Revolución rusa

La Revolución rusa consistió en una serie de eventos que propiciaron la caída del Imperio ruso y del zarismo. Tras una etapa con el Gobierno provisional en el poder, los bolcheviques se harían con el control de Rusia y esto provocaría el nacimiento de la URSS (Unión de Repúblicas Soviéticas) y la consiguiente implantación del comunismo.

Cuándo empezó y cuándo terminó la Revolución rusa

La Revolución rusa comenzó el 9 de enero de 1905, cuando miles de personas se dirigieron de forma pacífica al Palacio de Invierno con el propósito de hacerle llegar al zar sus reivindicaciones. Su fecha de conclusión fue el 17 de junio de 1923, que es cuando se producen los últimos combates de la guerra civil rusa. Se sitúa dentro de la Edad Contemporánea.

Antecedentes de la Revolución rusa

A principios del siglo XX, en Rusia había una monarquía. El zar, que es como se denominaba a su rey, era absolutista, por lo que controlaba todos los poderes del Estado. Para ejercerlo, contaba con la ayuda de la nobleza, el ejército y la Iglesia ortodoxa.

Por todo ello, surgieron varios partidos que, si bien poseían ideas políticas diferentes, se mostraban contrarios al zarismo:

  • Burgueses: al igual que en otras revoluciones, la burguesía también buscaba su papel en la sociedad.
  • Campesinos: el mejor ejemplo es el Partido Social-Revolucionario, liderado por Aleksándr Kérenski.
  • Obreros revolucionarios: se dividían en mencheviques, que eran moderados, y bolcheviques, cuya ideología era más radical y estaban encabezados por Lenin.

Causas de la Revolución rusa

A continuación os detallamos por qué se originó la Revolucion rusa, fijándonos para ello en los factores económicos, sociales e incluso bélicos que conllevaron su aparición.

Causas económicas

Aunque la Revolución Industrial llegó a Rusia, no lo hizo con la misma intensidad que en otros países. De hecho, la agricultura seguía siendo el eje de la economía y el 90% de la población se dedicaba a ella. Pero, incluso así, su producción no se había modernizado. La nación, pues, seguía anclada en el Antiguo Régimen.

Causas sociales

El descontento de campesinos y obreros era evidente, puesto que sus condiciones laborales no eran buenas y sus ingresos no les permitían vivir sin preocupaciones. Los nuevos movimientos sociales recogieron este malestar en sus ideas y discursos políticos.

Causas bélicas

Las derrotas de Rusia en la guerra rusa-japonesa y en la Primera Guerra Mundial provocaron la insatisfacción de los militares y de la ciudadanía en general.

Etapas de la Revolución rusa

Revolución de 1905

El 9 de enero de 1905, unos 200.000 obreros y campesinos se desplazaron con sus familias hasta el Palacio de Invierno de San Petersburgo, lugar en el que residía el zar. Su propósito era entregarle una carta en la que le pedían una serie de mejoras salariales y la convocatoria de una asamblea constituyente.

Las autoridades respondieron de forma represiva y violenta, matando a cientos de personas e hiriendo a cerca de mil. Ese día se conoce como el Domingo Sangriento. Debido a ello, las huelgas, las revueltas, los levantamientos y las insurrecciones, como la del acorazado Potemkin, se repetirían durante meses e incluso años, propiciando la aparición de sóviets (asambleas populares).

Ante esta situación tan inestable, Nicolás II creó la Duma, es decir, la monarquía se volvió parlamentaria. Ahora bien, se trataba de un parlamento que el zar podía convocar o disolver cuando decidiera y cuyos poderes estaban bastante limitados.

Revolución de Febrero

En el año 1914, Rusia participó en la Primera Guerra Mundial sin haber resuelto sus problemas económicos. Las sucesivas derrotas y el desabastecimiento de armas y alimentos provocaron un gran malestar, convocándose huelgas y manifestaciones que luego se reprimían con dureza.

La marcha más importante fue la que se llevó a cabo en San Petersburgo el 23 de febrero de 1917. El día 25 se produjo una huelga general, y el 26 hubo motines en los cuarteles. De hecho, los soldados no obedecieron las órdenes de disparar contra los huelguistas.

El 27 de febrero de 1917 se estableció un Gobierno provisional en el que destacó la figura del moderado Aleksándr Kérenski. Se obligó al zar a abdicar y se intentó crear un sistema político liberal, si bien el gobierno no fue capaz de mantener su autoridad en todo el país.

Así, la participación en la Gran Guerra continuó siendo muy impopular, mientras que no existía unidad entre los partidos revolucionarios. Los mencheviques no querían hacerse con el control por medio de una revolución y preferían llegar a un pacto con los liberales. Sin embargo, los bolcheviques, que poco a poco aumentaron su poder en los sóviets, aprovecharon esta situación de descontento para poner a la gente a su favor…

Revolución de Octubre

Lenin, que era el líder de los bolcheviques, regresó del exilio en abril de 1917 y escribió las conocidas como Tesis de Abril, en las que explicaba su programa si se hacía con el gobierno:

  • Oposición y retirada de la Primera Guerra Mundial.
  • No cooperar con el Gobierno provisional, al que encuadraba dentro de la burguesía.
  • Supresión de la propiedad privada.
  • Abolición del ejército, la policía y la burocracia.
  • Entrega del poder a los sóviets.
  • Fábricas controladas por los comités de obreros.
  • Redistribución de la tierra.
  • Autonomía para determinadas regiones.

En otoño, Lenin y León Trotski decidieron que había llegado el momento de levantarse contra el Gobierno provisional. Durante la noche del 24 de octubre de 1917, los bolcheviques tomaron los puntos estratégicos de San Petersburgo (banco central, puentes, estaciones…).

Al día siguiente se produjo el asalto del Palacio de Invierno y, dado que la mayoría de las tropas apoyaron el levantamiento, apenas hubo víctimas. Se cesó entonces al Gobierno provisional y se creó otro al que se llamó el Consejo de Comisarios del Pueblo, cuyo presidente fue el propio Lenin.

Guerra civil rusa

La Revolución rusa no triunfó en todos sitios, de ahí que militares del antiguo ejército zarista impulsaran una contrarrevolución a la que se conoció como el Movimiento Blanco. De esta forma, lucharon contra el Ejército Rojo, que es como se denominaba a las fuerzas armadas por parte de los bolcheviques en el poder. Estos eran, pues, los bandos enfrentados.

La contienda se prolongó de 1917 a 1923, provocando el asesinato de la familia real rusa y la muerte de millones de personas a causa de la hambruna. Es por ello que los bolcheviques establecieron el comunismo de guerra como política económica, pues nacionalizaron la industria y requisaron el grano a los campesinos para de esta manera abastecer el frente y las ciudades.

Durante esta época se cambió la denominación a Rusia, que pasó a ser la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Se dejaba atrás el modelo de Estado anterior, es decir, el liberal-burgués, y aparecía la dictadura del proletariado a la que se refería Karl Marx en el siglo anterior. Todas las decisiones quedaban en manos del Partido Comunista, prohibiéndose el resto de partidos políticos.

Consecuencias de la Revolución rusa

Consecuencias políticas

Tras la caída del régimen zarista, se implantó el comunismo, una ideología que luego se extendió a otros países (no obstante, la revolución no tuvo éxito en los países capitalistas).

Además, se creó la URSS y se afianzó la dictadura al existir un único partido. Desde un punto de vista internacional, esta Unión Soviética lideró el Bloque del Este, mientras que Estados Unidos hizo lo propio con el Bloque occidental. Nacía la Guerra Fría

Consecuencias económicas

La guerra civil dejó al país arruinado durante varios años.

Consecuencias sociales

De igual modo que la Revolución francesa supuso pasar del Antiguo al Nuevo Régimen o Régimen Liberal, la Revolución rusa también transformó la sociedad de la época. Así, desaparecieron las clases sociales tradicionales (nobleza, clero, burguesía).

Asimismo, millones de personas se exiliaron o fueron desterradas, pues no compartían el modo de pensar de los nuevos gobernantes comunistas.

Fuentes:

  • La URSS, un nuevo modelo de Estado – Unidad 7 – 4º ESO. Lecciones de Historia. Rosa Liarte.
  • Historia Universal. XXI capítulos fundamentales. David García Hernán.
  • Influencia de la Revolución rusa en el mundo del siglo XX. UNED. Mª Concepción Ybarra.
  • La Revolución rusa y el nacimiento de la URSS. La cuna de Halicarnaso.
  • Revolución rusa. Wikipedia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *