Historia del arte

El pensamiento artístico, junto al religioso y al científico, han acompañado a la humanidad prácticamente desde el inicio de su existencia como especie, evolucionando junto a esta y adaptándose a las características sociales y culturales de cada época de la historia.

Así pues, es la intención de este artículo presentar la historia del arte y su evolución, desde la prehistoria hasta la actualidad, ofreciendo así un repaso histórico de las expresiones de arte más destacadas de todos los tiempos. 

Arte en la Prehistoria

Arte en el Paleolítico (2.500.000 a. C. – 9000 a. C.)

El Paleolítico, periodo histórico que comenzó hace 2,5 millones de años y que culminó aproximadamente en el año 9000 a. C. con la llegada de la Revolución del Neolítico, pese a su antigüedad y a la inexistencia misma del ser humano (Homo sapiens) como especie durante la mayor parte del mismo, no estuvo exento de arte.

Pinturas rupestres de las cuevas de Lascaux
Pinturas rupestres de las cuevas de Lascaux. Imagen de Wikipedia.

Durante el Paleolítico, las expresiones de arte más características empleadas por los homínidos y los primeros humanos fueron las pinturas rupestres en cuevas, siendo las pinturas rupestres de las cuevas de Lascaux una de las más famosas.

Arte en el Neolítico (9000 a. C. – 3500 a. C.)

Con la llegada del Neolítico y el establecimiento de los primeros asentamientos humanos, el arte evolucionaría.

Así pues, las antiguas pinturas rupestres serían reemplazadas por el megalitismo, una expresión de arte que consistía en apilar piedras gigantes para formar estructuras.

Stonehenge
Stonehenge. Imagen de Flickr.

Stonehenge es una de las estructuras megalíticas más destacada y relevantes del Neolítico.

Arte en la Edad Antigua

Arte mesopotámico (3500 a. C. – 539 a. C.)

Hacia el año 3400 a. C., los sumerios, la primera gran civilización mesopotámica, inventarían la escritura cuneiforme, marcando así el fin de la prehistoria.

La aparición de la escritura en Mesopotamia, permitió el desarrollo cultural y el crecimiento de las civilizaciones allí asentadas, trayendo como consecuencia la mejora y la expansión del arte mesopotámico.

Código de Hammurabi
Detalle del Código de Hammurabi.

La obra más destacada del arte mesopotámico es, sin duda, la estela del Código de Leyes de Hammurabi, en la cual se hallan grabadas las 282 leyes del Código de Hammurabi, uno de los primeros códices de leyes de la historia.

Arte egipcio (3100 a. C. – 30 a. C.)

Desde el periodo dinástico temprano, con la Primera y la Segunda dinastía de Egipto, hasta el periodo grecorromano, con las dinastías argéada, ptolemaica y romana, el arte en el antiguo Egipto jugó un papel fundamental en la vida de los egipcios, desde el faraón hasta los esclavos.

Pirámides de Egipto

El arte egipcio quedaría impreso en la historia misma a través de sus grandes obras, como, por ejemplo, la pirámide de Keops, la pirámide de Micerinos, la pirámide de Kefrén, la Gran Esfinge de Guiza y el Busto de Nefertiti, quien fuese esposa de Akenatón.

Arte griego-helenístico (850 a. C. – 31 a. C.)

A menudo, la antigua Grecia es recordada por ser la cuna de la democracia y de los más grandes pensadores y filósofos de todos los tiempos.

Sin embargo, poco se habla del arte de los griegos, el cual no era para nada despreciable. Ello se puede constatar al contemplar el Partenón de Atenas, un templo consagrado a la diosa del mismo nombre construido con mármol blanco del Monte Pentélico y cubierto con tejas de mármol procedentes de la isla de Paros.

Partenón de Atenas
El Partenón, óleo sobre lienzo de Frederic Edwin Church del año 1871.

Asimismo, a finales del siglo IV, y gracias a las conquistas de Alejandro Magno, la cultura y el arte helenístico se expandirían desde Macedonia, en Grecia, hasta Punjab, en la India, trayendo como consecuencia la construcción de grandes ciudades, templos y monumentos tanto en Occidente como en Oriente.

El Faro de Alejandría, en Egipto, es el más grande hito artístico del periodo helenístico.

Arte romano (500 a. C. – 476 d. C.)

El secreto tras la riqueza y magnificencia del arte romano reside en la influencia que este recibió del arte etrusco, en primer lugar, y, después, del arte griego-helenístico, uniendo en un mismo arte el sentido estético griego y el pragmatismo propio de la cultura romana.

Acueducto de Segovia
Acueducto de Segovia. Imagen de Flickr.

En la actualidad, se pueden contemplar grandes obras procedentes del arte romano como:

  • El busto romano de Antínoo.
  • El Coliseo de Roma.
  • El Arco de Septimio Severo.
  • El Acueducto de Segovia.
  • El Panteón de Agripa.
  • El Buen Pastor.
  • Augusto de Prima Porta.

Arte en la Edad Media

Arte islámico (4761453)

El arte islámico, caracterizado por los sorprendentes laberintos presentes en sus arquitecturas, predominó en Oriente Próximo y gran parte de Europa gracias a la conquista musulmana de la península ibérica (al-Ándalus) a inicios del siglo VIII.

Mezquita de Córdoba
Interior de la Mezquita de Córdoba, óleo sobre lienzo de Edwin Lord Weeks de alrededor del año 1880.

Algunas de sus obras más destacadas son la Mezquita de Córdoba y la Alhambra de Granada.

Arte bizantino (4761453)

Por su parte, el arte bizantino estuvo presente en el Mediterráneo oriental, especialmente en Constantinopla, capital del Imperio bizantino.

Al igual que el arte romano, del que una vez este formó parte, el arte bizantino estuvo influenciado por el arte helenístico, así como también por el arte oriental e incluso por el arte paleocristiano.

Santa Sofía
Santa Sofía. Imagen de Flickr.

Sin duda, su obra más representativa es la antigua catedral de la Iglesia ortodoxa bizantina, Santa Sofía, cuyo interior se encuentra decorado con revestimientos de mosaicos (una de las principales características del arte bizantino).

Arte románico (siglos XI, XII y XIII)

Este estilo, que fue predominante en Europa Occidental, destacó por tratarse de una manifestación de la religiosidad de la época.

El arte románico se aplicó en distintos ámbitos, desde la arquitectura, con proliferación de iglesias y catedrales, hasta la pintura y la escultura, dominadas por cuestiones religiosas y pasajes de la Biblia.

Catedral de Santiago de Compostela
Catedral de Santiago de Compostela. Imagen de Flickr.

Algunos ejemplos del arte románico son los siguientes:

  • Abadía de Cluny.
  • Catedral de Santiago de Compostela.
  • Pantocrátor del ábside de San Clemente de Tahull.

Arte gótico (1137 – siglo XVI)

También propio de Europa Occidental, apareció con el propio renacer de las ciudades, destacando por su altas edificaciones y el mayor uso de la luz en la arquitectura, mientras que en la pintura y en la escultura se buscó más realismo que en épocas anteriores.

Notre Dame de París
Notre Dame de París, obra de Jean François Raffaëlli de entre los años 1890 y 1895.

Entre las obras más destacas del arte gótico habría que mencionar las siguientes:

  • Catedral de Notre Dame.
  • Ángel de la sonrisa de la catedral de Reims.
  • Virgen en Majestad, de Cimabue.
  • El matrimonio Arnolfini, de Jan van Eyck.

Renacimiento (14001550)

A finales de la Edad Media, surgiría en Europa una nueva corriente artística impulsada por la creciente expansión del antropocentrismo, es decir, la consideración de que el ser humano es el centro de todas las cosas y el fin absoluto de todo cuanto existe.

Esta concepción filosófica antropocentrista daría nacimiento a increíbles artistas como Brunelleschi, Sandro Botticelli, Miguel Ángel y Leonardo Da Vinci.

La Gioconda
La Gioconda, también conocida como La Mona Lisa, obra de Leonardo da Vinci de entre los años 1503 y 1516.

Algunas de las obras más representativas del Renacimiento fueron las siguientes:

  • Cúpula de Santa María del Fiore, construida por Filippo Brunelleschi.
  • La primavera y El nacimiento de Venus, ambas obras maestras de Sandro Botticelli.
  • El David, esculpido por Miguel Ángel.
  • La última cena y La Gioconda, de Leonardo da Vinci.

Arte en la Edad Moderna

Manierismo (15271580)

El manierismo, también conocido como Renacimiento tardío, fue un movimiento artístico que llevó los principios artísticos del Renacimiento a un nivel superior, dotando de un enfoque estilizado y exagerado a las pinturas y esculturas renacentistas.

La Madona del cuello
La Madona del cuello, obra sobre lienzo de Parmigianino de los años 1535-1540.

Las obras artísticas más destacadas del manierismo fueron las siguientes:

  • El descendimiento de Cristo, de Rosso Fiorentino.
  • La Virgen y el Niño con San José y San Juan Bautista, de Jacopo Carucci.
  • La Madona del cuello, de Parmigianino.
  • Mercurio y El rapto de las sabinas, ambas de Jean de Boulogne.
  • La apertura del quinto sello del Apocalipsis, de DomenikosTheotokopoulos (El Greco).

Barroco (16001750)

A inicios del siglo XVII, en contraste con los principios artísticos del Renacimiento y el Manierismo, el Barroco surgiría como un movimiento artístico caracterizado por expresar una sensibilidad pesimista, desengañada, critica y compleja, manifestándose en lo estrambótico y confuso de sus pinturas y esculturas.

Los horrores de la guerra
Detalle de Los horrores de la guerra, óleo sobre lienzo de Pedro Pablo Rubens (años 16371638).

Veamos algunas de las expresiones artísticas más destacadas del Barroco:

  • Los horrores de la guerra, pintada por Pedro Pablo Rubens.
  • El Palacio de Versalles, diseñado por los arquitectos Luis Le Vau, François d’Orbay y Jules Hardouin-Mansart.

Arte en la Edad Contemporánea

Neoclasicismo (17501850)

El Neoclasicismo fue un movimiento artístico y literario surgido a mediados del siglo XVIII. Este se caracterizó por la recuperación de los valores filosóficos y estéticos de la antigüedad clásica greco-latina, combinando dichos principios con el culto a la razón impulsado por la Ilustración.

El quitasol
El quitasol, óleo sobre lienzo de Francisco de Goya (año 1777).

Los principales representantes del Neoclacismo fueron los siguientes:

  • Jacques-Louis David, con obras como El juramento de los horacios, Napoleón cruzando los Alpes y La muerte de Sócrates.
  • Francisco Bayeu con El paseo de las delicias y La feliz unión de España y Parma impulsa las ciencias y las artes.
  • Francisco de Goya, quien fue un pintor de transición entre el Neoclasicismo y el Romanticismo, gracias a sus obras La Familia de Carlos IV y El quitasol.

Romanticismo (17801850)

El Romanticismo fue un movimiento artístico y literario surgido en Inglaterra, Alemania y Francia a finales de la Edad Moderna que, en contraste con el Neoclasicismo, abogó por la expresión de la subjetividad y la libertad en sus obras sin restricción alguna (aunque ello no implicó necesariamente un rechazo absoluto de los principios artísticos del arte neoclásico).

Más allá de ser un movimiento artístico, el Romanticismo se convirtió en el basamento filosófico de los movimientos revolucionarios y nacionalistas de finales del siglo XVIII y del siglo XIX.

Algunos de estos movimientos fueron la Revolución francesa (1789), la Unificación italiana (Il risorgimiento), la Unificación alemana y la oleada revolucionaria europea de 1848 conocida como la Primavera de los Pueblos.

El caminante sobre el mar de nubes
El caminante sobre el mar de nubes, óleo sobre tela de Caspar David Friedrich (año 1818).

Algunas de las obras más conocidas de este periodo son las siguientes:

  • La Libertad guiando al pueblo, de Eugène Delacroix.
  • El caminante sobre el mar de nubes, de Caspar David Friedrich.
  • Los fusilamientos del 3 de mayo, de Francisco de Goya.

Realismo (18481900)

El Realismo fue un movimiento artístico y literario surgido en Francia a mediados del siglo XIX cuya característica principal era exponer, de forma fidedigna, la realidad del mundo y la vida cotidiana, haciendo un énfasis especial en su crudeza y hostilidad.

Se manifestó como un movimiento cultural reaccionario ante el Romanticismo y la subjetividad del mismo.

El vagón de tercera clase
El vagón de tercera clase, óleo de Honoré Daumier (año 1862).

Algunas de las obras más representativas del Realismo fueron las que mencionamos a continuación:

  • El vagón de tercera clase, de Honoré Daumier.
  • Entierro en Ornans, de Gustave Courbet.
  • Las espigadoras, de Jean- François Millet

Vanguardismo (1900 – actualidad)

A inicios del siglo XX, un conjunto de tendencias artísticas y literarias surgirían con la finalidad de romper con el academicismo tradicionalista.

A estos movimientos artísticos se les conocería años después como vanguardias, y establecerían un punto de inflexión en la historia del arte a través de la liberación del espíritu creativo.

Un concepto que, si bien había sido propuesto por el Romanticismo, sería llevado a un nivel extremo en el arte vanguardista.

Retrato de Pablo Picasso
Retrato de Pablo Picasso, obra de Juan Gris perteneciente al cubismo (1912).

Dentro del vanguardismo se pueden clasificar movimientos artísticos como…

  • El expresionismo.
  • El cubismo.
  • El futurismo.
  • La abstracción lírica.
  • El dadaísmo.
  • El constructivismo.
  • El suprematismo.
  • El creacionismo.
  • El neoplasticismo.
  • El ultraísmo.
  • El surrealismo.
  • El expresionismo abstracto.
  • El arte pop.

Referencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *