de un nautilo perlado. Imagen: Wikipedia.

    Época: existen desde el Pleistoceno.

  • Hábitat: viven en aguas menos profundas que otros cefalópodos, principalmente en el Indo-Pacífico, desde el mar de Andamán hasta Fiyi y desde el sur de Japón hasta la Gran Barrera de Coral.
  • Tamaño: puede medir hasta 30 centímetros de diámetro.
  • Morfología: su concha es fina, lisa, con bandas alternas de blanco, rojo y marrón. Dentro de la concha, el nautilo crea cámaras llenas de gas que usa para flotar. Posee 90 tentáculos sin ventosas, conocidos como cirros, que se disponen alrededor de dos lóbulos. Una capucha fuerte protege el cuerpo del animal, y tiene un pico córneo para romper las conchas de otros moluscos.
  • Alimentación: se alimenta de peces, crustáceos y carroña. Detecta su comida principalmente a través del olfato.

Okapi

Okapi
Fotografía de un okapi. Imagen: Flickr.

El okapi es un mamífero artiodáctilo perteneciente a la familia de los jiráfidos. Aunque es el pariente más cercano de la jirafa, su apariencia es bastante diferente.

  • Época: considerado un fósil viviente, el okapi nos muestra características de antiguos jiráfidos que existieron durante el Mioceno.
  • Hábitat: vive en densas selvas del norte de la República Democrática del Congo. Debido a su naturaleza esquiva, los científicos deben utilizar métodos indirectos, como el análisis de excrementos, para estudiarlo.
  • Morfología: su cuerpo es similar al de una jirafa pequeña, pero con patas y cuello más cortos. Su pelaje es rojizo en la mayor parte del cuerpo, con rayas blancas y negras en las patas y glúteos, parecidas a las de una cebra. Posee dos pequeños osiconos en la cabeza y una larga lengua prensil, negra, que puede medir entre 30 y 36 centímetros. Esta lengua le permite alcanzar hojas y limpiar sus orejas.
  • Tamaño: su longitud varía entre 1.97 y 2.15 metros (con una cola de entre 30 y 42 centímetros), mientras que su altura a la cruz se sitúa entre los 1.50 y los 1.80 metros. En cuanto a su peso, va de los 200 a los 300 kilos.
  • Alimentación: son herbívoros que se alimentan de hojas, brotes, tallos, hierbas, frutas, helechos y hongos. Su dieta incluye más de cien especies de plantas, algunas de las cuales son venenosas para otros animales. Usan su larga lengua para seleccionar cuidadosamente las plantas que consumen.

Picozapato

El picozapato es una especie de ave pelecaniforme cuyo nombre proviene de la forma de su curioso pico:

  • Picozapato
    Fotografía de un picozapato.

    Época: existen petroglifos en Algeria que ya dejan constancia de la existencia de esta especie durante el Holoceno superior.

  • Hábitat: actualmente vive en grandes y difíciles de acceder humedales en África tropical. Prefiere pantanos, marismas y ciénagas con aguas poco oxigenadas, lo que facilita la caza de peces que necesitan salir a la superficie para respirar.
  • Tamaño: su altura varía entre los 110 y los 140 centímetros, aunque algunos ejemplares pueden alcanzar los 152 centímetros. Su longitud total varía entre los 100 y los 140 centímetros, y su envergadura de alas es de 230 a 260 centímetros. El peso oscila entre 4 y 7 kilos, con los machos generalmente más pesados (alrededor de 5,6 kilos) que las hembras (aproximadamente 4,9 kilos).
  • Morfología: de color gris pizarra, su pico es grande y robusto, con una forma que recuerda a un zapato de madera y termina en una punta curvada y afilada. Este pico puede medir hasta 25 centímetros de largo y 10 centímetros de ancho. Poseen ojos grandes de color amarillento o blanco grisáceo, que les confieren una mirada intensa. Sus patas son largas y de color negruzco, con dedos también largos y claramente divididos, sin membranas entre ellos.
  • Alimentación: incluye peces, ranas, serpientes de agua y crías de cocodrilo.

Reno

Renos
Fotografía de unos renos.

Los renos, también conocidos como caribúes, han existido durante miles de años:

  • Época: ya estaba presente en el Pleistoceno.
  • Hábitat: durante el Preistoceno medio y el superior vivía en buena parte de Europa (se han hallado sus fósiles incluso en zonas del norte de España). Actualmente se encuentran principalmente en las regiones árticas y subárticas, abarcando áreas de América del Norte, Europa y Asia. En concreto, viven en la tundra y la taiga, regiones frías con vegetación escasa. En América del Norte, se encuentran desde Alaska hasta Canadá. En Eurasia, habitan desde Escandinavia hasta Rusia, e incluso se han reintroducido en Escocia. Los renos también han sido introducidos en Islandia y las islas Georgias del Sur.
  • Tamaño: varía significativamente entre sus subespecies. El reno de Svalbard es la subespecie más pequeña, con una altura de 68 centímetros hasta la cruz, mientras que el caribú de Osborn es la subespecie más grande, con machos que pueden llegar a pesar hasta 300 kg. El reno común del norte de Europa alcanza una altura de 110 centímetros y un peso de 150 kilos.
  • Morfología: poseen un espeso pelaje que varía de color según la estación. Ambos sexos tienen astas, aunque las de los machos son más grandes y ramificadas. Sus pezuñas son anchas, lo que les permite caminar sobre la nieve y el suelo blando sin hundirse. Además, los renos son excelentes nadadores, capaces de cruzar ríos y brazos de mar.
  • Alimentación: en general, prefieren los líquenes, pero también consumen musgos, setas, hierbas, flores, corteza de árboles, sauces y abedules.

Rinoceronte blanco

Rinoceronte blanco
Fotografía de un rinoceronte blanco.

El rinoceronte blanco ha sido parte del ecosistema africano durante millones de años, desempeñando un papel crucial en la estructura de su hábitat:

  • Época: apareció en el Pleistoceno, hace unos 1.8 millones de años.
  • Hábitat: vive en la sabana africana, compartiendo el territorio con el rinoceronte negro. Se encuentra principalmente en países como Kenia, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue.
  • Tamaño: los machos pueden medir entre 3.70 y 4.20 metros de longitud, con una altura de hasta 1.86 metros y un peso que oscila entre 2000 y 2300 kilos. Las hembras miden entre 3.35 y 3.65 metros de longitud, con una altura de hasta 1-77 metros y un peso de entre 1500 y 1700 kilos.
  • Morfología: a pesar de su nombre, su piel es de un gris claro y su cuerpo robusto y fuerte. Su cuerno está compuesto de queratina, siendo capaz de regenerarse si se rompe y creciendo hasta 7 centímetros al año.
  • Alimentación: se alimenta principalmente de hierbas que encuentra en el suelo, a diferencia del rinoceronte negro, que ingiere arbustos. Su labio ancho le permite arrancar y comer grandes cantidades de hierba fácilmente.

Saiga

Saiga
Fotografía de un saiga. Imagen: Wikipedia.

El saiga es un mamífero artiodáctilo de la familia de los bóvidos. Sus principales características son las que mencionamos a continuación:

  • Época: sus fósiles, que datan del Pleistoceno, se han encontrado en Eurasia y Alaska. Durante el último período glacial, el saiga habitaba desde Inglaterra y Francia hasta Siberia y probablemente Canadá.
  • Hábitat: vive en las vastas estepas semidesérticas de Asia Central. Se encuentra principalmente en Kazajistán y Uzbekistán, aunque también en el sur de Rusia, noroeste de China y Mongolia.
  • Tamaño: su altura a la cruz es de entre 60 y 80 centímetros, con una longitud corporal que va de los 100 a los 140 centímetros. Su peso oscila entre los 25 y los 51 kilos.
  • Morfología: es conocido por su distintiva nariz ancha y larga, similar a una pequeña trompa, que le ayuda a filtrar el polvo y calentar el aire frío de las estepas. Su pelaje cambia de color según la estación: blanquecino y amarillento en invierno, y rojizo y amarillento claro en verano. Los machos son más grandes y presentan cuernos de 25 a 30 centímetros de longitud, de color grisáceo o amarillento. Señalar que la morfología del saiga ha cambiado poco desde tiempos prehistóricos.
  • Alimentación: es un animal herbívoro.

Salamandra gigante

Salamandra gigante china
Fotografía de una salamandra gigante china. Imagen: Wikipedia.

Las salamandras gigantes son un grupo de anfibios que incluye tres especies repartidas entre China, Japón y Estados Unidos. Estas son la salamandra gigante china, la salamandra gigante del Japón y la salamandra gigante americana.

  • Época: los registros fósiles más antiguos de este grupo pertenecen al género Chunerpeton del Jurásico medio, lo que muestra que han cambiado muy poco en unos 160 millones de años.
  • Hábitat: Asia y Estados Unidos.
  • Tamaño: las especies asiáticas miden entre 1.4 y 1.8 metros de longitud. La especie americana es más pequeña en comparación con las anteriores.
  • Morfología: cuerpos robustos y pliegues de piel a los lados que aumentan su superficie para absorber más oxígeno. Aunque son acuáticas, son malas nadadoras y suelen caminar en el fondo.
  • Alimentación: se alimentan de insectos acuáticos, peces, ranas, cangrejos y camarones. Cazan principalmente de noche usando sensores en sus cabezas para detectar cambios en la presión del agua.

Tapir

Tapir
Fotografía de un tapir.

Los tapires, al igual que caballos o rinocerontes, forman parte del orden de los perisodáctilos. Veamos cuáles son sus peculiaridades más destacadas:

  • Época: los primeros tapíridos aparecieron en el Eoceno, hace unos 55 millones de años, en Eurasia. Eran similares a los ancestros del Hyracotherium. Ahora bien, los primeros verdaderos tapires surgieron en el Oligoceno. Se extendieron por Eurasia y América del Norte durante el Mioceno, casi extinguiéndose en el Plioceno. Hace 3 millones de años, se desplazaron a Sudamérica al unirse con Norteamérica.
  • Hábitat: viven en selvas húmedas y, en el caso del tapir de montaña, en los páramos andinos. Prefieren áreas con abundante vegetación y cuerpos de agua. Actualmente, las distintas especies de tapir se encuentran en América Central, América del Sur y algunas regiones de Asia.
  • Tamaño: tienen una longitud que varía entre 1.3 y 2.5 metros, con una cola de 5 a 10 centímetros. Su altura en la cruz va de 70 centímetros a 1.2 metros. Respecto al peso, oscila entre 110 y 300 kilos.
  • Morfología: su rasgo más distintivo es su hocico alargado en forma de probóscide, utilizado para arrancar hojas, hierbas y raíces. Esta trompa también es útil para recolectar plantas acuáticas, beber agua y, en el caso de los machos, enfrentarse a rivales. Poseen un cuerpo compacto y una cabeza y cuello robustos para moverse a través del denso follaje tropical. Su pelaje es corto y oscuro, presentando cuatro dedos en las patas delanteras y tres en las traseras.
  • Alimentación: son herbívoros y su dieta incluye hojas, hierbas y raíces. Como decíamos, usan su trompa para recolectar plantas, especialmente en áreas pantanosas.

Tiburón anguila

Tiburón anguila
Fotografía de un tiburón anguila. Imagen: Wikipedia.

El tiburón anguila, también conocido como tiburón de gorguera o clámide (Chlamydoselachus anguineus), es una especie muy antigua que ha sobrevivido millones de años, siendo considerado un fósil viviente.

  • Época: existe desde el Pleistoceno.
  • Hábitat: este tiburón se encuentra en los océanos Atlántico y Pacífico, aunque su distribución es amplia e irregular. Vive principalmente en la plataforma continental exterior y en la parte superior del talud continental, cerca del fondo marino. Se ha encontrado a profundidades de hasta 1570 metros, pero es más común entre 50 y 200 metros en la bahía de Suruga (Japón).
  • Tamaño: mide entre 1.7 y 2 metros de longitud.
  • Morfología: su cuerpo es delgado y alargado, similar al de una anguila, y tiene un color marrón oscuro. Sus mandíbulas son largas y extremadamente flexibles, lo que le permite tragar presas grandes. Sus dientes, en varias filas, son pequeños y en forma de agujas, impidiendo que la presa escape.
  • Alimentación: se alimenta principalmente de cefalópodos, pero también consume peces óseos y otros tiburones. Captura a sus presas doblando su cuerpo y lanzándose hacia adelante como una serpiente.

Tiburón ballena

Tiburón ballena
Fotografía de un tiburón ballena. Imagen: Wikipedia.

El tiburón ballena presenta las siguientes particularidades:

  • Época: algunas fuentes consideran que esta criatura existe desde hace unos 60 millones de años.
  • Hábitat: prefiere las aguas cálidas de los océanos tropicales y subtropicales. Aunque se considera un pez pelágico (vive mar adentro), a veces migra hacia zonas costeras, lagunas, atolones de coral y desembocaduras de ríos durante ciertas temporadas. Se puede encontrar en lugares como Australia, Honduras o las costas de la península de Yucatán en México.
  • Tamaño: es el pez más grande del mundo, pudiendo alcanzar longitudes de 12 metros. El espécimen más grande registrado medía 12.65 metros y pesaba más de 21.5 toneladas. Sin embargo, existen relatos de tiburones ballena que superan los 18 metros, aunque no han sido confirmados científicamente.
  • Morfología: de cuerpo alargado y robusto, con una piel gruesa de hasta 10 centímetros de grosor, posee una cabeza ancha y aplanada con ojos pequeños y espiráculos detrás. Su boca es enorme y puede medir hasta 1.5 metros de ancho, con filas de pequeños dientes que no utiliza para comer. Cuenta con cinco grandes pares de branquias y un par de aletas dorsales y pectorales, siendo estas últimas muy poderosas. En cuanto a la cola, la de los jóvenes tiene la aleta superior más grande que la inferior, mientras que en los adultos es en forma de media luna.
  • Alimentación: se alimenta mediante filtración (es decir, succiona agua y la filtra a través de sus branquias). Su dieta incluye fitoplancton, necton, macroalgas y kril, además de crustáceos y pequeños peces.

Tortuga marina

Tortuga marina
Fotografía de una tortuga marina.

Estas criaturas, conocidas como quelonioideos, han navegado por los océanos del mundo desde la época de los dinosaurios. Veamos sus características más destacadas:

  • Época: existen fósiles de tortugas marinas que vivieron durante el Jurásico superior, hace aproximadamente 150 millones de años.
  • Hábitat: se encuentran en todos los océanos del mundo, excepto en las regiones polares.
  • Tamaño: varían mucho en tamaño. La tortuga laúd es la más grande, midiendo entre 2 y 3 metros de largo y pesando hasta 700 kg. Otras especies son más pequeñas, con longitudes que van de 60 a 120 centímetros.
  • Morfología: poseen caparazones que se unen lateralmente, proporcionando protección contra depredadores y fluctuaciones de temperatura (no obstante, la tortuga laúd tiene un caparazón flexible, a diferencia del resto). No pueden retraer la cabeza y extremidades dentro del caparazón. Aparte, cuentan con picos cortantes en vez de dientes y algunas tienen papilas gustativas en forma de pinchos para capturar presas.
  • Alimentación: son omnívoras. Comen coral, vegetación acuática, algas y pequeños invertebrados. La tortuga laúd, en particular, se alimenta de medusas. Su dieta varía según la especie y el entorno en el que se encuentren.

Tuátara

Tuátara
Fotografía de una tuátara.

Las tuátaras son unos reptiles cuyo nombre común en maorí significa espalda espinosa.

  • Época: son los únicos sobrevivientes del orden de los esfenodontos, sin cambios significativos desde el Mesozoico.
  • Hábitat: islas cercanas a Nueva Zelanda.
  • Tamaño: miden unos 70 centímetros de longitud.
  • Morfología: cuenta con dos fosas temporales completas, un ojo pineal bien desarrollado y vértebras de tipo anficelo, aparte de dientes anteriores grandes y agudos. Como curiosidad, señalar que los machos carecen de hemipene, copulando a través de cloacas.
  • Alimentación: son insectívoros y carnívoros, alimentándose de invertebrados, pequeños lagartos, huevos y crías de aves.
Referencias
¿Cómo citar este artículo?

R. Fernández, J. Animales de la prehistoria que aún existen. (2024, 4 de julio). MuchaHistoria. https://muchahistoria.com/prehistoria-animales-que-aun-existen/. | Última actualización: 2024, 4 de julio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *