Ruta comercial

Una de las grandes cualidades de la humanidad ha sido la capacidad de comerciar. La necesidad de comprar o vender ha impulsado la ambición de las personas en busca de lucrarse y obtener cosas nuevas. En un mundo globalizado es fácil adquirir cualquier clase de bienes, pero, cuando la humanidad apenas estaba floreciendo, esto solo podía ser posible realizando grandes travesías. De aquí surgen las rutas comerciales

Definición de rutas comerciales

Las rutas comerciales eran caminos para transportar toda clase de mercancías que a su vez se convirtieron en enlaces geográficos que unieron al mundo y distintas culturas con un objetivo en común.

Rutas comerciales en la prehistoria

El comercio es una actividad tan antigua como la humanidad misma. Los arqueólogos han encontrado conchas de las costas del mar Mediterráneo en localidades humanas de hace 30.000 años en el centro de Europa.

Por otro lado, en la isla de Nueva Irlanda, al norte de Nueva Guinea, se han encontrado utensilios de obsidiana, material que fue transportado desde yacimientos en Nueva Bretaña, una isla situada a 400 kilómetros de distancia.

Con toda probabilidad, estos actos ocurrieron gracias al comercio a larga distancia, lo que nos da un ejemplo de los intercambios humanos desde un principio.

¿Por qué se usaban las rutas comerciales?

Las rutas comerciales se establecían en base a áreas donde pudiesen transportarse las personas y los bienes. Debido a que algunos terrenos eran difíciles de atravesar, se usaban caminos concretos que facilitaran o al menos permitieran el cruce sin problemas, lo que con el tiempo se volvió algo común y popular para el comercio entre distintas zonas.

Mapa de las rutas comerciales de Asia Central
Mapa del año 1876 con las rutas comerciales que existían en Asia Central entre los años 128 a. C. y 150 d. C.

Logros de las rutas comerciales

Lograron unir grandes distancias y conectar distintos pueblos y culturas, que se aprovecharon no solo económicamente, sino que se enriquecieron cultural y tecnológicamente al conocer los avances de otros grupos humanos que ellos mismos pudieron implementar en su propio beneficio.

Rutas comerciales más importantes de la historia

Ruta de la seda

Probablemente la ruta comercial más conocida de la historia. Se encargaba de unir Oriente con Occidente, Asia con Europa. Tal y como su nombre indica, el material más codiciado transportado era la seda en una época donde solo los chinos conocían su elaboración y era exigida por la aristocracia romana.

Más allá de la seda, también se transportaban metales y piedras preciosas, junto a telas de lana o de lino, ámbar, marfil, porcelana, especias, vidrios, coral y otros productos.

Fotograma de la película "Marco Polo".
La Venecia del año 1270 se convirtió en un lugar perfecto para unir el comercio entre Occidente y las tierras chinas e indias. Imagen de la miniserie Marco Polo (2007).

La ruta se extendía por China, Mongolia, India, Persia, Arabia, Siria, Anatolia, Europa y el norte de África.

Ruta del incienso

Desde Egipto e India a través de Arabia se extendía esta ruta comercial que, como su nombre indica, transportaba incienso, pero también otras mercancías como olíbano, mirra, especias, ébano, pieles, lanas y textiles.

Floreció en el siglo lll a. C., una remota época donde la travesía podía tomar hasta 6 meses y atravesaba 2.400 kilómetros.

Ruta del comercio triangular

Desde el siglo XVII hasta el siglo XIX, entre Europa, África y América a lo largo del Atlántico, esta ruta involucraba a tres continentes (de ahí su denominación).

Su principal fuente de riqueza era el comercio de esclavos africanos, que eran capturados por élites locales, intercambiados y enviados a América, donde eran vendidos. Además, se cargaban otros productos para ser expedidos a Europa, como azúcar, tabaco, cacao y metales preciosos.

Ruta del Galeón de Manila

Partiendo de Acapulco, esta peligrosa ruta se encargaba de unir a la Nueva España con Manila, en las Filipinas. Debido a su dificultad, se realizaba solo dos veces al año, ya que dependía de una corriente oceánica que permitía cruzar el Pacífico.

A través de ella se intercambiaban metales preciosos, especias, porcelana y sedas. Una vez que la travesía era completada, los productos se enviaban a Europa para ser vendidos.

Rutas del comercio musulmán

Atravesaba el mundo musulmán de extremo a extremo. Estaba formada por caravanas de camellos que podían alcanzar los 6.000 animales, por lo que se transportaban grandes cargas de mercancías. Aunque destacaban las caravanas, también las flotas marítimas se encargaban de transportar mercancías en algunos puntos.

Más allá de su nombre, no solo involucró al mundo islámico en el comercio de oro, coral, esclavos, pimienta y especias, sino también a no musulmanes. La ruta cubría Arabia, el norte de África, la India, Extremo Oriente y parte de Europa.

Ruta del ámbar

Una antigua ruta comercial que conectaba el mar del Norte y el Báltico con Italia, Grecia, el mar Negro y Egipto. Era utilizada para transportar el ámbar y así poder fabricar objetos ornamentales. Esta ruta permitió llevar la influencia de los pueblos mediterráneos hasta el norte de Europa.

Rutas comerciales en la actualidad

En el mundo moderno, los trayectos comerciales están marcados por los avances tecnológicos en transporte y telecomunicaciones, lo cual facilita y simplifica los trayectos que alguna vez fueron difíciles y tomaban mucho tiempo. Destaca el transporte marítimo de bienes en puntos específicos, que conecta todos los continentes. Los principales corredores comerciales son los siguientes:

Canal de Panamá

Conecta el océano Atlántico con el Pacífico mediante un juego de esclusas. Simplifica el traslado de mercancías desde dos puntos, ya que hacerlo desde el cabo de Buena Esperanza, en Sudáfrica, o bordeando el cabo de Hornos, toma mucho tiempo y, por ende, conlleva más gastos.

Canal de Suez

Ubicado en Egipto, este paso artificial permite conectar el mar Mediterráneo con el mar Rojo, haciendo posible una rápida navegación entre ambos. No necesita esclusas, ya que la altura entre ambos mares es muy similar.

Es ampliamente usado para el transporte de petróleo producido en la región y, al igual que el canal de Panamá, simplifica el tiempo de traslado.

Estrecho de Malaca

Se encuentra ubicado entre la península de Malasia y la isla de Sumatra. Es un paso obligado para todos los barcos que vengan del Lejano Oriente y quieran cruzar al océano Índico.

A diferencia de los otros canales, donde existen alternativas que, aunque más costosas, pueden ser viables, este estrecho no posee alguna otra mejor opción, por lo que es un paso obligado y una gran cantidad de barcos lo cruzan día a día.

Referencias:

  • Trade route. Wikipedia.
  • Ruta del ámbar. Wikipedia.
  • Comercio triangular. Wikipedia.
  • Las grandes rutas comerciales actuales. The Global World.
  • Rutas comerciales más importantes de la historia. Transporting.
  • De animales a dioses: breve historia de la humanidad. Yuval Noah Harari.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *