Plebeyos

Plebeyos, un término empleado frecuentemente por los historiadores para referirse a aquellas personas que no poseían un vínculo sanguíneo con los padres fundadores de Roma.

Los plebeyos, quienes serian la contraparte social de los patricios durante gran parte de la historia de la antigua Roma, evolucionarían como clase social hasta formar parte del poder político de Roma; a continuación, os explicamos con detalle su significado e historia.

Definición de plebeyo

¿Quiénes eran los plebeyos? Los plebeyos era el nombre que recibían aquellas personas cuyo origen no estaba ligado al de las curias primitivas de Roma, esto es, a las familias (gens) que junto a Rómulo fundaron Roma el 21 de abril del 753 a.C.

Significado de plebeyo

La palabra plebeyo tiene su origen etimológico en el latín plebs, cuyo significado aún es incierto; sin embargo, algunos historiadores sugieren que quiere decir hijos de la tierra.

En la antigua Roma, ser un plebeyo significaba que tu origen era extranjero, por lo que no se podía remontar a las tribus primitivas fundadoras de Roma. En consecuencia, un plebeyo, al menos durante los primeros 259 años de historia de Roma, no podía disfrutar de los privilegios y derechos que gozaban los romanos de pura sangre o patricios.

Historia de los plebeyos

La historia de los plebeyos, y su conflicto social con los patricios, se remonta a mediados del siglo V a.C., cuando la monarquía de Roma iniciaba su decadencia y la República romana, por el contrario, daba sus primeros pasos.

Roma, siendo una civilización con un considerable poderío militar, empezó a expandirse por toda Europa, por lo que su población comenzó a crecer de forma exponencial como consecuencia de la anexión de los nuevos territorios conquistados.

Sin embargo, esta nueva población, cuyo origen era foráneo, no formaba (ni debía formar, según los patricios) parte del populus romanus ni de ninguna familia fundadora.

La expansión territorial de Roma por toda Europa fue tan grande que la población plebeya superó por mucho al patriciado romano.

Es por ello que, siendo los plebeyos la mayor población del Imperio romano, fue necesario ir dotándoles de derechos y privilegios paulatinamente, los cuales poco a poco les irían igualando respecto al patriciado romano, al punto tal de que fuese hasta irrelevante saber si alguien era un plebeyo o no.

A mediados del siglo VI a.C., los plebeyos recibieron el derecho de ser anexados en registros públicos, por parte del rey Servio Tulio, así como también fueron clasificados según su habilidad artesana (flautistas, tintoreros, zapateros, orífices, broncistas, carpinteros, curtidores y alfareros).

Además, dichas reformas sociales les permitieron formar parte del gran ejército romano. Finalmente, en el año 494 a.C., durante los acontecimientos de la secesión plebeya del Monte Sacro, los plebeyos darían un paso aún mayor, pues conseguirían formar parte del senado de la República romana.

Desde la secessio plebis del 494 a.C., y con el pasar de los años, la población plebeya iría consiguiendo, poco a poco, nuevos derechos, caso del derecho al matrimonio, el derecho al sacerdocio o el derecho al sufragio, entre otros.

A mediados de la época imperial romana, el uso del término plebeyo había perdido su importancia, pues tanto plebeyos como patricios ya eran iguales ante la ley.

Características de los plebeyos

En aras de una mayor síntesis y comprensión del artículo, os presentamos una lista de las características principales de la plebe o de los plebeyos como orden social:

Origen de los plebeyos

Los plebeyos eran de origen foráneo y, en un principio, no eran considerados como parte de la población romana.

Obligaciones de los plebeyos

Los plebeyos poseían obligaciones sociales, siendo el servicio militar una de las más destacables.

Clasificación de los plebeyos

Los plebeyos, como orden social, también poseía su propia clasificación:

  • Homines novi: eran un grupo pequeño que gozaba de gran influencia en ámbitos políticos y militares.
  • Equites: destacaban por su afinidad con el servicio militar en caballería.
  • Adsidui: estaban obligados a formar parte de la infantería militar.
  • Proletarii: constituían el grupo más bajo de la plebe.

Los plebeyos no eran necesariamente pobres, ni mucho menos una clase social basada en la riqueza, sino más bien una connotación que recibían aquellas personas cuyo origen era extranjero.

Profesiones de los plebeyos

Muchos plebeyos destacaban por ser grandes artesanos de distintas artes y oficios, como la tintorería, la zapatería, la orfebrería, la carpintería o la alfarería, por poner tan solo unos ejemplos.

Los plebeyos y la política

Conviene que recordar que, durante los primeros 259 años de historia de Roma, los plebeyos no podían formar parte del poder político de la ciudad. Luego de la mencionada secessios plebis, los plebeyos gozaron de una representación política exclusiva en el senado romano.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *