Hombre de Vitruvio

Ficha del Hombre de Vitruvio

  • Nombre común: Hombre de Vitruvio.
  • Nombre académico: Estudio de las proporciones ideales del cuerpo humano.
  • Autor: Leonardo da Vinci.
  • Técnica: pluma y tinta sobre papel.
  • Antecedentes: representación de las proporciones del ser humano, según la descripción dada por el arquitecto romano imperial Marco Vitruvio en De architectura, realizada por el polímata Francesco di Giorgio Martini (1480).
  • Año: 1492.
  • Corriente artística: Renacimiento.
  • Tamaño: 34,4 cm. x 25,5 cm.
  • Localización actual: Galería de la Academia de Venecia, Venecia, Italia.

Resulta cuando menos curioso pensar que un boceto, hecho a tinta y plasmado sobre un papel ordinario, sea considerado un icono de una corriente artística y filosófica tan importante para la historia del arte como el Renacimiento.

¿Qué hace tan especial al Hombre de Vitruvio? ¿Por qué se le considera un icono del Renacimiento? ¿Qué significado se esconde tras su aparente simplicidad? ¿Qué idea o sentimiento quería trasmitir el artista a través de la obra?

El siguiente artículo tendrá como finalidad principal responder todos y cada uno de los interrogantes antes planteados. Para ello, se realizará un análisis exhaustivo del Hombre de Vitruvio, obra del célebre Leonardo da Vinci, desde una perspectiva estrictamente filosófica y artística.

Significado del Hombre de Vitruvio

A simple vista, el Hombre de Vitruvio no es más que una representación, cuando menos extraña, de un hombre de cuatro piernas y cuatro brazos. Pero, ¿por qué cuatro piernas y cuatro brazos?

Antes de responder al interrogante anterior, es preciso aclarar el motivo del nombre de la obra. Comúnmente, se le llama Hombre de Vitruvio a la célebre obra de Leonardo da Vinci debido a que esta expresa cabalmente las proporciones del ser humano descritas por el arquitecto romano imperial Marco Vitruvio en su tratado De architectura.

Retrato de Marco Vitruvio Polión
Retrato del arquitecto Marco Vitruvio Polión.

Desde una perspectiva filosófica, se interpreta al Hombre de Vitruvio como una plasmación de un ser humano dual (de ahí el porqué de los dos pares de extremidades). Esta dualidad representa la doble condición del ser humano: su naturaleza humana y su naturaleza espiritual:

  • Condición humana o terrestre: se vive en cada situación cotidiana, aparentemente ordinaria e irrelevante para la trascendencia del ser humano.
  • Condición espiritual o celeste: se manifiesta a través del continuo deseo del ser humano de alcanzar la eternidad, en la esperanza de que existe algo más allá de esta vida (un orden perfecto al que el hombre como especie pertenece y al que algunos le llaman Dios).

En este sentido, el Hombre de Vitruvio representa al ser humano universal, no al ser humano centro de la creación, sino al ser humano inserto en la naturaleza misma, al ser humano como parte de un todo mucho más grande que sí mismo.

Dualidad humana-espiritual del Hombre de Vitruvio

Ahora bien, si el Hombre de Vitruvio representa la dualidad humana-espiritual intrínseca en el ser humano, entonces perfectamente se pueden analizar dos partes de un mismo dibujo.

  1. En primer lugar, está el hombre inscrito en el cuadrado. Esta figura geométrica históricamente ha sido símbolo de la naturaleza terrestre, por lo que, naturalmente, el hombre inscrito en el cuadrado expresa la condición humana y terrestre del mismo.
  2. En segundo lugar, está el hombre inscrito en el círculo. Por su parte, esa figura representa la naturaleza espiritual del ser humano; la perfección misma, aquello que no tiene principio ni tampoco fin.
Hombre de Vitruvio
Hombre de Vitruvio, obra de Leonardo DiCaprio (año 1492).

Nótense las similitudes entre la dualidad humana-espiritual planteada por Leonardo da Vinci y la dualidad del mundo planteada por Platón.

Así, por ejemplo, la condición humana o terrestre, es decir, el hombre inscrito en el cuadrado, pertenecería al mundo platónico sensible; mientras, la condición espiritual o celeste, o sea, el hombre inscrito en el círculo, pertenecería al mundo platónico de las ideas.

A pesar de las similitudes entre la perspectiva platónica del mundo y el Hombre de Vitruvio, la intención de Leonardo da Vinci no era recrear en un dibujo una de las postulaciones más conocidas de Platón, sino, por el contrario, representar al ser humano como el puente que une al mundo material y al mundo espiritual.

En este sentido, el hombre es la medida de todas las cosas debido a que es aquello que conecta lo perfecto con lo ordinario, es decir, el puente entre ambos mundos. Una idea que sería acogida calurosamente por una Europa, ante todo, antropocentrista (de ahí el porqué se considera al Hombre de Vitruvio una obra insigne del Renacimiento).

Características del Hombre de Vitruvio

El mismo Leonardo da Vinci ofrece una descripción sumamente detallada de su obra, amén de expresar las proporciones del ser humano:

  • 4 dedos hacen 1 palma.

  • 4 palmas hacen 1 pie.

  • 6 palmas hacen 1 codo.

  • 4 codos hacen la altura del hombre.

  • 4 codos hacen 1 paso.

  • 24 palmas hacen un hombre (…).

  • La longitud de los brazos extendidos de un hombre es igual a su altura.

  • Desde el nacimiento del pelo hasta la punta de la barbilla es la décima parte de la altura de un hombre.

  • Desde la punta de la barbilla a la parte superior de la cabeza es un octavo de su estatura.

  • Desde la parte superior del pecho al extremo de su cabeza será un sexto de un hombre.

  • Desde la parte superior del pecho al nacimiento del pelo será la séptima parte del hombre completo.

  • Desde los pezones a la parte de arriba de la cabeza será la cuarta parte del hombre.

  • La anchura mayor de los hombros contiene en sí misma la cuarta parte de un hombre.

  • Desde el codo a la punta de la mano será la quinta parte del hombre.

  • Desde el codo al ángulo de la axila será la octava parte del hombre.

  • La mano completa será la décima parte del hombre.

  • El comienzo de los genitales marca la mitad del hombre.

  • El pie es la séptima parte del hombre.

  • Desde la planta del pie hasta debajo de la rodilla será la cuarta parte del hombre.

  • Desde debajo de la rodilla al comienzo de los genitales será la cuarta parte del hombre.

  • La distancia desde la parte inferior de la barbilla a la nariz y desde el nacimiento del pelo a las cejas es, en cada caso, la misma, y, como la oreja, una tercera parte del rostro.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *